Planes para disfrutar la Semana Santa en Extremadura

La Semana Santa en Extremadura ofrece procesiones de Interés Turístico, celebraciones únicas como Los Empalaos de Valverde de la Vera, exposiciones en miniatura al estilo de los Belenes navideños, emotivos domingos de Resurrección y dulces tradiciones gastronómicas. A continuación encontrarás algunos planes para sacarle el mayor partido.

Procesiones de Interés Turístico

La Semana Santa de Cáceres fue la primera de Extremadura en recibir el título de Interés Turístico Internacional en 2011 y siete años después le fue concedido a la de Mérida, en agosto de 2018, por lo que lo estrena en este 2019.

En la Semana Santa de Cáceres destaca la sobriedad de las procesiones por la zona monumental, especialmente la del Cristo Negro el Miércoles Santo y en la Semana Santa de Mérida, el paso de las cofradías por sus monumentos romanos es espectacular. En el anfiteatro hay Via Crucis la madrugada del Viernes Santo, que recuerda al que asiste el Papa en Roma cada primavera.

La Flagelación de la Semana Santa de Mérida. Foto: Ayuntamiento de Mérida

 

La Semana Santa de Badajoz es de Interés Turístico Nacional, con procesiones y pasos solemnes como el de Jesús de la Espina que sale el Martes Santo. También lo es la de Jerez de los Caballeros, que deja preciosas estampas en uno de los destinos con encanto de Extremadura y tiene singularidades como que desde la tarde del Jueves Santo a la mañana del viernes se suceden varias procesiones.

La de Plasencia luce desde 2012 la distinción de Interés Turístico Regional, con el atractivo de los desfiles por su zona monumental que deja estampas como la de la salida del Nazareno de la Catedral el Miércoles Santo o la sobrecogedora urna del Santo Entierro el Sábado Santo. Idéntico título tiene la Semana Santa de Trujillo con bonitas tallas de madera y paso por su bella Plaza Mayor en el caso de las del Jueves y Viernes Santo.

Miniaturas de la Pasión

El Museo Luis de Morales de Badajoz acoge sendas exposiciones de dioramas y pasos en miniatura y la iglesia de San Martín de Plasencia estrena esta Semana Santa 2019 una escenificación de la Pasión, que es solo un adelanto de lo que será una gran composición final. Ver estas recreaciones al estilo de los belenes navideños es un buen plan con los niños durante las vacaciones.

Detalle del diorama de Semana Santa de Plasencia. Foto: @bonai_photo

Pasiones vivientes

Cada vez son más las localidades de Extremadura que se animan a representar su propia Pasión Viviente. La de Oliva de la Frontera es Fiesta de Interés Turístico Nacional y se representa tres días con distintas escenas: el Domingo de Ramos, el Jueves y Viernes Santo, igual que la de Pasarón de la Vera.

Pasión de Pasarón de La Vera

Escenificación de la Pasión Viviente de Pasarón de La Vera. Foto: Ayuntamiento de Pasarón

 

Entre las veteranas por llevar años escenificándose está la de Pasión Torrecilla de los Ángeles el Jueves Santo y de las últimas en incorporarse, la de Malpartida de Plasencia que se puede ver el Viernes Santo a mediodía en el exterior de la iglesia de San Juan Bautista Monumento Bien de Interés Cultural  y la de Alcántara en el conventual de San Benito, el Viernes Santo.

Empalaos  y Jaramagos

Dos tradiciones singulares de la Semana Santa en Extremadura son los Empalaos de Valverde de La Vera y la Noche de los Jaramagos de Orellana La Vieja. Los primeros salen el Jueves Santo por las calles de Valverde, descalzos, desnudos de cintura para arriba y con los brazos ensogados en cruz, dando continuidad a un rito del  XVI.

Los Empalaos de Valverde de La Vera salen en la madrugada del Jueves Santo

Los jaramagos de Orellana son arreglos florales a base de plantas aromáticas y silvestres con los que los jóvenes engalanan calles y fachadas en la madrugada del Sábado Santo al Domingo de Resurrección. Serán los adornos para la procesión del Encuentro que tiene lugar a las ocho de la mañana, en la que la Virgen que sale vestida de luto acaba cambiando su indumentaria.

El Mantel de la Última Cena en Coria

Semana Santa es un buen momento para ver el mantel de Coria en el museo de la Catedral de la localidad cacereña, una reliquia que se considera que vistió la mesa de la Última Cena. Ha formado parte de la exposición Las edades del hombre y sido examinado por científicos de la NASA que han visto similitudes entre esta pieza y la Sábana Santa de Turín.

El de la Catedral de Coria es uno de los museos imprescindibles en el norte de Extremadura.

Mantel de Coria Lourdes Gómez

Mantel de Coria. Foto: Lourdes Gómez

Singulares Domingos de Resurrección

La Carrerita de Villanueva de La Serena, el Domingo de Tiros en Zarza la Mayor, la fiesta del Chíviri en Trujillo o el Que sí, que no de Fregenal de la Sierra son celebraciones singulares del Domingo de Resurrección.

La Carrerita es Fiesta de Interés Turístico Regional y se distingue por la velocidad que alcanzan los costaleros en los 100 metros de espacio que tienen que salvar para que se encuentren  la Virgen de la Asunción y  Cristo Resucitado.

En el Domingo de Tiros la habilidad de los mayordomos que portan a la Virgen del Castillo y el Resucitado hace parecer que se abrazan y lo hacen hasta tres veces en medio de salvas de escopeta.

Domingo de Tiros en Zarza La Mayor. Foto: Ayuntamiento de Zarza la Mayor

El Chíviri de Trujillo es Fiesta de Interés Turístico de Extremadura, que el Domingo de Resurrección reúne a vecinos de todas las edades en la Plaza Mayor. Vestidos con traje regional, cantan el popular Ay Chíviri y otras coplas populares

En el Que sí, que no de Fregenal de la Sierra los frexnenses acompañan las imágenes de la Magdalena y San Juan en una primera carrera tras la misa de 10.00, desde la iglesia de Santa Ana hasta el convento de las Agustinas, donde le dirán a María que han visto a su hijo resucitado. A continuación hay procesión con Jesús Resucitado hasta el Llano de Santa Ana donde tendrá el Encuentro.

Días con sabor

Entre las tradiciones gastronómicas de Semana Santa está el Día del hornazo en Cabezabellosa, donde el Sábado Santo se reparten entre el público porciones de esta empanada y hay talleres infantiles en los que enseña a elaborarlos para mantener la tradición.

Durante las procesiones de Mérida es tradición repartir caramelos artesanales, como los de limón de la Mártir y en Almendralejo el Jueves Santo se regalan dulces cucuruchos con caramelos también artesanos.

En Orellana, la Semana Santa está asociada con los bollos dormíos, que se hacen con huevos, aceite, ralladura de limón, canela y anís, los hornazos y las empanadas rellenas de productos de la matanza, que es tradición tomar el Domingo de Resurrección después de la procesión del Encuentro.

Publicado en abril de 2019

© Planveando Comunicaciones SL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.