Recapitulación

Al hablarme de Habitable, la última antología de su obra –recién publicada con el elegante y vistoso diseño a rayas de la colección de antologías de la Editorial Renacimiento–, me decía Pureza Canelo que el prólogo de José Teruel, el responsable de la edición, era “magnífico, de referencia”, y tenía, desde luego, toda la razón. (Aunque tampoco esperaba lo contrario: quién para saberlo, y para valorarlo, mejor que la propia autora.) La suya, la de Pureza, no es, precisamente, una poesía sencilla, y su trayectoria es tan sólida como compleja. La autora ha huido siempre de las modas y tendencias, pero también de la tentación de acomodarse en un determinado modo de hacer poesía, de ahí un itinerario marcado por una constante y esforzada redefinición de poéticas, como si antes de dar cualquier paso adelante en su quehacer quisiera estar segura del terreno que había que pisar, de la dirección que se planteaba seguir en adelante. Fruto de ese riguroso modo de proceder son las cuatro poéticas que, con los títulos de Habitable, Tendido verso, Tiempo y espacio de emoción y No escribir fue publicando entre los años 1979 y 1999 y que, tras un intenso trabajo de reelaboración, fueron publicadas de forma conjunta por Pre-Textos en 2014. El resultado de todo este proceso es una poesía esencial, despojada incluso en la sintaxis, contenida en algunos períodos y en otros lanzada hacia la prosa poética (lo que Pureza llama el tendido verso), en constante revisión y no siempre accesible, la verdad, para el lector poco avezado. Pues bien, de todo esto logra el autor de la edición dar cumplida cuenta en un breve y excelente prólogo que logra hacer, de repente, todo claro y entendible, y del que la selección de textos en que consiste propiamente la antología acaba resultando casi un anexo, casi una demostración con ejemplos de las diáfanas tesis sostenidas por Teruel.

Por lo demás, Habitable resume doce libros y cerca de cincuenta años de poesía, una trayectoria poética y vital que Pureza Canelo comenzó siendo prácticamente una niña y en la que, jalonada por la sucesiva elaboración de las mencionadas poéticas, se aprecia un primer momento de apertura al mundo que arrancaría con La celda verde (1971) y culminaría en Pasión inédita (1990), seguido de un posterior repliegue a partir de Dulce nadie (2008) que pasa por Oeste (2013) y alcanza, acaso, su máxima expresión en su más reciente título, Retirada, de 2018, como explica el responsable de la edición, que nos aclara además, por cierto y felizmente, que la anunciada retirada de la autora no es literaria, sino meramente vital, un regreso a la soledad, a lo que le es más propio, a los lugares y paisajes –quizá también– que protagonizan sus últimos libros (y que nunca llegó, en realidad, a abandonar del todo), y buena muestra de ello, de la continuidad de la escritura, pero también de ese regreso, son los nueve poemas inéditos que cierran la antología y que, bajo el título de Aire donde estuvo una casa, constituyen una jugosa y feliz promesa de futuro.

En definitiva, Habitable es una ocasión extraordinaria para que los que no conocen aún a una poeta tan fundamental como Pureza Canelo se acerquen a su obra y para que el resto, a la luz de las palabras de José Teruel, puedan hacer repaso de su trayectoria.

 

Habitable

Pureza Canelo

Editorial Renacimiento

11,90 euros

Publicado el 29 de marzo de 2019

Foto: AEEX

Texto de Juan Ramón Santos para su columna Con VE de libro

Con VE de libro columna de Juan RAmón Santos en planVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.