Search

La Corrobra-Estampas Jurdanas en la “Toñá Piornalega”

Así será, porque el próximo día 19, festividad de San Crispín y San Crispiniano, un nutrido grupo de miembros ‘La Corrobra’, ataviados con sus indumentarias pastoriles, emprenderá el camino del pueblo más alto de Extremadura:  El Piornal, situado a 1.175 metros de altitud, entre las comarcas de El Valle del Jerte y La Vera, por lo que comparte aires tradicionales de ambas demarcaciones.  De esta forma, recogeremos la invitación que se nos hizo por parte de Javi Prieto Calle, alcalde de Piornal, el pasado 8 de octubre, con motivo de la celebración del ‘Festival Tinajero’, en Pasarón de la Vera.  Sin ascender a las cumbres de ‘El Espolón’ (1.471 m.) ni recorrer las gargantas que llevan sus aguas a los ríos Tiétar o Jerte, los tamborileros, danzarines, ‘ramajérus’, pandereteros, ‘cencerrérus’, ‘tocaóris de rollus’y otros que tal bailan (por cierto, bailan y cantan como arcángeles, aunque estos sean unos patosos y no sepan ejecutar las danzas de ‘Valdobinu’, ‘La Jaba’, ‘El Pericón’ o el ‘Picau Jurdanu’) se quedarán en el altiplano de la ‘Sierra de Tormantos’.  Echarán la mañana a pie de calle, como acostumbran, pues lo suyo es mezclarse entre el pueblo llano, para que nadie tenga que alzar los ojos para verlos.  Pararán en las encrucijadas, plazas, plazuelas y allí donde hay un grupo de gente y desgranarán sus folklores, etnografías y etnomusicologías, en los que resonarán antiguos ecos de aquel indómito pueblo ‘Rucón’, citado en las viejas crónicas y que no solo abarcaba el territorio de Las Hurdes, sino también parte de las actuales comarcas de Tierras de Granadilla, Sierra de Gata y Valle del Alagón.

El tamborilero jurdanu Serafín Rodríguez Iglesias, de la alquería de La Segur, dirigiendo a los danzarines en la antiquísima danza ceremoniosa de ‘El Ramu’, en el ‘Festival Tinajero’ (Pasarón de la Vera, 8 octubre 2022).  (Foto: José María Domínguez Moreno)

Esperando que las mujeres piornalegas de la asociación ‘Aires Serranos’ les guarden el café y los dulces que ofrecerán como desayuno, por si llegan algo tarde (desde Casares de Las Hurdes, primer concejo en el que subirá al autobús el primer viajero, hasta El Piornal, hay 107,5 kilómetros), una vez ataviados, haciendo resonar sus cencerros para anunciar que ya han arribado al pueblo de los piornos, iniciarán su pasacalles matinal.  Y decimos de ‘los piornus’ con nuestro más empático cariño, pues sabido es que el nombre del pueblo deriva de una planta muy abundante en estas montañas: el piorno (‘Cytisus purgans y Cytisus oromediterraneus).  Como Piornal, ya aparece citado en el año 1.254, en una bula de Inocencio IV.  Fundado por una comunidad de pastores de cabras, se encuentra dentro de la Extremadura castellana, pero, como ocurre a otros lugares de las comarcas del Valle del Jerte, de la Vera y de alguna otra más, no fueron castellanos los que repoblaron lo que eran diminutas aldeas en los siglos XII y XIII, sino por gente proveniente del antiguo reino de León (Cantabria, Asturias, León o Zamora).  El hecho de que todavía se siga hablando coloquialmente una variante del antiguo astur-leonés, dice mucho en favor de tal repoblación medieval.

