La Garganta de los Infiernos es para niños

La Garganta de los Infiernos tiene un nombre capaz de estimular la imaginación de los niños, de sugerirles leyendas y cuentos sobre un paraje mágico que es un paraíso en pleno corazón del Valle del Jerte siempre listo para que lo disfruten los más pequeños. Las más de 7.000 hectáreas de la Reserva Natural que se extiende por los términos municipales de Tornavacas, Jerte y Cabezuela del Valle en el norte de Extremadura son un parque de ocio sin cartón piedra, salpicado por gargantas, charcos y las famosas pozas de Los Pilones que convierten en una experiencia única sus baños cuando hace tiempo de ello.

Visitas escolares a La Garganta de Los Infiernos

Más allá del verano, la Garganta de los Infiernos ofrece actividades para los niños todo el año, durante el curso escolar con las visitas guiadas por la Reserva Natural que se ofrecen gratuitamente a los escolares a través del programa Conoce Extremadura que se desarrolla con la colaboración de la Junta de Extremadura. Una oportunidad para conocer los centros de interpretación del agua de Cabezuela y el situado a la entrada de la propia Reserva Natural en Jerte, en los que se proyectan vídeos para que tomen conciencia de la necesidad de hacer un uso responsable de la naturaleza y en los que se les muestra a través de pedagógicos paneles la riqueza de fauna y flora del Valle del Jerte.

Los Pilones en el Valle del Jerte

Otoño para niños en el Valle del Jerte

El mágico otoño que viste de colores el Valle del Jerte hasta la entrada del invierno es otra oportunidad para que los niños se adentren en La Garganta de los Infiernos. La semana temática que cada año se dedica a la Reserva Natural en esta estación, incluye actividades pensadas para que las disfruten con sus amigos y compañeros de clase o con su familia.

En las semanas de la Reserva Natural de La Garganta de Los Infiernos que se celebran año tras año pueden participar en talleres de ornitología y pesca, ser protagonistas en la suelta de aves, colaborar en tareas de repoblación piscícola o elegir si quieren recorrer el paisaje a pie, sobre un caballo o en bicicleta. Iniciarse en el conocimiento de las setas es otra opción si acompañan a sus mayores en las rutas micológicas y, además, de los abuelos del Valle del Jerte pueden incluso escuchar de viva voz historias que seguro que les dejan fascinados.

No pierda la oportunidad de llevar a los niños a La Garganta de Los Infiernos en cualquier estación. En verano para que se bañen, en otoño para que descubran el colorido con que se viste, en invierno para que jueguen con la nieve y en primavera para que vean el espectáculo de los cerezos cargados de flores.

planVE

Publicado en noviembre de 2015

Hells’s gorge for children