El pueblo jurdano de Cambrón metido en sus Fiestas Patronales

Teófilo García Hernández, vecino de la alquería de Cambrón, con gran inteligencia innata, miembro destacado de la Corrobra ‘Ehtámpah Jurdánah’, un excelente informante junto con su mujer (Flora Martín Montero) de la riquísima Cultura Tradicional de Las Hurdes y gran amigo mío, me narraba una bonita leyenda sobre su pueblo.  Refería, según le contaron a él sus mayores, que la aldea de Cambrón se llamó, en épocas oscuras y nebulosas, Villahermosa, siendo un núcleo destacado dentro de las escabrosas montañas del territorio jurdano.  Pero he aquí que llegaron tiempos conflictivos y gran parte de sus mujeres en edad fértil fueron apresadas o se entregaron al enemigo.  La gente de la zona dio en sospechar que tales hembras les pusieron los cuernos a sus maridos o novios y, por tales rumorologías, los vecinos de tal pueblo fueron tachados de cornudos.  Se borró el nombre de Villahermosa y dieron en llamar a tal población con el topónimo de Cambrón, palabra que no suena muy bien al oído.  Al parecer, las mujeres apresadas o que se entregaron por propia voluntad al enemigo fundarían el pueblo de Cambroncino, situado a escasa distancia.  Dio en crecer este último pueblo y llegaría a ser la sede del Ayuntamiento del concejo de Caminomorisco, levantándose en él la iglesia más monumental de todas Las Hurdes.

De izquierda a derecha: Flora Martín Montero, vecina de Cambrón; el profesor Arturo Mayoral; Teófilo García Hernández, marido de Flora (dos de los mejores informantes sobre Cultura Tradicional de la comarca de Las Hurdes); Juan José Gómez Martín, “El Punki”, compañero de correrías por las montañas de su tierra, y el arqueólogo Antonio González Cordero.  Celebrando una fiesta en el “sobrau” (bodega donde se ahúma la chacina) de la vivienda de Flora y Teófilo, (Foto. F.B.G.)Dando un pasacalles en las fiestas de Cambrón, con el tamborilero Paulino Iglesias Martín, al que llamaban “El
“El Chorru de Arrocambrón” (enorme salto de agua o cascada en el arroyo del mismo nombre).  (Foto: Vicente Martín Martín)

Otro buen amigo, Julián Sendín Martín, de la alquería de Vegas de Coria y que ya se nos fue para el Castillo de Irás y no Volverás, en su larga relación sobre los pueblos de la comarca jurdana, que aprendió de su madre, Tía María la Sendina, famosa curandera por todas estas jurisdicciones, al mentar la alquería de Cambrón, refiere: Aquel lugar de Cambrón, / que suena a puesta de cuernos, / dicen que fue Villahermosa, / de los rucones en tiempos. / Al venderse al enemigo, / las mujeres de este pueblo, / se cambió por Cambrón / para los siglos eternos.  En el año 1734, el licenciado Don Antonio Ortiz Jarero, en su Inspeczión de las alquerías de Las Batuecas, escribe: La alquería de Cambrón está situada en la punta de un zerro, entre montes altos y dos arroyos, el uno muy caudaloso, que corre por la parte del poniente y se pasa por un pontón, lleva su curso hazia el oriente y, juntándose con la rivera de Cambroncino, entran ambos en el río de El Pino, entre Oveja y Las Corzas, quedando dicha alquería de Cambrón zerca de la Güerta, aunque más alta.

Relacionado con Cambrón, tenemos el apellido Cambronero, bastante abundante, en otras épocas por la zona, a tenor de antiguas partidas bautismales; pero hoy está prácticamente desaparecido.  Cambronero vendría a significar algo así como originario de la alquería de Cambrón.   También se conoce a Cambrón como el pueblo de los naranjeros, por los muchos naranjos que se alzan en sus liliputienses, preciosos y fértiles huertos.

Jornada micológica organizada en el Centro de Interpretación del Agua y del Medio Ambiente de Cambrón.  (Foto: Carlos Manuel Gómez Martín)

Fiesta de la Virgen del Carmen

Dando un pasacalles en las fiestas de Cambrón, con el tamborilero Paulino Iglesias Martín, al que llamaban “El Concha” y “El Colorón”.  Ya no contamos con su grata compañía. (Foto: F.B.G.)

