Con VE de libro columna de Juan RAmón Santos en planVE

Sinfonía masculina

A finales de 2012 el grupo Solidaridad Plasencia publicó un Cuadernillo Solidario destinado a recaudar fondos para familias desfavorecidas. En él colaboramos entonces, con poemas, relatos, ilustraciones y textos de la más diversa índole, numerosas personas relacionadas con nuestra ciudad, entre ellas, mi amiga Myriam Rubio, que aportó al proyecto un hermoso poema titulado “Los hombres me han tratado bien”. En estos tiempos en los que, por desgracia, los hombres tendemos a ser más conocidos por el maltrato que por el bientrato, el poema sorprendió, gustó, dio que hablar, y quizá fue ese el motivo que llevó a Myriam a plantearse la posibilidad de organizar una suerte de antología personal de autores vivos -algunos de los cuales, por desgracia, ya no gozan de esa condición ahora que la antología, por fin, ve la luz- como forma de demostrar que, efectivamente, los hombres siempre la han tratado bien.

Tengo que confesar que a mí la razón de ser del proyecto de Myriam nunca acabó de quedarme demasiado clara. Capté, sí, la idea general, pero nunca supe de cierto lo que se nos pedía, si un texto que estableciese, de algún modo, un diálogo con su poema, si un texto que hablase de nuestra relación con las mujeres, si un texto que pusiese de manifiesto nuestra condición de hombres bientratantes. Ante la duda, me decidí por un poema -“Foto cortada”- del que debería haber sido mi primer libro de poemas –Aire de familia– entendiendo que mostraba mi lado más femenino y menos conocido y que, de algún modo, iría bien con lo que yo imaginaba que sería el conjunto. Ese fue, como digo, mi caso, pero intuyo que fue también el de muchos -me aventuraría a afirmar, incluso, que el de la mayoría- de los que, finalmente, hemos participado en su proyecto. Quiero decir que estoy convencido de que muchos -o casi todos, o todos- hemos colaborado por la sencilla razón de que Myriam nos lo ha pedido, y nada más, sin otro deseo -permítaseme la redundancia- que el de satisfacer su deseo, circunstancia -por cierto- que ya anunciaba en ella en el poema que, desde el principio, ha dado nombre a la antología, en el que advertía, como una premonición, que

Los hombres me han tratado bien;

sólo mi nombre les bastaba,

lo que pone, definitivamente, de manifiesto que los hombres siempre la hemos tratado bien.

El resultado, Los hombres me han tratado bien, publicado gracias a la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Plasencia y FEAFES, es un raro objeto literario en forma de libro, un libro que, en palabras de Víctor Peña, autor del prólogo, “reúne tanto poemas como relatos, hagiografías, anécdotas, acuarelas o letras de canciones y en el que abundan, por supuesto, las referencias cruzadas, los títulos y guiños cómplices, formando un manto literario común que se retroalimenta de sus desperfectos, en una sana promiscuidad creadora que lee, engulle y vomita nuevas imágenes y versos enriquecidos de valiosos despojos: homenajes, influencias, cuentas pendientes y tributos debidamente pagados”, en el que se dan cita textos -por nombrar solo a algunos de los colaboradores más conocidos- de Gonzalo Hidalgo Bayal, Roberto Iniesta, Germán Coppini, José Luis Piquero, Tomás Segovia, Eloy Sánchez Rosillo, José Luís Peixoto, Antonio Sáez Delgado o José Manuel Díez, y en el que Myriam aparece extraña, pero creo que merecidamente, como autora, y digo esto porque su papel, al final, tiene mucho más peso que el de mera antóloga, no sólo porque muchos de los textos que integran el libro -los textos impresos en tono gris- son obra de ella, sino porque además, más allá de recopilar y ordenar las aportaciones de una manera lógica, ha logrado componer con todos ellos, aprovechando las diversas voces, timbres, tonalidades de los hombres que, tratándola bien, le hemos legado nuestros textos, una especie de extraña, verdaderamente hermosa sinfonía que espero que ustedes escuchen.

Dicho lo cual sólo me queda invitarles a que acompañen a la autora, y a sus hombres, en la presentación del libro el próximo viernes, 11 de septiembre, a las 20:00 horas, en la Sala Verdugo, donde -como corresponde a una antología de estas características- habrá diálogo, música y poesía, y también la oportunidad, claro, de hacerse con el libro, cuya la recaudación servirá de apoyo, por cierto, a la labor de la delegación placentina de FEAFES, la Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con enfermedad mental de Extremadura, así que anímense a comprarlo.

Libro Myriam Rubio

 

Los hombres me han tratado bien

Myriam Rubio

Excmo. Ayuntamiento de Plasencia – FEAFES

10 euros (a beneficio de FEAFES)

Publicado: 4 septiembre de 2015