Félix Barroso Gutiérrez

A Cuerpo Gentil

Por: Félix Barroso Gutiérrez

Allá donde el río Alagón forma horca con la Rivera del Bronco, vieron mis ojos la luz: el lugar mal nombrado Santibáñez el Bajo, que, de hecho, nació en lo alto del cerro de “La Cuesta”. Mis patrias infantiles, las únicas en las que creo, están allí y en otros clanes y tribus de alrededor, como los que se asientan en la comarca de Las Hurdes. Los hurdanos son mi gente, por encima de sus variopintos pelajes políticos o de otra índole. Amo la intrahistoria o historia de los pobres y las huellas arqueológicas, ecológicas, etnográficas, antropológicas, sociológicas, históricas, folklóricas… que dejaron con el paso de los tiempos. Laboralmente, profesor y educador social, en el instituto de Montehermoso. Diversas publicaciones y colaboraciones en periódicos y revistas. Infinidad de amigos heterodoxos y del pueblo llano, con los que comparto las redes sociales de la confraternización cara a cara y, si puede ser, delante de un buen vino de pitarra.

La feria científica y humanista desembarca en el IES Gabriel y Galán

Comenzaba la precampaña electoral y los políticos andaban a lo suyo: vendiendo a precio de saldo mercancías muchas veces averiada, con olor a moho de caverna, o a muladares donde picotean y escarban buitres y milanos, ratoneros y cigüeñas y también las gaviotas. Sigue leyendo

Husmeando por el Covacho del Arroyu La Diana. Por los montes de Cáparra (VI)

El viajero, que se quedó rumiando sobre los misterios que le contaron acerca de la Pilata de Juan Hernandi, allá por los humedales de la gran dehesa de los robles, debe buscar el que los paisanos del cercano pueblo denominan el Arroyu del Campu y seguir su corriente, que no está a más de un par de tiros de honda.  Sigue leyendo

En Ladrillar, cita con la XVIII Matanza Tradicional Hurdana

El próximo sábado, día 23 de marzo, los comarcanos de Las Hurdes y todo el que tenga ganas pueden darse un garbeo por la localidad jurdana de Ladrillar, topónimo que no significa lo que parece, ya que los ladrillos no fueron conocidos por estos territorios hasta épocas recientes.  Sigue leyendo

Por los montes de Cáparra (V) La Pilata de Juan Hdez.

Si el viajero que continúa trotando por los espacios adehesados de los robles, donde también se observan bastantes majuelos o espinos albares, que por estos territorios los llaman galapéruh, debe saber que, bajo la corteza arenosa que pisa, hay todo un mundo subterráneo cargado de milenarias sorpresas.  Sigue leyendo