Ermita de Nuestra Señora del Ara Extremadura

La ermita del Ara, la capilla sixtina de Extremadura

Muy cerca de esa línea imaginaria que separa Extremadura de Andalucía, por caminos que los romanos recorrieron una y otra vez en sus viajes entre Mérida, Casas de Reina y Córdoba, encontramos entre olivos y pequeños arroyos la ermita de Nuestra Señora del Ara. Al llegar a ella llama la atención el tamaño de la capilla, parece grande para ser una edificación en medio del campo y perteneciente a Fuente del Arco, una localidad agrícola que no alcanza los mil habitantes. Pero lo mejor está dentro.

Ermita de Ntra Señora del Ara Fuente del Arco ExtremaduraAl pasar la puerta de la ermita la sorpresa es inmensa, su amplia nave de techo cóncavo alberga cuadros con las historias del antiguo testamento, como en la Capilla Sixtina romana. Los 26 cuadros, que no se presentan en orden cronológico, muestran la creación de Adán, de Eva, la expulsión de ambos del paraíso, los animales subiendo al Arca de Noé, que incluye no solo mamíferos sino también aves, o el momento en que el ángel detiene a Abraham cuando éste iba a matar a su hijo. Las imágenes están insertadas en una enorme cuadrícula que recoge flores y figuras humanas en las que descubrimos ligeras alas amarillas.

Virgen del Ara Fuente del Arco Extremadura

El arte en cada rincón de la ermita del Ara

La ermita se disfruta solo con entrar y ver cómo suben los colores por sus paredes y sus techos, pero si se tiene la oportunidad de una visita guiada la experiencia es aún mejor. Estas visitas guiadas se ofrecen a las 11:00, 12:30 y 14:15 horas y la ermita está abierta al público de martes a domingo, de 10:00 a 15:00 horas.

Con los visitantes sentados en los bancos de la iglesia, Pepi Millán, la guía actual de la ermita, explica algunos detalles que pueden pasar inadvertidos. La diferencia entre el zócalo y muchas de las pinturas es de casi 400 años, el primero fue pintado en el siglo XIV con la técnica del fresco, mientras que los cuadros del techo son del XVIII por pintores desconocidos. La guía ilumina con una linterna cuadro por cuadro y la magia de la luz permite distinguir los detalles, los colores, los gestos de los personajes y el volumen de sus trajes.

Don García Ramírez, prior de la Orden de Santiago, costeó la edificación en el siglo XIV, aunque se tienen indicios de que ya había una obra previa. La figura de Nuestra Señora del Ara, que preside el altar en su iluminado camarín, es una imagen esbelta, de las llamadas de candelero y tiene su ajuar de ropas y mantos que cambian según la ocasión, muchos de ellos elaborados por sus fieles. La Virgen está situada sobre un antiguo aparato que, al dar la vuelva, permite sacar la figura en procesión o para vestirla. En la sacristía se alza el cuadro más antiguo del lugar, del siglo XIV donde se cuenta la historia de la aparición de la Virgen.

Por una de las puertas de la ermita se sale a un patio no muy grande donde se alza un molino, que tiene el encanto de lo antiguo. Hay también una habitación para los exvotos y otro para las velas. En el pequeño porche, crecen las plantas en sus macetas, al abrigo del frío y con la luz de las tierras del sur. Justo a la entrada de la ermita se ha instalado una pequeña tienda, que vende recuerdos de la visita y es especialmente llamativo un aceite de oliva virgen extra, decorado con las figuras y los colores del zócalo de la ermita en una hermosa botella.

La leyenda, con musulmanes y cristianos

Ermita del Ara ExtremaduraCuenta la leyenda que la Virgen María se le apareció a la princesa Erminda en lo alto de una encina. Ella y su padre, el rey Jayón, una vez convertidos a la fe cristina construyeron, después de varios intentos, una capilla donde la Virgen les indicó. Es una historia que data del siglo XII o XIII y así la recogió García Ramírez cuando inició la construcción definitiva de la obra. Por eso la figura de Erminda y su padre aparecen a los pies de la Virgen del Ara.

“Un diamante perdido en la sierra”

La ermita está a siete kilómetros de Fuente del Arco, en dirección a la Mina La Jayona, en un paraje rodeado de olivos y a los pies de la sierra. Pequeños letreros indican su ubicación. Hay, además, otros sitios que visitar en el entorno, como la propia mina o la romana localidad de Casas de Reina, Llerena y Zafra, todas muy cerca.

Ermita del Ara Extremadura Fuente del Arco

Publicado en marzo de 2018

©Planveando Comunicaciones

Fotografías: Andy Solé

A ermida do Ara, a Capela Sistina da Estremadura

阿日阿(Ara)山寺庙 ,艾克斯瑞马度拉(Extremadura)自治区 西斯廷教堂(Capilla sixtina)

 

Banner Turismo Junta de Extremadura

3 thoughts on “La ermita del Ara, la capilla sixtina de Extremadura”

  1. Con todo lo que viajé a Extremadura nunca me dijeron nada de esta ermita, me ha sorprendido mucho que tan hermosa como es, sea tan desconocida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.