Con VE de libro

Fundido en negro

Durante un siglo, o quizá más, el carbón fue el auténtico combustible de nuestras vidas, el que movía los trenes, los barcos, la industria, el que calentaba nuestros hogares, el que producía la electricidad que poco a poco iba haciéndonos la vida más confortable. Sigue leyendo