Search

Cuaderno en octavo

Puede que por su formato en octavo, el de la colección Minúscula de la editorial Los Papeles de Brighton, Gases y sólidos, recién salido de imprenta, del escritor Antonio Reseco, se me antoja, más que un libro, un cuaderno de notas, un cuaderno en el que cualquiera de sus amigos ‒yo mismo, sin ir más lejos‒ hubiésemos ido anotando las agudezas de este tipo inteligente, leído, flemático, brillante conversador y no menos brillante y afilado polemista, con el que siempre es un placer echar un rato, en directo, por teléfono, por WhatsApp o leyendo alguno de sus siempre recomendables libros. En este caso se trata de una importante colección de frases contundentes, en su mayor parte aforismos, entendiendo como tales piezas breves de pensamiento, junto a otras de carácter narrativo, a modo de fugaces microrrelatos (“Tarde o temprano vendrá usted por aquí ‒dijo el enterrador”) o cercanas al chiste (“Era un hombre de agallas, vamos, un auténtico besugo”) o a la greguería (“Brindis: formulación de deseos abocados a ahogarse en una copa”), amén de alguna que otra bienaventuranza (“Bienaventurado el portugués que resultó ser un cachondo mental”), y tras las que se encuentra, aparte de ese tipo agudo e inteligente del que les hablaba, también el excelente poeta que es, en la medida en que son fruto, yo diría que en su mayoría, no solo de una extraordinaria lucidez, sino de esa habilidad extrema para elegir y poner en su sitio las palabras que es necesaria para escribir un buen verso. Y poco más tendría que decir, porque creo que los textos hablan y atrapan por sí solos, y, para aumentar la muestra, reproduzco algunos que ya he mencionado en redes sociales (“Insensible y obeso: todo lo que le falta de ternura, le sobra de ternera”, “Hacer carrera política es ir eliminando a otros que también hacen carrera política” y el que quizá siga siendo mi preferido, porque no puedo estar más de acuerdo, “El trabajo dignifica en la misma medida que la hoguera purificaba a los herejes”) y añado alguno más de un tema recurrente en el libro, la vanidad ‒en más de un sentido‒ de los escritores, que más de una vez el autor y este que escribe hemos tenido que sufrir juntos (“En algunos autores, el anuncio de una nueva publicación debería considerarse una amenaza de lesa humanidad” o “La mayoría de los escritores nunca tendremos la pesadumbre de ser autores olvidados pues para eso primero hay que ingresar en la de autores conocidos”), antes de dejarles con la que, según me ha contado, es su frase favorita, “Bienaventurado Espinete, porque no pincha ni corta”, y de recomendarles, para finalizar, la lectura de este libro, que les aconsejo que lean, además de con sentido del humor, con un cierto cuidado, pues Antonio Reseco, a diferencia del blando de Espinete, sí que pincha y sí que corta.

Gases y sólidos

Antonio Reseco

Los Papeles de Brighton

15,00 euros

Texto de Juan Ramón Santos para su columna Con VE de libro

Publicado el 17 de marzo de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

‘Votamos’ del placentino Santiago Requejo seleccionado para los Oscars

El cortometraje ‘Votamos’ del director placentino Santiago Requejo ha empezado el año…

Los motores en el Norte de Extremadura

Daniel Marbán y Víctor Ferrero en su Lotus Exige RT han resultado vencedores…

FanCineGay 2018 visibiliza la diversidad sexual a través de la cultura

La XXI edición del Festival Internacional de Cine LGTBI de Extremadura, FanCineGay, será…

Jamón al corte para triunfar

Jamón al corte para regalar o regalarte, en apetitosas bandejas de rojo…