Reabiertos los castaños del Temblar

Los castaños del Temblar, los cinco árboles centenarios de Segura de Toro, vuelven a ser visitables. Del 15 de enero al 1 de octubre porque el resto del tiempo, este paraje en pleno corazón del Valle del Ambroz se cierra al público para mayor protección del conjunto de árboles singulares y en un intento de la propiedad por proteger las castañas de excursionistas voraces.

Es una excursión tan accesible y mágica que se presta a realizar con niños. Desde el mismo centro del pueblo, coronado por el toro celta de piedra, no se tardan más de 40 minutos en llegar al huerto, donde el visitante irá descubriendo a cuál más espectacular los cinco castaños centenarios, cada uno con su nombre.

El ejemplar más destacable es el Hondonero, de 25 metros de altura y alrededor de 700 años de voda, que sale a nuestro encuentro en la parte baja del huerto. A continuación aparece el Castaño del Arroyo, de unos 800 años, y algo más retirados el Bronco, con su característico tronco en espiral, y el Retorcío, que obviamente debe su nombre a su aspecto fibroso. En la parte más alta y alejada del arroyo aguarda la visita el Menuero, el que da las castañas más menudas de todos ellos.

Suele decirse que de marzo a mayo es la mejor época para visitarlos porque los árboles se visten por entonces, ¿pero quién dice que no es un espectáculo también digno de ver contemplarlos desnudos? Eso sí, bien abrigados y el huerto ofrece su mejor visión de cuento para los niños. Si vas en grupo, inevitable hacer la foto rodeando los árboles, catalogados oficialmente como árboles singulares de Extremadura.

Publicado el 15 de enero de 2015