Félix Barroso Gutiérrez

A Cuerpo Gentil

Por: Félix Barroso Gutiérrez

Allá donde el río Alagón forma horca con la Rivera del Bronco, vieron mis ojos la luz: el lugar mal nombrado Santibáñez el Bajo, que, de hecho, nació en lo alto del cerro de “La Cuesta”. Mis patrias infantiles, las únicas en las que creo, están allí y en otros clanes y tribus de alrededor, como los que se asientan en la comarca de Las Hurdes. Los hurdanos son mi gente, por encima de sus variopintos pelajes políticos o de otra índole. Amo la intrahistoria o historia de los pobres y las huellas arqueológicas, ecológicas, etnográficas, antropológicas, sociológicas, históricas, folklóricas… que dejaron con el paso de los tiempos. Laboralmente, profesor y educador social, en el instituto de Montehermoso. Diversas publicaciones y colaboraciones en periódicos y revistas. Infinidad de amigos heterodoxos y del pueblo llano, con los que comparto las redes sociales de la confraternización cara a cara y, si puede ser, delante de un buen vino de pitarra.

Las Fiestas de “La Señorina” abren sus puertas en el pueblo jurdano de El Cerezal

Con Tío Lorenzo Azabal Duarte, que era toda una fuente del saber antiguo, hablé en muchas ocasiones.  Un excelente informante que me desentrañó numerosos interrogantes sobre aquella tierra de Las Hurdes tan llena de mitologías y episodios legendarios, Sigue leyendo