Search

Ambroz-Cáparra, mucho más que Hervás y Granadilla

Ambroz-Cáparra es un destino turístico bendecido por la legendaria Vía de la Plata y bien comunicado por la A-66, un rico legado cultural, bosques de cuento, mares de agua dulce y de olivos, kilómetros y kilómetros de vías verdes… un sinfín de maravillas más allá de Hervás y Granadilla, pueblos de postal que han hecho popular a este rincón de la provincia de Cáceres.

Paisajes para desconectar en Ambroz-Cáparra

Ambroz-Cáparra es la unión del Valle del Ambroz y la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla con tanto por ver, que es la guinda perfecta de la histórica Vía de la Plata en el norte de Extremadura. Un destino de turismo cruzado por la calzada que los romanos crearon hace miles de años para conectar el oeste peninsular y que hoy en día es todo un paraíso justamente para desconectar.

Ya solo sus paisajes desestresan, montañas, bosques o cumbres nevadas en el Valle del Ambroz, llanuras y sierras salpicadas de olivares en Trasierra-Tierrasde Granadilla y un mismo río con dos nombres. El Ambroz, al que llaman Cáparra cuando se adentra dibujando hermosas vistas en el reino de la manzanilla cacereña, y que da idea de que Ambroz-Cáparra es un mismo destino turístico, pero con dos territorios que brillan por sí solos.

Turismo cultural en Ambroz-Cáparra

Toda visita cultural a Tierras de Granadilla pasa por el Arco de Cáparra, el único de España con forma cuadriforme y bajo el que cruza la mismísima Vía de la Plata, y por el pueblo abandonado más vivo de Extremadura, Granadilla. Lejos de anegarlo, el pantano de Gabriel y Galán acabó acunando esta pintoresca villa medieval donde hay que subirse sí o sí al castillo almohade para contemplar sus espectaculares vistas. En su entorno, en Guijo de Granadilla, se halla la casa-museo de Gabriel y Galán, el poeta del castúo, y el curioso Pontón, una suerte de puente que parece estar perdido en medio del río Alagón.

Por su parte, visitar el Valle del Ambroz es como viajar en el tiempo. A la Edad Media para pasear por el laberíntico barrio judío de Hervás, la capital turística de la comarca con todo tipo de servicios, rica oferta gastronómica y el Museo Pérez Comendador-Leroux, o a la Roma Imperial para relajarse en el Balneario de Baños de Montemayor, cuyas termas ya se usaban en el siglo II antes de Cristo y por cuya Vía de la Plata que cruza al pueblo transitan hoy en día bañistas en albornoz en la que es la primera Villa Termal de Extremadura.

A La Garganta hay que ir a conocer el pozo de las nieves y el corral de los lobos, ingenios humanos para conservar los alimentos en verano y hacer frente al mayor enemigo del ganado. También el único Centro de Interpretación del Lobo de Extremadura y la única Vía Ferrata regional; a Segura de Toro para ver el toro, legado vetón, que preside la Plaza Mayor y a Abadía para imaginarse a Lope de Vega escribiendo en el Palacio Sotofermoso.

Maravillosos senderos y miradores

El Valle del Ambroz es un regalo para los senderistas. Pero si hay un clásico es Hervás con rutas para los más intrépidos como la del Pinajarro a más de 2.000 metros de altura y de dificultad moderada como la del Castañar Gallego por uno de los castaños más espectaculares del sur de Europa, la cascada de la Chorrera, la Pista Heidi o la Ruta Senderista Bosques del Ambroz que recorre varias localidades del valle. Para un paseo más relajado se puede optar por pequeños tramos de las mismas o por los innumerables senderos de los otros siete pueblos de la comarca, Abadía, Aldeanueva del Camino, Baños de Montemayor, Casas del Monte, La Garganta, Gargantilla y Segura de Toro. Este último alberga el mirador del Canchal de la Cigüeña, que está a la altura por categoría de los espectaculares miradores de Trasierra Tierras de Granadilla.

El mirador de los miradores de esta comarca es el Cerro del Búho, que ha revolucionado las redes sociales y está, como el Pico Pitolero donde se va también a hacer parapente desde su pista de despegue, en Cabezabellosa. Pero además del Mirador de Cabezabellosa, emblemático es también el Pico Blanco en La Pesga, la puerta natural de Las Hurdes que posee un delicioso paseo bordeando el Río de los Ángeles mientras que en Santa Cruz de Paniagua destaca la panorámica de la Sierra de Dios Padre lindando con Sierra de Gata. Ahigal, Cerezo, La Granja, Guijo de Granadilla, Jarilla, Marchagaz, Mohedas de Granadilla, Oliva de Plasencia, Palomero, Santibáñez el Bajo, Villar de Plasencia y Zarza de Granadilla completan los 15 pueblos de Trasierras-Tierras de Granadilla, salpicados por caminos con vistas a dehesas, olivares enclavados en sierras y amplias llanuras.

