Search

La “Comarca del Camino”, tierra histórica y literaria

Algo se está moviendo en el norte extremeño. El pasado día 11 de noviembre de 2022, el colectivo de Guías-Historiadores de Extremadura organizaba en el marco de las actividades programadas en el “Otoño Mágico del Ambroz” un Café con Historia en la cafetería El Picaporte de Hervás. Se habló de Historia y Literatura en las tierras que baña el río Ambroz y la aceptación del público resultó extraordinaria. Días más tarde, el domingo 4, también bajo la misma organización, dirigida por Juan Rebollo Bote y por Marciano Martín Manuel, se llevó a cabo un Paseo Literario por la villa de Hervás, igualmente exitoso en cuanto a público.

Ambos acontecimientos forman parte del proyecto Lusitaniae, que desarrolla actividades de socialización patrimonial en Extremadura -con especial atención al norte de la región- y en Salamanca, teniendo como ejes el Corredor de la Plata y la Raya hispano-portuguesa. El territorio de Cáparra-Ambroz -la “Comarca del Camino”- se constituye como una de las áreas de referencia y acción prioritaria en este proyecto dado su carácter rural, su ubicación geográfica a caballo entre las tierras salmantina y extremeña, la impronta histórica que confiere la Vía de la Plata o los innumerables recursos culturales y naturales disponibles.

Esta “Comarca del Camino”, en la actualidad dividida en dos mancomunidades, se presenta ante la Historia como región caparense -gentilicio recogido por escritores e inscripciones de la Antigüedad-, con Cáparra como núcleo urbano de referencia, con la calzada romana –iterab Emerita Asturicam como columna vertebral y con el río Ambroz -y el Alagón- bañando sus tierras.

Aquel tiempo romano proporcionó las primeras manifestaciones escritas -en latín- que guardan las inscripciones, los itinerarios o los miliarios y que recogen teónimos, antropónimos y otros detalles de los pobladores de la Alta Extremadura hace dos mil años. De la etapa altomedieval posterior es la hidronimia la que custodia los ecos andalusíes -Ambroz, Alagón, Aldobara-. Ya en la Baja Edad Media serán los cristianos los que impriman el nuevo tiempo lingüístico y literario en asturleonés y en castellano. Los documentos de los reinos de León y de Castilla van sacando a la luz el primer poblamiento estable -Palomero, Granada, la Abadía de Sotofermoso o Segura, entre otros-. La microtoponimia nos sugiere incluso procedencias gallegas -Castañar Gallego- y navarras -Pinajarro-. El Libro de Montería de Alfonso XI describe por primera vez las zonas de caza de la comarca.

En época moderna la literatura y el arte brillará con luz propia en Abadía con nombres como Garcilaso de la Vega o Lope de Vega. Intelectuales extremeños como el Padre Francisco de Coria o Fray Alonso Fernández historian por primera vez estas tierras, Gonzalo Korreas nos transmite el dicho “ansí se despobló Cáparra”. Los viajeros extranjeros y los funcionarios del Estado recogen algunas notas de interés a partir del siglo XVIII. Ya desde finales de la centuria decimonónica escritores como Gabriel y Galán o Unamuno se inspiran en paisajes granadillanos o ambrocenses y los arqueólogos empiezan a preocuparse por las ruinas de Cáparra. Mediado el siglo XX se multiplican las referencias literarias, baste citar a Emilio González de Hervás o a Víctor Chamorro.

Hemos llegado al siglo XXI con un legado lo suficientemente relevante como para poder convertirlo en caldo de cultivo literario. La espectacularidad del entorno altoextremeño es sobradamente conocida como fuente de inspiración para todo tipo de arte. Las ruinas históricas -lo descubierto y lo que está por descubrir- están esperando ser reinterpretadas y aprovechadas culturalmente. El “ansí se despobló Cáparra” y el -añadimos- “así Granadilla” tiene que hacernos reflexionar sobre el futuro de nuestros pueblos. El ferrocarril, su pérdida y la reconversión “verde” de trazado viario, tiene que servir para algo. Ya estamos creando comunidad cultural en la “comarca del Camino” y en todo el norte extremeño. Se avienen más Cafés con Historia, más paseos guiados, tertulias literarias y reconocimiento de nuestra realidad pasada y presente. Anímense a participar (iterlusitaniae@gmail.com)

Juan Rebollo Bote

LusitaniaeGuías-Historiadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Sabrosas tencas para chuparse los dedos en Brozas

Las sabrosas tencas de Tajo-Salor-Almonte podrán degustarse el sábado 26 de agosto…

Las Brujas salen a escena durante las Luminarias de Villar del Rey

Las Brujas de Luis Chamizo saltarán a la escena en las Luminarias…
Fotografía de Juan Jesús Sánchez

Date un paseo entre robles en la dehesa de Aceituna

La XII Ruta Senderista Familiar El Robledal de Aceituna se celebrará el…

Esta primavera practica deporte de naturaleza en el Valle del Ambroz

El Valle del Ambroz invita a los amantes de la naturaleza a…