La Boda Regia descubre un destino histórico en La Raya

Fue como bien dice su nombre, una Boda Regia, el rey Don Manuel I se casó con Isabel de Castilla y Aragón, la hija primogénita de los Reyes Católicos, en Valencia de Alcántara. Era 1497 y esa unión abría la posibilidad de la unificación de los reinos. Especialmente poco después, cuando Isabel pasó a ser Princesa de Asturias. Aquel acontecimiento marcó la Historia de esta localidad cacereña de la Raya.

Más de 500 años después, la Boda Regia es un festival transfronterizo considerado Fiesta de Interés Turístico de Extremadura. Cada primer fin de semana de agosto, la Boda Regia revive la ceremonia con actividades culturales y recreativas junto con los vecinos portugueses de Marvão.

La Boda Regia en Valencia de Alcántara

El camino de Manuel I para encontrarse con Isabel

El Rey Manuel I recorrió el Alentejo portugués, pasó por Castelo de Vide y Marvão. Luego, cruzó la frontera hasta llegar a Valencia de Alcántara y casarse con Isabel.

Castelo de Vide es un pueblo lleno de detalles, fue el hogar de muchas familias judías y aún conserva ese pasado. Sus calles empinadas están coronadas por un castillo y cuentan con un Centro de Interpretación del Megalitismo, dada la importante presencia de dólmenes de uno y otro lado de La Raya. A unos 20 kilómetros de allí y más cerca de España está Marvão, uno de los pueblos más bonitos de Portugal. Está en un alto de la Serra de São Mamede, con su castillo, sus rincones de ensueño y sus casas blancas. Sus murallas parece que sostuvieran el pueblo con un fuerte abrazo.

Castelo de Vide, en la vecina Portugal

Isabel acude a su boda en Valencia de Alcántara

Hasta Valencia de Alcántara llegó Isabel, quien ya había enviudado del infante Alfonso de Portugal y tenía 26 años cuando celebró su Boda Regia. La familia real la acompañó a tan importante acontecimiento.

Valencia de Alcántara es uno de los municipios cacereños que conforman el Parque Natural y Reserva de la Biosfera Transfronteriza de Tajo Internacional. Un lugar que cuenta con una enorme riqueza natural y cultural. El río Tajo/Tejo es su eje central, por lo que sus aguas y las de sus afluentes se combinan con superficies infinitas de bosques mediterráneos, laderas de gran pendiente, berrocales y dehesas. Sus paisajes son de gran atractivo turístico. Hay actividades para todos los gustos y edades, como cicloturismo o btt, así como rutas fluviales y a caballo. También observación de aves, caza, pesca y astroturismo.

En los alrededores de Valencia de Alcántara se han identificado hasta 41 dólmenes que convierten esta zona en lugar de interés megalítico. El avistamiento de aves, de nutrias, de ciervos y jabalíes es frecuente. Disfrutar de la berrea a principios de otoño o de los cielos estrellados durante todo el año es también otro aliciente para su visita. Es una zona ideal para marcarse rutas senderistas, especialmente en los meses de primavera y otoño, con una mochila en la que no falten los ricos productos gastronómicos de la zona y los quesos cacereños.

Iglesia de Rocamador en Valencia de Alcántara

La Boda Regia, una Fiesta de Interés Turístico Regional en la Raya

Cada año, desde 2005, el primer fin de semana de agosto, Valencia de Alcántara celebra a lo grande la Boda Regia. La participación de los vecinos de la localidad es primordial en este evento que se considera Fiesta de Interés Turístico de Extremadura y se trata de un festival transfronterizo porque incluye actividades en la vecina Marvão y también en Castelo de Vide. Música, cine y diversos festejos rodean la representación de la ceremonia en el templo de Rocamador. Una Ruta de la Tapa Isabelina, mueve a los visitantes de un local a otro para conocer los ricos pinchos del lugar y también sus dulces llenos de tradición.

Berrocal de la Data, Monumento Natural de Extremadura. Foto: Juan Carlos Jiménez

Valencia de Alcántara es un sitio para recorrer. Las calles de su Barrio Gótico y Judío guardan muchas historias en sus portadas adinteladas y sus ventanas. En la Sinagoga que aún se mantiene en pie, se comprueba la importante población judía que habitó allí. El empedrado de su Plaza Mayor habla de su pasado portugués. La relación con Portugal es muy estrecha, no es raro encontrar a vecinos que sepan comunicarse en español y portugués con la facilidad del día a día. La cercanía ha propiciado muchas uniones también transfronterizas.

La Boda Regia en 2020 y 2021 se celebró sin los fastos festejos de otros años, pero sigue guardando esa singularidad propia de un gran acontecimiento en una pequeña localidad. Habrá muchas otras Bodas Regias en Valencia de Alcántara y muchos nuevos agostos que nos lleven, por arte de la fiesta, a aquel importante jueves 30 de septiembre de 1497.

Recuerda en Cáceres living la vida relax.

Diputación de Cáceres

Léelo en portugués: A Boda Régia inaugura um destino histórico na Raia

Publicado en agosto de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.