Deportes acuáticos al pie de la montaña y la dehesa extremeña

Ambroz-Cáparra es tierra de contrastes y junto a estos paisajes, se puede practicar windsurf, paddle surf, vela o kayak  en el embalse de Gabriel y Galán, en cuya orilla se halla El Anillo, el moderno Centro Internacional de Innovación Deportiva que recibe el nombre por su forma circular, y desde donde se puede llegar hasta el famoso meandro Melero y a La Pesga en barco. El pantano de Baños de Montemayor, el río Alagón, Palomero y los Ángeles en la Pesga son también ideales para practicar deportes acuáticos.

Chapuzones en Ambroz-Cáparra

Cuando aprieta el calor, el Valle del Ambroz ofrece piscinas naturales bien acondicionadas en Casas del Monte, Abadía, Gargantilla y Segura de Toro y en Hervás las Charcas Verdes son un paraje idílico donde refrescarse camino de la Chorrera.

En Trasierra-Tierras de Granadilla los chapuzones se pueden dar en la piscina natural de La Granja y en la piscina de Santa Cruz de Paniagua que se abastece con agua cien por cien natural así como en las playas de agua dulce de los Membrillares a orillas del embalse de Gabriel y Galán en Guijo de Granadilla y de la presa de las Cumbres en Ahigal.

Senderos MTB y la Vía Verde que cruza Ambroz-Cáparra

Las bicis no son solo para el verano en el Ambroz-Cáparra. Sobre todo en el Valle del Ambroz, con más de 200 kilómetros de caminos y sendas para MTB que son bien conocidos por los aficionados al ciclismo, mientras que también se puede pasar en bicicleta por debajo del Arco de Cáparra o llegar a Granadilla.

El Camino Natural Vía Verde Ruta de la Plata permite cruzar el Ambroz-Cáparra desde Plasencia a Béjar sobre dos ruedas, a pie o corriendo a través del trazado del antiguo ferrocarril disfrutando de vistas maravillosas.

Ambroz-Cáparra, estrellas hasta en la mesa y eventos estrella como el Otoño Mágico

Ambroz-Cáparra es un destino ideal para ver estrellas. Las de su cielo limpio de contaminación lumínica, las Michelín del Restaurante Versátil de Zarza de Granadilla y las del teatro en la extensión del Festival de Mérida en Cáparra. Este último es el evento cultural de mayor calado en la comarca para las noches de verano así como en Hervás la representación de los Conversos en el coqueto paraje de la Fuente Chiquita y en Baños, Termarium, la fiesta romana de la primavera. Aunque el Otoño Mágico del Valle del Ambroz es la gran Fiesta de Interés Turístico Nacional, que ofrece una completa agenda de planes como complemento a la explosión de color que vive esta comarca, de por sí digna de conocer.

Otros eventos para tener en cuenta son las fiestas del pimentón en octubre en Aldeanueva del Camino, el pueblo del Ambroz que pertenece a la Denominación de Origen Protegida Pimentón de La Vera.

En puertas de Todos los Santos el Encuentro en Granadilla, que reúne a los vecinos que tuvieron que abandonarlo en los 60, y la única misa mozárabe de Extremadura que se celebra en Ahigal, donde en tiempos matanceros se realiza la Matanza Paleta.

En noviembre, Cabezabellosa invita a participar en las Jornadas del Cabrero que rinden homenaje a los cabreros que en su día vivieron en las montañas de Traslasierra.

Planes para poner rumbo una y mil veces al destino Ambroz-Cáparra, como ir en otoño a setas en los bosques del Ambroz y a grullas en los dormideros del embalse de Gabriel y Galán y las dehesas de Zarza, Cáparra y Oliva de Plasencia o en cualquier momento del año a presentar los respetos a árboles centenarios declarados Árboles Singulares como el Romanejo de Cabezabellosa, el alcornoque de la Fresneda en Aldeanueva del Camino el Castaño del Corbiche de Casas del Monte y no digamos los magníficos Castaños del Temblar de Segura de Toro.

Ambroz-Cáparra, sin duda, es un destino para el descanso activo.

Foto de cabecera del Mirador de Cabezabellosa/Andy Solé

Publicado en mayo de 2024

© Planveando Comunicaciones SL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

El Bordón se va a la Garganta de los Infiernos

A la Garganta de los Infiernos se van los senderistas de El…

Hasta 35 zonas de baño en Extremadura en el censo de 2020 de la Junta

Hasta 35 zonas de baño en Extremadura aparecen en el censo de…

Ruta y cata de vinos al alimón en Plasencia

Senderismo y vinos. Buen maridaje para el sábado, 6 de septiembre, en…
fuera-foco

Estreno absoluto de la comedia musical Fuera de Foco en Zafra

La comedia musical Fuera de Foco se estrena en el Teatro de…