Miembros de la ‘Corrobra-Estampas Jurdanas’ en el pasado ‘Festival Tinajero’.  (Foto: José María Domínguez Moreno)

Degustación de morcillas

Repuestos del viaje con esos cafés y esos dulces que ya se encargará nuestra buena amiga Celia Díaz Díaz, concejala de Cultura, de tenerlos a buen recaudo, ‘La Corrobra’ continuará su camino, al objeto de echarle el guante a Crispín Guillén Pérez, que tantos años ejerció, con gran nobleza pedagógica, como maestro, en el pueblo de Casares de Las Hurdes.  No hay mejor día para felicitarle que ese 19 de noviembre, cuando, como dijimos más arriba, se celebra a los santos Crispín y Crispiniano.   A eso de las 12,30 horas, los compañeros ‘corobrerus’, sin parar de compadrear y comadrear con la gente que le sale al paso, a las que invitan a participar de sus bailes y ‘rejuíjuh’ (escenificaciones al aire libre sobre antañonas creencias míticas y legendarias de la comarca jurdana), se irán acercando a la ‘Plaza del Nogal’, atraídos por el buen olor de las morcillas patateras y calabaceras.  Su degustación, acompañada por licores artesanales del Valle del Jerte y organizada por los piornalegos del grupo de teatro ‘Tarandangu’, será posible gracias a la donación de embutidos realizada por la cooperativa del campo ‘San José’, de dicha localidad de Piornal.

Metidos en danza, al son de la flauta y el tamboril, en el ‘Festival Tinajero’. (Foto: José María Domínguez Moreno)

Prosiguiendo por las plazas de la localidad, en la que diferentes grupos folklóricos muestran sus ricas indumentarias y sus alegres bailoteos, la ‘Corrobra-Estampas Jurdanas’ se dejará llevar por otros efluvios gastronómicos y, cuando el reloj de la torre marquee las 14,00 horas, minutos arriba o abajo, meterá la cuchara en el ‘Caldu Piornalegu’ y el tenedor y el cuchillo en los guisos de la matanza que se nos servirán a quien andaremos todo el santo día divirtiendo, y a su vez divirtiéndonos, a los muchos cientos de personas que se acercarán a la Toñá Piornalega’.

Por la tarde, al caer el día, como cosa acostumbrada, visitaremos la residencia de la Tercera Edad ‘Tormantos’, al objeto de confraternizar con el personal acogido, haciéndoles recordar sus tiempos mozos con los bailes, romances y otros cantares de notoria antigüedad.  Brindaremos durante el vino de honor por todos los piornalegos y volveremos a las calles y tabernas del pueblo, espantando al frío de las alturas con las cabriolas dancísticas, con el entrechocar de nuestras cayadas y el tronar de nuestros cencerros.  Y, luego, que siga ‘jarreandu agua hasta dejal-la de sobra’.

‘Pastoras’ y ‘pastores’ de ‘La Corrobra’ alegrando las calles de Pasarón de la Vera.  (Foto: José María Domínguez Moreno)
Espectacular foto cenital de cerezos en flor en la subida hacia el pueblo de Piornal. (Foto cedida por ‘Dronestagram’)

Fotografía superior: Miembros de la ‘CORROBRA ESTAMPAS JURDANAS’ saliendo de la Casa de Cultura de Piornal, para iniciar sus heterodoxos pasacalles.  Edición de la ‘Toñá Piornalega’ 2019.  (Foto: F.B.G.)

Texto de Félix Barroso para su columna A Cuerpo Gentil, las opiniones e imágenes publicadas en esta columna son responsabilidad de su autor

Publicado el 16 de noviembre de 2022

telecarne Bernal Plasencia
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Piornal reparte Jarramplas cual Oscar de teatro

Los mejores trabajos del IV Certamen Nacional de Teatro Amateur de Piornal se…

Visita la exposición de pintura de Niño Índigo en Moraleja

Hasta el 22 de enero se puede visitar la exposición de pintura…

La ventana de Carmen, entrañable exposición de Nieves Agut sobre la dependencia

La ventana de Carmen es el título de la entrañable exposición

Ruta senderista del Cerezo en Flor por los Pilones

Vive un sábado, el 2 de abril, para el recuerdo en la…