Paseo por la Alcazaba de Badajoz, un recorrido de altura

Dar un paseo por la Alcazaba de Badajoz es una experiencia imprescindible. Se trata de la muralla más larga de España, la mayor de las construidas por los árabes con sus más de 1.200 metros.

La Alcazaba pacense es almohade del siglo XII y desde 1931 es Monumento Histórico Artístico. Permite escudriñar la ciudad a vista de pájaro y en días claros se puede divisar Alburquerque con su castillo templario y hasta la portuguesa Elvas con su fuerte defensivo de Nuestra Señora de Gracia.

La Alcazaba de Badajoz es una de las fortificaciones más importantes de Europa. Historia viva porque los pacenses la transitan a diario, la incluyen en sus paseos o en su ruta a la Universidad o al trabajo y de esta manera la comparten con los turistas. Cuenta, incluso, con su propio servicio de mantenimiento de fortificaciones.

Ver amanecer o atardecer desde la alcazaba es un auténtico lujo. Igual que buscar estrellas en el cielo limpio de la capital pacense. O tomarse un café con vistas y practicar yoga para recargarse de energía.

Recorrido con paneles y códigos QR

El paseo por la Alcazaba de Badajoz se puede hacer por cuenta propia porque el itinerario cuenta con paneles informativos en español, inglés y portugués. Tienen un código QR para descargar con el móvil y completar la información o acceder a un video con lenguaje de signos. Algunos tramos tienen suelo con celdas para no perderse ningún detalle.

En las oficinas de turismo de las Casas Mudéjares situadas en la Plaza de San José (junto a la icónica Plaza Alta) y en el pasaje de San Juan hay folletos muy útiles para sacar el máximo provecho al recorrido por la Alcazaba de Badajoz.

 

paseo-alcazaba-badajoz

 

 

 

Cada cual puede trazar la visita como prefiera. Recorriéndola entera y deteniéndose en sus puntos clave, lo que llevará alrededor de dos horas. O dividiendo el recorrido en más de una jornada.

Como aperitivo, desde la web de Turismo del Ayuntamiento de Badajoz se puede hacer una visita virtual previa al recorrido a pie.

Torres icónicas de la Alcazaba de Badajoz

Entre las torres de la Alcazaba de Badajoz, las de Espantaperros (en la foto de cabecera), Santa María y los Acevedo son especiales.

La Torre de Espantaperros es todo un icono de Badajoz. A finales de 2021 volverá a lucir una réplica de la campana original, custodiada en el Museo Arqueológico Provincial, gracias a una campaña de crowfunding puesta en marcha por el Ayuntamiento de Badajoz y la Asociación Alcazaba y Amigos de Badajoz en la que se han volcado los ciudadanos. Las vistas desde ella son espectaculares y llama la atención su planta octogonal.

La Torre de la iglesia de Santa María corona la que fue la primera mezquita islámica y primera catedral de Badajoz. Luce restos de pinturas y elementos arquitectónicos que encantarán a los fans del arte.

La Torre de los Acevedo pertenece a la que fuera una casa noble de la Baja Edad Media.

Las torres están abiertas los fines de semana por la mañana, de 10.00 a 14.00 horas. No obstante, lo mejor es informarse en las oficinas de turismo por si hubiera cambios.

Detalles en los que fijar la atención

En el paseo por la Alcazaba de Badajoz hay que fijar la atención en detalles como la diferencia entre las baterías francesas y españolas desde la que se defendía la ciudad con cañones. En los materiales que se fueron utilizando sobre la muralla en las distintas épocas, desde su puesta en pie en adelante. Hay que fijarse en rincones joya como los Jardines de la Galera y su precioso juego de árboles, flores y olores, que se percibe incluso desde el paseo por lo alto de la alcazaba.

 

Dentro del recinto están el Museo Arqueológico Provincial, la Facultad de Biblioteconomía y la Biblioteca de Extremadura.

Lady Smith y la Alcazaba

Hay que fijarse también en las cinco puertas de la Alcazaba de Badajoz: las almohades del Capitel y el Alpendíz, la de La Coracha, el Metido y de Carros o Yelves. Por una de ellas salió Lady Smith en 1812, huyendo del asedio de Badajoz por las tropas de Wellington en busca de socorro junto a su hermana mayor. El destino puso al oficial Harry Smith en su camino y desde entonces no se separaron, llegando Juana María de los Dolores León a recorrer medio imperio británico, llegando hasta la India y la Sudáfrica colonial antes que Meryl Streep en Memorias de África.

Una de las historias que tienen como fondo la Alcazaba de Badajoz, sin duda, un recorrido para soñar.

Publicado en noviembre de 2021

© Planveando Comunicaciones SL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.