Escapada zen provincia Cáceres Tajo Internacional. Foto: Carlos Criado/ PlanVE

Razones para una escapada zen en la provincia de Cáceres

La provincia de Cáceres esconde mil razones para disfrutar de una escapada zen que se resumen en una, naturaleza en estado puro sin aglomeraciones. Del #quédateencasa pasarás a no querer salir de donde te sentirás tan feliz como aquí.

Razones no faltan con rutas de senderismo donde se respira aire puro. Como la que parte de San Martín de Trevejo en Sierra de Gata, que parece hecha solo para tus ojos. Es tan fácil que podrás compartir en familia la sensación de cruzarte solo con olivos, castaños centenarios y corrientes de agua cuando eches a andar en uno de los pueblos más bonitos de España.

El agua clave en una escapada zen en la provincia de Cáceres

Cascada del Chorrituero

Cascada del Chorritero o Chorrituelo de Ovejuela en Las Hurdes

La vegetación es tan exuberante como en Las Hurdes, tierra mítica donde el paseo puede terminar a los pies de una señora cascada. El Chorritero de Ovejuela, llamado popularmente Chorrituelo, de 70 metros de altura. Pero es que con un poco más de pendiente, nos topamos en El Gasco con el Chorro de la Meancera de más de cien metros y donde hasta pueden avistarse aves. El agua y el paisaje es tan abundante en esta comarca, que hay hasta un Centro de Interpretación del Agua y el Medio Ambiente en un antiguo lagar de Cambrón.

Senderismo por lugares de la provincia de Cáceres donde la desconexión es total

Solo el sonido del agua es medicinal, pero en el Valle del Ambroz es hasta terapéutico en los balnearios de Baños de Montemayor y del Salugral en Hervás. Aunque relajante es también adentrarse en el Castañar Gallego de Hervás, uno de los más grandes del sur de Europa, o desviarse por la Pista Heidi. En paisajes como estos la desconexión es total. En tiempos era territorio de lobos y el pueblo de montaña de La Garganta alberga uno de los tres centros del lobo de España.

Castañar Gallego de Hervás.

Senderismo a la sombra en el Castañar Gallego de Hervás. Foto: Andy Solé – PLANVE

Rutas de senderismo para respirar aire puro en la provincia de Cáceres

En una escapada zen en la provincia de Cáceres no pueden faltar los paisajes estrellados por su cielo limpio de contaminación. El Parque Nacional de Monfragüe, además de ser Reserva de la Biosfera y un paraíso para las aves, es Destino Turístico Starlight y uno de los territorios Unesco de la provincia junto al Geoparque Mundial Villuercas-Ibores-Jara y el Parque Natural Tajo Internacional Reserva de la Biosfera Transfronteriza. Son las joyas de la corona en una provincia con tantos espacios naturales como razones para visitarla.

El Parque Tajo-Tejo está en la Sierra de San Pedro, pegando a Portugal, y ofrece toda una Ruta de los Dólmenes que roza lo espiritual. En esta comarca se halla la Cantera de Alcántara, una de las zonas de baño más sorprendentes de Extremadura porque  en realidad es un lago de aguas claras de manantial formado artificialmente donde se extrajeron las piedras para construir una presa. Hoy en día está rodeada de naturaleza viva y en sus riscos anidan cigüeñas negras, buitres o alimoches. Tumbarse allí al sol es toda una experiencia.

Escapada zen provincia Cáceres Las Villuercas, Extremadura. Foto: Carlos Criado / PlanVE

Rozando el cielo en Las Villuercas. Foto Carlos Criado-PLANVE

Sitios donde rozar el cielo en la provincia de Cáceres

Donde se puede sentir la sensación de estar flotando es contemplando el inmenso paisaje del Geoparque Mundial Villuercas-Ibores-Jara. Es una pedacito del Sendero Internacional de los Apalaches repartido por otros rincones tan singulares de Groenlandia, Terranova o Islandia por su alucinante conjunto orográfico y lo tenemos en la provincia de Cáceres. Si queremos saber un poco sobre la formación de la tierra, es el destino perfecto y casi místico que nos conducirá por numerosos geositios, pinturas rupestres, cuevas y hasta la mina Costanaza de Logrosán y de lo más profundo a lo más alto, el Pico Villuercas transmite pura paz.

Por tierra, de Logrosán a Guadalupe se puede seguir la ruta que recorrió Isabel la Católica para descubrir la Puebla de Guadalupe, segundo centro de peregrinación de España tras Santiago. El Monasterio de Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad, invita al recogimiento. Tanto como el convento más pequeño del mundo, el Convento del Palancar.

Los Barruecos, foto: Andy Solé

Relax en Los Barruecos. Andy Solé

Para meditar es también el Monumento Natural de Los Barruecos, en la comarca Tajo-Salor-Almonte, en un paisaje granítico de formas caprichosas tan singular como el Museo Vostell que compagina la modernidad con la tradicional ruta de la lana. De esta escapada zen por la provincia de Cáceres se vuelve a casa como nuevo y deseando regresar.

Publicado el 22 de junio de 2020

©Planveando Comunicaciones

Turismo Cáceres

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.