Ceclavín-torre-cárcel

Ceclavín, un destino singular de Extremadura

Ceclavín es tan singular que durante todo el año vende mazapanes artesanos, tiene diez ermitas que cuidan con primor las vecinas, por patrona a la Virgen del Encinar con medidas de modelo y carrera de caballos en la calle por Navidad. Son solo algunas de las curiosidades que imprimen carácter a esta localidad de la mancomunidad de Rivera de Fresnedosa, a pocos kilómetros de la frontera con Portugal por el norte de Cáceres, vía Zarza la Mayor, y próxima también a Acehúche, por cuyo influjo quesero se han dejado imbuir maestros artesanos ceclavineros que elaboran deliciosas piezas de cabra.

Naturaleza y señorío en Ceclavín

Las cigüeñas han hecho suyas torres de Ceclavín, como la de la vieja cárcel de la plaza del Ayuntamiento, una atalaya privilegiada para expandir la vista y descubrir la naturaleza que rodea al municipio. Sobrevuelan también la señorial parroquia de Santa María del Olmo, que tiene porte de concatedral y sello patente de la que fuera poderosa Orden de Alcántara, visible también en casas solariegas y señoriales.

En campo abierto es posible toparse con cigüeñas negras, buitres o alimoches, en zonas como Las Bravas, de Especial Protección de Aves; pasear entre olivos, almendros y parras por los laberintos naturales del paraje de Las Viñas y hasta ver pinturas rupestres en la Sierra de la Garrapata.

Ermitas que se cuidan como oro en paño

En Ceclavín prima la naturalidad, de la que hacen gala vecinas como Julia y Josefina, que tienen la ermita del Santo Cristo como los chorros del oro. Igual que ellas, muchas otras señoras se encargan de tener listas para revista las nueve capillas restantes, abiertas todos los días. Si el viajero las encuentra cerradas, no tiene más que tocar alguna de las puertas que están en su entorno para que saquen la llave y les dejen pasar.

Ceclavín-santo-cristo

Julia y Josefina, dos vecinas que atienden la ermita del Santo Cristo

Si se quiere visitar la iglesia parroquial, no hay más que acercarse por el Ayuntamiento y preguntar por Juan María Sánchez Rosado, que hará hueco para acompañar al visitante y contarle con detalle los tesoros que guarda Santa María del Olmo.

Astroturismo en la dehesa

Otro guía imprescindible, al que también se puede encontrar en la casa consistorial, es Jesús Manuel Montañés Pereira, que lo mismo te sube a la torre de la cárcel que te acerca a los apartamentos rurales Los Bojíos, una revisión moderna de los bohíos pastoriles, que sorprenden en plena dehesa por su apariencia de observatorio astronómico. Mucho de eso tienen, porque están equipados con telescopios para enfocar al limpio cielo de Extremadura y deleitarse en la observación.

ceclavín-apartamentos

Apartamentos turísticos equipados con telescopio en la dehesa

Mazapanes todo el año

Parada imprescindible en Ceclavín son sus hornos artesanos, pastelerías como la de Antonio Sánchez, en la que desde la década de los 40 hacen a diario coquillos, bollos azucarados o adictivos mazapanes de oblea con yema y almendra, que son una seña de identidad de la repostería local, igual que la cazuela de arroz que no es en este caso un plato salado.

ceclavín-dulces-artesanos

Antonio Sánchez, repostero artesano

Hasta la farmacia de Ceclavín es singular porque conserva todo el sabor de las boticas del siglo XIX. A su frente, Carmen Valiente, que no tendrá ningún reparo en enseñársela a quien la quiera ver.

Carreras de caballos por Navidad

En Ceclavín se vive la Navidad en la calle con la fiesta de La Borrasca, que es como denominan los ceclavineros a las peñas o cuadrillas de amigos. Los caballos son protagonistas en este festejo y con ellos engalanados acuden los vecinos en romería a la ermita de la Virgen del Encinar, donde está la patrona que mide cerca de dos metros de altura. Una peculiaridad, a la que se une el sermón que, tras la misa y no durante ella, da el párroco en un púlpito del exterior del edificio. Después vendrán trepidantes galopadas por las calles del pueblo.

Una celebración ancestral a la que desde hace tres años se une en agosto,  El Motín de Ceclavín, una recreación histórica con los vecinos como protagonistas, en la que representan la revuelta de 1.755 frente a las autoridades que investigaban si había contrabando con Portugal.

Una suma de curiosidades que hacen de Ceclavín un  destino singular en Extremadura.

Publicado en junio de 2017

@Planveando Comunicaciones SL

Un pensamiento en “Ceclavín, un destino singular de Extremadura”

  1. Ya es hora de qe alguien se empiece a fijar un poquito mas en estos pueblos óyenos de encanto y muchas cosas qe ver su buena gente sus paisajes de tranquilidad y belleza un saludo a estas personas y animandolos para qe nos conozcan mejor desde esta lejanía donde me encuentro y qe tanto me acuerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.