El mercado de San Andrés en Pinofranqueado

En el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus provincias de Ultramar que compusiera el político progresista y navarro Pascual Madoz entre los años 1846 y 1850, ya se habla de que, en Pinofranqueado, “se celebra un mercado todos los domingos; y una especie de feria el día 30 de noviembre”.  La antigua memoria colectiva de los vecinos del concejo de Lo Franqueado y, por extensión, de todas Las Hurdes, lo remontan mucho más atrás, que “cuandu vivían loh agüéluh de loh nuéhtruh agüeluh ya se jacía el mercau de San André”, según nos refería, hace ya varias lunas, Tío Ángel Sánchez Sánchez, prestigioso artesano de la alquería de La Aldehuela, perteneciente al mentado concejo.

 Artesanía y Folklore de Las Hurdes (Foto cortesía de J. Martín)

Artesanía y Folklore de Las Hurdes (Foto cortesía de J. Martín)

Por toda la comarca y otras demarcaciones limítrofes era conocido este mercado como “la feria de lah matánzah”, ya que el día 30 de noviembre se daban cita en la localidad jurdana de Pinofranqueado cientos de personas, a fin de proveerse de todo lo necesario para la matanza del marrano.  El personaje mítico de “La Chicharrona” bajaría de la sierra el cercano día de La Pura (8 de diciembre) y traería la licencia para que los vecinos pudieran comenzar sus matanzas.

LOS TRES ALCALDES

Vanesa Martín Alonso, alcaldesa de Pinofranqueado, flanqueada, a su derecha, por Claudio Vázquez Palomero, y, a la izquierda, por José González de Cáceres, exalcaldes de dicha población (Foto cortesía de J. Martín). MARTÍN)

Desde siempre, este mercado secular y tradicional se erigió en una manifestación multicolor, donde docenas de puestos exhibían los avíos propios de la matanza. Caldereros, olleros, pimentoneros, vendedores de tripas, comineros, fabricantes de romanas, cuchilleros, vinateros o aguardenteros, venidos de Montehermoso, Ahigal, Casar de Palomero o de la comarca salmantina de la Sierra de Francia, acudían en fecha tan señalada.  A ello se unía una feria ganadera, sobre todo de ganado cabrío y porcino, en las zonas aledañas al río de los Ángeles.

Artesanía y folklore

Con el devenir de los tiempos, este mercado tan variopinto se ha ido estirando por las calles y plazuelas de Pinofranqueado, acudiendo en estos últimos años vendedores ambulantes de todo tipo de mercancías.  Desde el propio Ayuntamiento se ha potenciado esta antigua feria, congregando en la población a numerosos artesanos de la comarca, así como a diversos tamborileros, danzarines y castañueleros; los unos trabajando en vivo, y los otros alegrando el ambiente con sus pasacalles y sus divertidos bailes.  Toda una nota artesana y folklórica en día tan memorable, en el que se festeja a San Andrés, del que dicen los jurdanos que baja por los montes con la cachiporra y no deja una mosca viva, para que no excrementen sobre las carnes de la matanza y las malicien.

Panorámica del pueblo de Pinofranqueado (Foto cortesía de J. Martín)

Panorámica del pueblo de Pinofranqueado (Foto cortesía de J. Martín)

Vanesa Martín Alonso, salerosa jurdana y guapa alcaldesa de Pinofranqueado, hace una llamada a todos los comarcanos y gente de otras demarcaciones, viajeros y turistas, para que el próximo domingo, día 30 de noviembre, se acerquen al mercado de San Andrés, para compadrear, comadrear y confraternizar, visitar los mesones de tan buen beber y mejor yantar y, de paso, comprar alguno de los muchos “javíuh” que se expenden dentro del heterogéneo y chispeante mundo de esta feria.

Publicado: 23 noviembre 2014