Catedral de PLasencia - Andy Solé -planVE

Las Catedrales de Plasencia, una visita imprescindible

La visita a las Catedrales de Plasencia ofrece un paseo por cuatro siglos de historia. El recorrido empieza en la fachada norte de la Catedral Nueva, subiendo la rampa o las escaleras donde se rodó el atentado contra Fernando el Católico en la televisiva serie Isabel, que conduce sin embargo a la Catedral Vieja. Aquí se inicia un recorrido fascinante por lo que no solo fue un templo, sino morada de los canónigos durante todo el Medievo desde el siglo XIII. La Canónica se llama, donde se acaba de estrenar además una visita extra por la Galería del Obispo que se puede hacer de jueves a sábados.

Catedral Vieja de Plasencia, morada canónica durante el Medievo

Desde la Catedral Vieja se pasa también al Museo Catedralicio de Plasencia, situado junto a un claustro luminoso donde asoma la Torre del Melón, de las que solo encontrará otra igual en las Catedrales de Zamora y Salamanca y en la Colegiata de Toro. Es la gran cúpula gallonada que corona la Sala Capitular, que era la sala de gobierno de los canónigos y está situada junto a la Contaduría o lo que es lo mismo, la caja fuerte de entonces.

Claustro de la Catedral

Es junto a la Sala Capitular donde se obra «el milagro». Como así llaman los guías, o las audioguías que están en cinco idiomas, al muro que marca el corte de ambas catedrales. El sitio justo donde se aprecia cómo la Catedral Nueva atraviesa a la vieja, la cual se había acabado de construir en el siglo XV cuando los mejores arquitectos del Renacimiento iniciaron la nueva que nunca llegó a terminarse.

Catedral Nueva de Plasencia

Por eso la Catedral Nueva de Plasencia solo tiene el primer tramo del cuerpo de naves aunque lo que destaca es el pan de oro con el que perfiló toda la arquitectura Juan de Álava y la verticalidad que le dio a las columnas suprimiendo los capitales, como se aprecia en los pilares de palmas del coro y la sillería de Rodrigo Alemán, recién restaurada, con escenas incluso eróticas o de fantasía y los sitiales de los Reyes Católicos tallados en taracea. Enfrente, junto al Retablo Mayor, se ve el escudo de otro rey, Carlos V, y en éste tallas de Gregorio Fernández y lienzos de Francisco Rizzi.

planVE

 

Aunque imponente son el Retablo de la Asunción de los Churriguera, de los pocos con la Virgen yacente que solo se puede contemplar durante la novena, y a su lado el órgano barroco, que son lo primero que se ve entrando por la Catedral Vieja. Al otro extremo, junto a la única vidriera restaurada, se encuentra el Retablo de las Reliquias que tradicionalmente se abría el 1 de noviembre con reliquias, que se sepa al menos, del siglo XV.  En el exterior queda la fachada plateresca de Juan de Álava y las gárgolas, que contrastan con la románica de la Catedral Vieja y el Enlosado, de Diego de Siloé, que es la terraza junto a la muralla donde mejor se aprecia la Torre del Melón.

Evento: Catedrales de Plasencia

Horario: de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 de martes a domingo

Entrada:  gratis para residentes en Plasencia, menores de doce años y grupos escolares o diocesanos. 4 euros individual y 3 en grupos y descuentos del 50% para familias numerosas, desempleados y personas de movilidad reducida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.