Termalismo en Extremadura, el turismo más saludable

Tiene Extremadura siete balnearios donde disfrutar del turismo más saludable entre paisajes, historia y patrimonio que los convierten en los siete magníficos del termalismo en Extremadura. Son siete rincones estratégicos de la geografía regional que no solo permiten sumergirse en aguas termales y relajarse con sus sugerentes servicios, sino también aprovechar la visita para perderse por paisajes cargados de Historia.

Extremadura Termal

La marca Extremadura Termal integra a los seis balnerarios que componen la asociación extremeña de balnearios: Alange, Baños de Montemayor, Brozas, El Raposo, Fuentes del Trampal y Salugral Termal Resort. Una oferta a la que se une el balneario Valle del Jerte en Valdastillas.

Destinos para los que no hay edad porque a nadie le amarga un baño en aguas relajantes o un masaje saliendo o sin salir del balneario. Por salud, por bienestar físico o mental o como complemento a una sesión deportiva, una ruta de senderismo o un paseo con historia. O por mero culto al cuerpo y a la mente. Más aún en estos tiempos tan vertiginosos. Visitar estas instalaciones es sumergirnos en un entorno de relajación donde podemos beneficiarnos de las propiedades para la salud de las aguas mineromedicinales.

El bienestar es la seña de identidad de un centro termal, podemos mejorar nuestra salud, obtener una relajación y paz interior además de someternos a tratamientos rejuvenecedores y de belleza. Claves para un buen año porque los balnearios solo descansan entre diciembre y mediados de marzo.

Alange, Patrimonio de la Humanidad

Hay entre los siete magníficos del termalismo en Extremadura unas termas romanas declaradas Patrimonio de la Humanidad, las de Alange a 20 minutos de Mérida, por su excelente estado de conservación que permiten disfrutar de la balneoterapia de salud y belleza. El viajero puede disfrutar de sesiones de oxigenoterapia, baños turcos o contraste termal para recuperar su organismo en unas instalaciones donde conviven en armonía termas de más de dos mil años de antigüedad con bañeras de mármol del siglo XIX y la más moderna tecnología en tratamientos hidrotermales. Es el Balneario de Alange.

Baños de Montemayor Balneario activo

Las termas romanas del Balneario de Baños de Montemayor, una de las cinco villas termales de España en pleno Valle del Ambroz, han dado un paso adelante para atraer al público joven y que pueda disfrutar de los beneficios del agua como el primer Balneario Activo de Extremadura que es de la mano de la Fundación Jóvenes y Deporte. Célebre entre generaciones y generaciones, ahora también se ha propuesto mimar a los más jóvenes. Los tratamientos de fisioterapia y respiración con sus aguas sulfatadas se combinan con técnicas innovadoras de reafirmación y rejuvenecimiento.

El Salugral en la Vía de la Plata

El centro Salugral Termal Resort ubicado en la antigua calzada de la Vía de la Plata ofrece circuito termal, masajes y fisioterapia, además de estética y belleza y en definitiva descanso y recuperación. Todo ello en una moderna edificación de nueva planta, pero en un lugar estratégico al lado de Hervás, en el corazón del Valle del Ambroz.

Brozas a un paso de Cáceres

El Balneario de Brozas se encuentra en plena dehesa extremeña, contiguo a la ermita de San Gregorio de la que toma el nombre en recuerdo de los tiempos que era refugio de personas aquejadas por reumas, artrosis, asma, bronquitis, dolencias dermatológicas o del sistema nervioso que llegaban para tomar las aguas. Hoy en día es un centro milenario para disfrutar de paz y tranquilidad entre avanzados tratamientos de salud y unos relajantes baños para ofrecer equilibro a nuestro organismo. Todo a una hora escasa de Cáceres.

El Raposo especializado en lodos naturales

El primer centro termal que abre sus puertas cada año en la región es el Balneario del Raposo en febrero. Muy cerca de Zafra al sur de la provincia de Badajoz, es uno de los pocos balnearios de España especializado en aplicación de lodos naturales que tienen su origen en un arroyo. De hecho guarda la anécdota de la “cochinita” entre sus orígenes porque nadie fijó su atención en él hasta que una cochinita acabó rebozándose en sus lodos porque no podía seguir a la piara de inflamadas que tenía las articulaciones y resultó que luego se la vio levantarse con gran soltura. Hoy en día rodean al Raposo unos enormes jardines de abundante vegetación y el balneario se ha especializado en tratamientos que tratan dolencias del aparato locomotor.

El Trampal y sus aguas oligometálicas

El Balneario Fuentes del Trampal de Montánchez está ubicado a caballo entre tierras cacereñas y pacenses. A 20 minutos de Mérida y 40 de Cáceres a través de la A-66, luego en el corazón de Extremadura y con buenos accesos. Sus aguas oligometálicas han sido siempre utilizadas por los vecinos de la zona y están indicadas para estados anémicos, para procesos crónicos del aparato locomotor y afecciones cutáneas. Los baños de hidromasaje, los masajes terapéuticos o las duchas a presión son un excelente remedio para eliminar el estrés y la fatiga.

Balneario Valle del Jerte

El Balneario del Valle del Jerte ubicado en Valdastillas es un espacio hidrotermal con aguas naturales y mineromedicinales que permiten realizar terapias y tratamientos orientados a la salud y al bienestar. Aprovechando su ubicación en el corazón del Valle del Jerte ofrecen tratamientos a base de cerezas que tiene un efecto remineralizante, antioxidante y antiinflamatorio.

 

Health oriented tourism in Extremadura: thermalism

Termalismo na Estremadura, o turismo mais saudável

Publicado en septiembre de 2017

@Planveando Comunicaciones S L

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.