Guía de Las Edades del Hombre en Plasencia para no perder detalle

Hay en Las Edades del Hombre en Plasencia cerca de 200 obras de arte sacro para ver entre mayo y diciembre en sus dos catedrales. Lo conveniente es hacer una visita guiada o hacer uso de las audioguías o del código QR que viene en las entradas para no perder detalle porque hay auténticas maravillas que pueden, si no, pasar inadvertidas.

Todas las claves de Las Edades del Hombre en Plasencia las dan en el centro de visitantes de la calle Blanca que hace esquina con la Plaza de la Catedral. Allí se compra la entrada y si alguien necesita acceder a la exposición por una rampa, allí se lo gestionarán porque la entrada principal, por la Catedral Vieja, solo tiene escalones.

Una guía práctica por las Edades del Hombre en Plasencia

Nada más atravesar la portada románica de la Catedral de Santa María empieza el tránsito por los siete capítulos en que está dividida la muestra. De ahí el título, Transitus, de la XXVI edición de Las Edades del Hombre en Plasencia, la mayor exposición de arte sacro de España que en esta ocasión hace un recorrido por la historia de Plasencia y su diócesis, la religión y los hombres y mujeres, muchos de los cuales partieron al Nuevo Mundo.

Capítulo I: desde antes de la fundación de Plasencia al cruce de culturas

El itinerario se abre paso por un túnel del tiempo que nos lleva a recorrer piezas de antes de la fundación de Plasencia por Alfonso VIII. Desde las épocas romana, visigoda y musulmana hasta la confluencia de las culturas cristiana, judía y árabe hasta la Edad Media.

Nada más entrar, a la derecha, la Lápida de la Libertad recuerda el momento en que los Reyes Católicos restablecieron la libertad y las normas de la ciudad que había estado bajo el dominio de los Zúñiga. A su lado destaca el Fuero de Plasencia y enfrente una réplica del Disco de Teodosio que fue hallado en Almendralejo.

Llama la atención el Cristo de madera policromada colgado en medio de la sala. Es el Cristo de los Doctores, del XIV, al que se han encomendado multitud de estudiantes de Medicina. Como la Virgen del Sagrario, del XIII, y la Virgen Blanca, del XIV, son tesoros de la propia catedral que ganan en la exposición protagonismo.

Del Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid está San Vicente Ferrer con figura de orante y al fondo comparten espacio un llamativo Rollo de Torah del Museo Sefardí de Toledo y una inscripción fundacional de la Alcazaba de Mérida procedente de su Museo Nacional de Arte Romano.

telecarne Bernal Plasencia

Capítulo II: Reyes, Humanismo y obras literarias en Las Edades del Hombre en Plasencia

Con el tránsito a la Edad Moderna estalla el color en la exposición y aparecen las estatuas orantes de los Reyes Católicos de Málaga y en el centro, dominando la escena, el Calvario de Egas Cueman del Monasterio de Guadalupe.

El busto de Carlos V del Palacio del Marqués de Mirabel, del XVI en mármol y atribuido al Círculo del Montorsoli, se halla en una esquina y en otra, la Real Provisión de los Reyes Católicos reintegrando la ciudad a la corona.

A la vuelta destacan el cuadro de Luis de Morales visitando a Felipe II, de Felipe Checa, procedente del MUBA y joyas literarias como la Odisea de Homero, Calisto y Melibea de Fernando de Rojas y manuscritos de Lope de Vega.

Capítulo III: los Santos en la Sala Capitular

La exposición se adentra en el Claustro y justo enfrente, un luminoso da paso a varias piezas sobre la historia de Plasencia y su diócesis. Curioso es ver el plano recopilado por Luis de Toro en 1573, que es la imagen de Las Edades del Hombre en Plasencia.

De vuelta al Claustro, la Sala Capitular da la bienvenida con una delicada escultura de San Pedro de Alcántara confesando a Santa Teresa, del XVII. Detrás se halla el San Pedro de Alcántara de Coria y flanqueando la puerta los santos patronos de la diócesis, San Fulgencio y Santa Florentina, ambos de Berzocana.

Imprescindible admirar la cubierta estando en el interior de la Torre del Melón, única en Extremadura. Solo hay similares en Salamanca, Zamora y Toro.

En el interior se aprecia cómo el público invidente puede seguir la exposición leyendo las leyendas en Braille.

Capítulo IV: Dios en el centro de la muestra, ya en la Catedral Nueva

Dejando a la derecha de la Sala Capitular ‘El corte’ de las dos catedrales, la exposición se adentra en la Catedral Nueva y una gran pila bautismal del XVI de Jaraíz de la Vera da la bienvenida. Es la sala de los Divino Morales, de entre los que destaca por sus grandes dimensiones y porque es el que salió en todas las fotos de la inauguración por el Rey Felipe VI porque allí se detuvo la comitiva, el Retablo de Luis de Morales para la capilla de Ginés Martínez de Higuera la Real.

Llama también la atención la Piedad de Alonso Hipólito, que de normal permanece discreta en la iglesia del Salvador de Plasencia. Aquí se halla también la Virgen de la Antigua, de Béjar, que siendo Castilla y León, pertenece a la Diócesis de Plasencia, lo cual es una de las razones de peso para el tránsito de Las Edades del Hombre a Extremadura. Nunca antes había salido de tierras castellanas, salvo Amberes y Nueva York.

