La Siberia

La Siberia, comarca de contrastes para conocer y descubrir

La Siberia extremeña es un ejemplo de lo que es vivir en armonía con la naturaleza y así lo llevan haciendo los vecinos de sus diecisiete municipios desde que los primeros pobladores se asentaron en este territorio que linda con Castilla La Mancha.

Una comarca de contrastes: desde grandes embalses, hasta llanos de dehesa y pastos con imponentes sierras. Sus humedales están plagados de aves y la fusión del hombre y la naturaleza se palpa en cada rincón.

Por ello, la comarca pacense aspira a convertirse en Reserva de la Biosfera de la Unesco. Motivos no le faltan para ensalzar todos los valores ambientales, paisajísticos y patrimoniales que atesora en este rincón oriental de Extremadura.

Municipos por descubrir

Diecisiete municipios forman la comarca pacense con un territorio de 2.691 kilómetros: Baterno, Casas de Don Pedro, Castilblanco, Esparragosa de Lares, Fuenlabrada de los Montes, Garbayuela, Garlitos, Helechosa de los Montes, Herrera del Duque, Navalvillar de Pela, Puebla de Alcocer, Risco, Sancti-Spiritus, Siruela, Talarrubias, Tamurejo, Valdecaballeros y Villarta de los Montes.

La orografía de La Siberia está marcada por la construcción de los embalses de Orellana, La Serena y el Zújar que transformaron el hábitat de la zona y generaron nuevas condiciones ambientales en la zona sur de la comarca, y el embalse de Cíjara en el área norte. Estos paisajes presentan unas condiciones fantásticas para recibir a las miles de grullas que invernan en Extremadura.

Fiestas y curiosidades

Si visitamos La Siberia es recomendable hacer una parada en el parque periurbano Moheda Alta de Navalvillar de Pela, representativo de la dehesa extremeña y disfrutar de su famosa fiesta de la Encamisá. En Puebla de Alcócer podemos conocer la historia y la vida del hombre más alto de la región: Agustín Luengo con 2,35 metros de altura.

 

 

La estructura típica de los pueblos pacenses se entremezcla con iglesias, conventos, ermitas y hacer parada en cada uno de los municipios es una grata experiencia. Mención especial merece la península rodeada de agua dulce entre los embalses de Orellana y Puerto peña para visitar Talarrubias, Puebla de Alcocher y Esparragosa de Lares.

Chapuzones de verano

Visitar La Siberia en verano es una refrescante experiencia para disfrutar de deportes acuáticos en todos y cada uno de los embalses.

En el límite con la comarca de La Serena dos propuestas a tener en cuenta: la playa de arena de la isla de Zújar y la playa con bandera azul de Orellana la vieja. En el corazón de La Siberia un vergel para disfrutar es la playa de Peloche.

La caza y la ganadería como sustento

Los orígenes de la comarca están fuertemente ligados a la ganadería y a la caza y se mantienen hoy en día. La Siberia celebra cada otoño su fiesta Trasterminancia para poner en valor la importancia de la oveja merina.

Por su parte, la reserva de caza de Cíjara comprende un vasto territorio y desde 1966 es Reserva Nacional para la protección de especies de caza.

Visitar La Siberia es una propuesta para conocer su historia y patrimonio, pero también para descubrir su espectacular paisaje y perderse en la naturaleza. La cultura y el arraigo de las tradiciones entre sus vecinos harán la delicia del visitante.

 

 

Fotografía de portada de Candidatura Reserva de la Biosfera de La Siberia

Publicado noviembre 2017

@Planveando Comunicaciones SL

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.