Hacemos “birding” en “Los Patos”

¿Qué dirán los mayores de nuestras localidades cuando escuchen hablar del “BIRDING”? Se quedan anonadados, pero de un tiempo para acá se ha generalizado en nuestro vocabulario este vocablo. Dícese de la práctica de observar aves o avistamiento de aves –aquí es cuando nos dicen eso de “esto ya es otra cosa”- Extremadura es uno de los puntos propicios para hacer birding, contamos con unas características excepcionales y hasta aquí llega gente de todos los puntos del planeta.

Como en PlanVE somos del Norte de Extremadura, pues hacemos birding en el Parque Natural de Monfragüe o en los Canchos de Ramiro. Ahora bien, el que escribe lo hace tomando por comarca la Rivera de Fresnedosa y por estos lares también podemos avistar aves de las más variopintas especies.

Raúl Granados

Raúl Granados

Hoy nos vamos hacia un paraje conocido como “Los Patos”, humedal perteneciente al Embalse de Portaje, situado entre Torrejoncillo y Portaje. Allá por la década de los noventas, se llevó a cabo la construcción de este pantano cuyo objetivo era introducir el regadío en las parcelas colindantes. Como otros tantos proyectos, este no consiguió sus objetivos, pero sí dejó un escenario propicio para pescadores y amantes de la naturaleza.

En “Los Patos” hay un pequeño observatorio de aves donde poder contemplar una gran variedad de ellas: Pato cuchara, Cerceta, Ánades Real, Friso y Rabudo, Porrón Europeo y Moñudo, Pato Colorado, Zampullín Chico, Somormujo Lavanco, Zampullín Cuellinegro, Garza Real, Garceta, Espátula, Focha Común, Cigüeñuela, Cigüeñas Blancas, Rabilargo, Paloma Torcaz, Pito Real, Herrerillo Común, Carbonero, Agateador, Pinzón Vulgar, Verdecillo, Milano Negro y Real, Aguilucho Lagunero o Martín Pescador.

Raúl Granados

Raúl Granados

La construcción de un azud de cola conllevó la creación de un brazo del humedal donde anidan muchas de estas aves. La tranquilidad de la zona contribuye a ello, lejos del mundanal ruido al que otras especies ya están totalmente adaptadas. Hasta este lugar pueden venir para pasar un día tranquilo en familia y si cargan las cañas pueden obtener algún que otro trofeo: carpas, black-bass, tencas o percasoles.

Los portajeros, allá por el mes de mayo, deciden celebrar su romería por estos parajes, muy propicio para ello. Después de daros a conocer el lugar solo queda invitaros a disfrutar de él in situ. Y recordad, ¡en la Rivera de Fresnedosa también se hace birding!

Fotos de Raúl Granados