Camino de la Mártir Santa Eulalia de Arroyo de San Serván a Mérida

El Camino de la Mártir Santa Eulalia es una peregrinación de Arroyo de San Serván a Mérida, que tiene lugar cada 9 de diciembre, víspera del día de la Patrona de Mérida. En la actualidad la santa solo sale en procesión en esta fecha, pero durante siglos lo ha hecho por las calles emeritenses cuando la ciudad padecía algún tipo de mal.

Esta peregrinación  representa el camino que la mártir realizó desde la ermita de Perales en Arroyo de San Serván hasta Emérita Augusta, donde fue martirizada con 13 años, en el 304 d.C., debido a las persecuciones del emperador Diocleciano.

Un recorrido de 22 kilómetros

El Camino de la Mártir son unos 22 kilómetros que se recorren a pie y en cumplimiento de alguna promesa hay quien los hace descalzo. Comienza sobre las 11.30, después de haber rezado en la ermita y  acaba al final de la tarde. A mediodía se hace un descanso para comer entre familiares o amigos y reponer fuerzas.

En el recorrido se hacen los 13 calvarios que sufrió la mártir y es tradición llevar una vara con una imagen de Santa Eulalia y un lazo rojo.

Aturnex Norte de Extremadura

Entrada a Mérida por el Puente Romano

La entrada a Mérida es uno de los momentos más emotivos de la jornada, pues se pasa por el Puente Romano iluminando el camino con velas hasta llegar al Hornito de Santa Eulalia.

Tras la peregrinación y la celebración de la Eucaristía, se realiza una procesión con la imagen de la patrona desde su Basílica hasta la Concatedral de Santa María la Mayor, pasando por las principales calles del centro histórico.

Al día siguiente, 10 de diciembre, los emeritenses van a pie con trajes típicos de la región desde la Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua hacia la Concatedral, en procesión con la patrona hasta su Basílica.

Ecotahona horario especial COVID

La vida de la patrona de Mérida

Aunque solo vivió 13 años, la vida de Santa Eulalia de Mérida fue más que apasionante. En torno al año 300, Santa Eulalia vivía en Emérita Augusta cuando se desencadenó la persecución a los cristianos del emperador Diocleciano, quien había mandado matar a todo aquel cristiano que no quemase incienso a los dioses paganos.

Sus padres la encerraron en la Ermita de Perales con el fin de protegerla, hasta el punto de que las dos únicas personas que podían verla eran un sacerdote y la ama de llaves.

Sin embargo, Eulalia, en un acto de valentía, quiso reprochar ante el emperador su crueldad, diciéndole que era una ley injusta que los cristianos no podían cumplir. Esta protesta le costó la vida: la mártir fue golpeada con varillas de hierro y sobre sus heridas colocaron antorchas encendidas.

 

Finalmente, murió quemada y ahogada por el humo. Cuenta el poeta Prudencio que, en el momento de su muerte, una paloma blanca voló hacia el cielo.

Desde entonces, los emeritenses rinden homenaje a su patrona recorriendo el camino que realizó desde donde estaba escondida hasta donde plantó cara al emperador y en 1495 fue construido el Hornito de Santa Eulalia, una ermita en el lugar donde fue quemada la santa.

Quien desee visitar la Basílica de Santa Eulalia, puede obtener más información sobre horarios y tarifas aquí.

Publicado en diciembre de 2019

Fotografía: Turismo de Mérida

© Planveando Comunicaciones SL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Asómate a Las Hurdes por sus piscinas naturales

La comarca de Las Hurdes es un territorio de casi 500 kilómetros cuadrados…

La fabulosa historia de Stradivarius en Plasencia

Stradivarius no es solo una historia para que toda la familia disfrute,…

Tarde de domingo en Galisteo

La primera vez que escuché su nombre: Galisteo, me sonó a fiesta.

Jóvenes músicos sacan el Himno de la Alegría a la calle

El Himno de la Alegría de Beethoven sonará simultáneamente el sábado 28…