Capítulo V, el de mayor valor artístico de las Edades del Hombre en Plasencia

JAVIER VAQUERO - BR

El Retablo de la Asunción es una joya de la Catedral Nueva que solo muestra la imagen de María yacente durante la novena de agosto y a sus pies, Las Edades del Hombre exhiben la Coronación de la Virgen que el Greco realizó para la iglesia parroquial de Talavera la Vieja, la Taravelilla anegada por el pantano. A su lado brillará otro Greco, Jesús Salvador, en cuanto en verano se incorpore a la exposición el original. Mientras tanto es una reproducción.

Nada más salir de la sacristía se pueden contemplar los tesoros de Serradilla en Las Edades del Hombre. Algunos ocultos al público en el convento de las Madres Agustinas, como la Anunciación de Claudio Coello, y las Vírgenes de Carreño Miranda y Daniel Seghers que sí están a la vista. Destaca, sobre una peana, la Asunción de Luis Salvador Carmona de la iglesia parroquial.

Rizi con el Bautismo o Murillo con San José con el Niño destacan ya solo por sus nombres, pero el Cristo de los Dolores de las Dominicas, que se parece al Cristo de Serradilla, resalta por sí solo aún teniendo justo detrás un Cristo de Zurbarán. Suyas son también las Tentaciones de San Jerónimo, al otro lado del Retablo Mayor, frente a San Jerónimo penitente de Martínez Montañés.

Antes de llegar aquí, a la izquierda, sobresalen los Padres de las Iglesias griegas de Gregorio Fernández, el mismo autor del Retablo, que los realizó en madera dorada y policromada en el XVII y vienen de Valladolid.

A los pies del Retablo Mayor se puede disfrutar de uno de los tres audiovisuales, sobre el Concilio de Trento y en la sillería del coro, la del ícaro placentino, de otro sobre esta magnífica obra de Rodrigo Alemán.

Capítulo VI: el barco que nos lleva al Nuevo Mundo

Una suerte de pasillo con ventanales al mar, gaviotas que compiten con la banda sonora de la exposición que nos acompaña en todo momento y el sonido del mar, nos conduce a la aventura del Nuevo Mundo. Un audiovisual lo cuenta y el resto de las piezas lo muestran.

Una aventura con sus luces y sombras, como destaca el comisario de la exposición, Antonio Luis Galán, se hace presente en el victorioso Francisco Pizarro de Pérez Comendador procedente de la Diputación de Cáceres y, a su lado, el cuadro de La noche triste de Hernán Cortés del MUBA de Badajoz.

Capítulo VII: la Evangelización allende los mares

Asoma sobre el pórtico de esta nueva sala el barco, cuyo casco nos recibe enseguida a modo de bóveda. A la izquierda conviene reparar en el retrato de Fray Bartolomé de las Casas, ‘el protector de los indios’, que viene de Sevilla así como al final en Santa Rosa de Lima en marfil, del XVII, procedente de Filipinas. Ella, que era hija de un arcabucero de Baños de Montemayor y una costurera indígena, es venerada allende los mares.

Como también Nuestra Señor de Guadalupe con las cuatro apariciones de José Juárez procedente de Soria, que destaca por sus grandes dimensiones así como el Cristo de la Encina, custodiado en una de las ermitas de Ceclavín, con su indígena mirándolo salir del árbol.

Llaman la atención los dos ángeles arcabuceros con armas al hombro, de Salamanca, y a su lado el Arcángel San Miguel de marfil que viene también de Filipinas.

Antes, una urna mejicana en plata del XVII que atesoran las Capuchinas de Plasencia y al final la reproducción a escala de la Nao San Pedro, de Sevilla, completan las piezas.

A continuación unas grandes estructuras de metacrilato recogen los nombres de todos aquellos que participaron en la aventura y es la salida al epílogo con una pieza única, el Retablo de la Asunción de la iglesia de San Nicolás.

Telecarne Bernal Plasencia

En una hora y cuarto mínimo, con visita guiada, se pueden disfrutar todas estas y otras joyas de la exposición. Se entra y se sale por la misma puerta, donde se pueden adquirir las publicaciones de la exposición así como souvenirs como imanes, fundas para gafas, llaveros, tazas, neceseres, dedales, alfombrillas para el ratón del ordenador, pastilleros, gomas de borrar con figuritas, entre otros.

Foto de cabecera, Santa Rosa de Lima, del XVII, anónimo procedente de Filipinas

Ecotahona del Ambroz

Evento: Edades del Hombre

Lugar: Catedrales de Plasencia

Fecha: De mayo a diciembre de 2022

Horario: De martes a viernes de 10 a 14 y de 16 a 20 horas. Sábados, domingos y festivos de 10 a 20. Lunes cerrada. Última admisión 30 minutos antes del cierre.

Entrada: 6 euros la entrada individual con guía mediante código QR. Se compra en el centro de visitantes de la Casa de la Mitra en la calle Blanca, esquina Plaza de la Catedral

Visita guiada para no más de 20 personas, con reserva previa y entrada incluida: 125 euros

Contacto para reservas: 927041124 o transitus@lasedades.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

El Festival de Teatro Clásico de Cáceres de cartel en cartel

El Palacio de Carvajal de Cáceres acoge hasta el 26 de junio…

La luz y el color de Venezia, en Plasencia

Raquel Flores Redondo conoce los distintos colores que el Valle del Jerte muestra…

Ruta y cata Ribera del Guadiana en Trujillo con Los Colores de la Vendimia 2019

El programa de enoturismo

La Filmoteca de Extremadura ofrece un junio llenísimo de cine

La Filmoteca de Extremadura ha programado hasta cinco ciclos de cine para…