Bitacora verata

La primavera, los libros y la lectura

Al margen o, mejor, con el tiempo de celebración de la Semana Santa, fiestas patronales y romerías primaverales, a la cola de este mes de abril, ya con San Jorge y su caballo y daga sobre el dragón, se percibe el aroma de la Fiesta del Libro, con su bandera de historias y relatos escritos.

Hace poco leí en una editorial de Benedetta Poletti que “leer alarga la vida”. Aunque lo parezca, no es una afirmación gratuita. Ella sostiene su aserto basándose en la ciencia: por un estudio realizado por la Universidad de Yale (EE UU), que proclama que “las personas que leen por lo menos media hora al día pueden llegar a contar con una vida hasta dos años más larga y hasta saludable”,

Ignoro si será computable este aserto pues nadie es dueño y sabedor de sus destinos, pero lo que sí es cierto es que a quien lee, aparte de vislumbrar otras vidas y enriquecerse con muchas emociones, esta actividad le ayuda a vivir en positivo, a erradicar el estrés y hasta solucionar muchos de sus problemas; y hasta lucrarse.

A este respecto, una investigación, de la Universidad de Padua (Italia) en esta ocasión, confirma que los niños que leen, de adultos recibirán sueldos más sustanciosos. Lo cual lo refuerza Banedetta con la ponderación de algunos ejemplos: el multimillonario Warren Buffert, gurú del mundo de las inversiones, confiesa que el 80 por ciento del día lo dedica a leer; lo mismo viene a hacer, Bill Gates, fundador de Microsoft, que devora más de un título por semana; y Mark Zuckerberg, creador de Facebook, en 2015 se propuso abrir un club de lectura virtual en su red social.

Del mismo modo opera la protagonista de Harry Potter, Emma Watson, que hace poco inauguró un grupo con el fin de organizar tertulias literarias vía Twitter; y el mismo Umberto Eco decía que “quien no lee, a los 70 años habrá vivido una sola vida, pero quien lee habrá vivido 5.000 años”. Y no puedo reprimir la tentación de citar al menos el libro del ya desaparecido y admirado, casi centenario, José Luis Sampedro, Escribir es vivir

Y no me atrevo a poner, amigo lector de nuestra comarca y de este planeta, más ejemplos porque no digas que barremos para casa, pero las realidades cantan, y en esto ojalá todos barramos para casa, o sea, para nuestra propia persona.

Lo que sí te reafirmo y aconsejo, como Benedetta Polletti concluye, es que leas y que cuando termines la lectura de un libro, el que sea, porque todos están llenos de vida, te sientas más joven, más rico y más feliz.

Felices fiestas del Libro.

Publicado el 12 de abril de 2017

Texto de José V. Serradilla Muñoz para su columna Bitácora Verata 

restaurante santa marina

Un pensamiento en “La primavera, los libros y la lectura”

  1. Debe ser cierto lo que comentas. A uno se le prolonga la existencia a fuerza de leer todo aquello que te enriquezca y alegre el intelecto. Gracias a mi doctor cirujano y a los libros superé un poderoso cáncer. Es solo un ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *