Félix Barroso Gutiérrez

A Cuerpo Gentil

Por: Félix Barroso Gutiérrez

Allá donde el río Alagón forma horca con la Rivera del Bronco, vieron mis ojos la luz: el lugar mal nombrado Santibáñez el Bajo, que, de hecho, nació en lo alto del cerro de “La Cuesta”. Mis patrias infantiles, las únicas en las que creo, están allí y en otros clanes y tribus de alrededor, como los que se asientan en la comarca de Las Hurdes. Los hurdanos son mi gente, por encima de sus variopintos pelajes políticos o de otra índole. Amo la intrahistoria o historia de los pobres y las huellas arqueológicas, ecológicas, etnográficas, antropológicas, sociológicas, históricas, folklóricas… que dejaron con el paso de los tiempos. Laboralmente, profesor y educador social, en el instituto de Montehermoso. Diversas publicaciones y colaboraciones en periódicos y revistas. Infinidad de amigos heterodoxos y del pueblo llano, con los que comparto las redes sociales de la confraternización cara a cara y, si puede ser, delante de un buen vino de pitarra.

Nochevieja en el Lombu del Molinu

Dicen por estos agrios campos donde confrontan el granito y la pizarra, el roble se entremezcla con encinas, alcornoques y espinosos galapéruh (majuelo o espino albar) y una brava rivera continúa excavando marmitas de gigante en las rocas plutónicas de su lecho, que pol diciembre, la tierra duermi.  ¡Y cuán cierto es!  Sigue leyendo

Ahigal falla su XXXVIII certamen poético de ‘Exaltación al Olivo’

Cuentan algunas crónicas que el pueblo de Ahigal fue, en sus orígenes, la aldea de Filcunea, topónimo que parece emparentarse con el lugar donde abundan los higos. Sigue leyendo

En busca del Homo Heidelbergensis por los septentriones extremeños

Perderse por los riberos o arroyuelos que bajan entre pizarras mosqueadas y sericíticas, formando los llamados dientes de perro, cerca de la zona de contacto entre las rocas graníticas y otras de tipo metamórfico, nos puede deparar insospechadas sorpresas.  Sigue leyendo