El Calderon Valle del Jerte

El Calderón, una cascada con historia en lo alto del Valle del Jerte

Muy cerca de Piornal, el pueblo más alto de Extremadura, encontramos la cascada del Calderón, escondida y llena de historia.

La garganta Bonal, ofrece dos hermosas y grandes cascadas en su recorrido hacia el río Jerte. La más conocida es El Caozo, considerada la cascada más accesible del valle. La otra es el Calderón, un poco más arriba, cerca de Piornal. 

El calderón se encuentra en el antiguo camino que unía Cabezuela del Valle y Navaconcejo con Piornal. Por allí pasaban los comerciantes, los agricultores y vecinos cuando tenían que adentrarse en el valle o subir a lo más alto del mismo.

En los años 20 del siglo pasado, la fuerza de la cascada del Calderón sirvió para dar electricidad a Piornal. Solo se daba luz al pueblo unas pocas horas durante la noche. De día, “solamente cuando funcionaba el lagar de aceite, el molino o si el médico usaba los raxos X”. Eso puede leerse en el panel explicativo que hay junto a la bonita cascada de unos 30 metros de alto que se desprende sonora sobre una gran piedra lisa.

bosques, helechos, Valle del Jerte

 

Un paseo por el bosque

El encanto de este paseo no se limita a ver la imponente cascada, sino  que ese encanto se multiplica por su entorno. No es una cascada de fácil acceso ni está bien señalizada, pero vale la pena el esfuerzo de encontrarla. En la carretera que va de Valdastillas a Piornal, una vez que se pasa el cruce de la cascada de El Caozo, a poco más de tres kilómetros subiendo la montaña,  encontramos a la izquierda la entrada de un camino con una pequeña señal indicando la cascada.

Si vamos en coche no podemos girar en ese punto, por lo que hay que subir un poco más y buscar la manera de regresar y estar atentos a no pasar de largo la entrada. Una vez allí, es mejor dejar el coche aparcado a la entrada del camino y seguir andando. El paseo es de poco más de un kilómetro hasta la cascada. Mira el mapa que está al final de este artículo.

El bosque de robles y castaños se apodera del entorno y los helechos cubren los suelos. Al atardecer los rayos oblicuos del sol dan a las hojas de los helechos un color plateado muy hermoso. En primavera, las mariposas y las flores se apoderan de las orillas del camino. Además, hay que pasar dos o tres pequeñísimos arroyos, y uno de ellos lo podrás ver salir de la propia montaña. Las sombras de los árboles te permiten andar sin pasar calor en días de verano.

Cualquier época del año es hermosa en el Valle del Jerte, pero la primavera, con la floración del cerezo, y cerca del verano, con la recogida de los frutos, el entorno es totalmente mágico. El otoño da a ese camino los tonos ocres de los árboles y en invierno la cascada puede verse en todo su esplendor, pues la caída de agua tiene mucha anchura.

Bosques y helechos valle del jerte

 

Fuentes y antiguos caminos

Fuente Cascada El CalderónEn el paseo hacia la cascada del calderón se pasa también junto a una antigua fuente. A mediados del siglo pasado se amplió y mejoró el camino, para hacer más fácil el paso para las personas y carretas que por allí transitaban. De esa época es una antigua fuente de un caño que encontramos en la ruta, la que quita la sed de los que por allí pasan, además de dar verde a las plantas que la rodean. Es una zona muy poco visitada, quizás solo te encuentres con uno o dos vecinos que van a sus fincas por la zona.

Entre los árboles se ve el Valle del Jerte y sus altas montañas, aunque algunos cerezos comienzan a ganar terreno al bosque. Llegar a la cascada es un premio, es alta, sonora y el agua es totalmente transparente y fría. Los restos de la antigua Fábrica de Luz la detienen en una amplia poza, que busca la salida y pasa bajo el camino actual y el antiguo trazado, que aún puede verse. Se precipita allí mismo por la montaña y se la puede ver bajar varios metros entre las piedras carrera abajo.

Banca Pueyo 2020El cielo se despeja en lo alto de la cascada y el recuerdo del paseo puede imprimirse en nuestra memoria con varias imágenes entrañables. Y aunque el agua cambie totalmente y la luz, el Calderón sigue allí, imponente, escondido en lo alto del Valle del Jerte.

 

 

 

Schneider Travel English

 

No dejes de visitar las cascadas El Caozo, Marta, Las Nogaledas

Lee también:  El “top ten” de las cascadas del Norte de Extremadura

 

Publicado en junio de 2020

© Planveando Comunicaciones SL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.