Félix Barroso Gutiérrez

A Cuerpo Gentil

Por: Félix Barroso Gutiérrez

Allá donde el río Alagón forma horca con la Rivera del Bronco, vieron mis ojos la luz: el lugar mal nombrado Santibáñez el Bajo, que, de hecho, nació en lo alto del cerro de “La Cuesta”. Mis patrias infantiles, las únicas en las que creo, están allí y en otros clanes y tribus de alrededor, como los que se asientan en la comarca de Las Hurdes. Los hurdanos son mi gente, por encima de sus variopintos pelajes políticos o de otra índole. Amo la intrahistoria o historia de los pobres y las huellas arqueológicas, ecológicas, etnográficas, antropológicas, sociológicas, históricas, folklóricas… que dejaron con el paso de los tiempos. Laboralmente, profesor y educador social, en el instituto de Montehermoso. Diversas publicaciones y colaboraciones en periódicos y revistas. Infinidad de amigos heterodoxos y del pueblo llano, con los que comparto las redes sociales de la confraternización cara a cara y, si puede ser, delante de un buen vino de pitarra.

Por los montes de Cáparra (VIII): una ermita visigoda en el camino

Dejamos a nuestro viajero dándole las espaldas a los parajes de El Joranzal y El Cachuperi, donde un antiquísimo molino harinero, de los de llamado de saetín, con piedras solera y volandera, aprovechó la fuerza de un regato que se desliza, Sigue leyendo

Aguardando la mágica noche de San Juan en el Covachu de la Péñah (y III)

La mañana de San Juan, ántih de glorial el día, oí contal a la genti de pa,tráh que en la Juenti Labrá, qu,ehtá pal Monti, salí un Encantu.  Dicin que esa juenti  la jicierun loh románuh, y el Encantu era una moza bien plantá, qu,ehtaba encantá pol una maldición.  Sigue leyendo