Muy cierto es que la mayor parte de las aldeas o alquerías de Las Hurdes no tuvieron fiestas de tradición religiosa hasta tiempos relativamente recientes, cuando dieron en construir en ellas algún tipo de capilla o ermita; algunas de las cuales, levantadas con ladrillos de cara vista o rebozadas de blanco inmaculado, han roto la conformación estética de la arquitectura tradicional de la comarca y su entorno pizarroso.  Una vez erigidos estos edificios, el clero echó a voleo la advocación que deberían tener tales ermitas y a Cambrón le tocó la Virgen del Carmen.  En torno a ella, se organizaron las fiestas patronales, que tuvieron cierto eco cuando el pueblo contaba con tabernas, escuela y bastante mocedad.  Pero la emigración arrasó con todo y Cambrón pasó a ser un pueblo envejecido; uno más entre los miles de la España vaciada y apaleada.

No obstante, todavía quedan redaños para seguir celebrando la fiesta el último domingo del mes de abril y procesionando por todo lo alto la talla de la Virgen del Carmen, al son de los tamborileros.  Luego, todos los vecinos y forasteros que se arrimen a la fiesta quedarán invitados a unos sustanciosos aperitivos, bien regados por los caldos de la tierra y a seguir el resto de la jornada danzando por calles y encrucijadas.  De esta manera y con las fiestas familiares que se organizan en las casas, se fortalecen los vínculos comunitarios y se otorga mayor fluidez a las relaciones intervecinales e intracomarcales.

Cartel de las fiestas patronales de Cambrón-2022.  En la foto de la izquierda, aparece Carlos Manuel Gómez, coordinador del Centro de Interpretación del Agua y Medio Ambiente, tocando la guitarra (foto: Aytº de Caminomorisco).

Cambrón cuenta, además, con el Centro de Interpretación del Agua y Medio Ambiente de Las Hurdes, levantado sobre un viejo lagar de aceite, de cuya coordinación se encarga el buen amigo y jurdano Carlos Manuel Gómez Martín.  Este centro lleva a cabo infinidad de actividades a lo largo del año, como –valga el ejemplo- aquellas relacionados con los usos tradicionales de las plantas aromáticas y otros tipos de vegetación autóctona, el descubrimiento de los puntos de biodiversidad de la comarca jurdana, apadrinamientos de enebros o introducción al birding.  Todas ellas desarrolladas a lo largo de la pasada Semana Santa y con gran asistencia de gente interesada.

Buenas fechas estos días finales del mes de abril para que el viajero y todo aquel que lo desee se dé un garbeo por estos fabulosos parajes que rodean el pueblo de Cambrón, visitando el Centro de Interpretación del Agua y Medio Ambiente y, de paso, asistir a una humilde fiesta patronal, no exenta de encanto y de un sabor añejo que nos traslada a otros tiempos, fuera del tráfago y de la plastificada modernidad con las que, a veces, nos tiranizan ciertas festividades desnortadas por modas foráneas y fuera de lugar.

Pontón sobre la garganta de “Arrocambrón”.  Al fondo, el viejo lagar de aceite, que se rehabilitó para el Centro de Interpretación del Agua y el Medio Ambiente. (Foto: Oficina de Turismo de Caminomorisco).

La alquería jurdana de Cambrón al fondo, vista desde “La Peña Simón”.  (Foto: Vicente Martín Martín)

Texto de Félix Barroso para su columna A Cuerpo Gentil, las opiniones e imágenes publicadas en esta columna son responsabilidad de su autor.

Publicado el 22 de abril 2022

2 comentario
  1. Nota: Ha habido un error: Al hablar por segunda vez del legendario pueblo de VILLAHERMOSA, que figura en la leyenda narrada por TEÓFILO GARCÍA HERNÁNDEZ, lo he “bautizado” erróneamente como VILLAFLOR, cuando debe ser VILLAHERMOSA. Igualmente, otra errata ha dado lugar a que el final del reportaje no se corresponda al original. La errata ha sido mía. Donde dice (al final del todo) “desnortadas por la modernidad”, deberá decir: “desnortadas por modas foráneas y fuera de lugar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Fenómenos migratorios

El ser humano sufre un fenómeno migratorio al igual que los animales,…

El Piornal del tío Floro

El Piornal del tío Floro, las memorias de un joven centenarioEn el…

Déjate cautivar por la explosión primaveral de Monroy

La primavera es sin lugar a dudas una de las mejores épocas…

El Cristo de la Salud será procesionado el día 14 por las calles de Pinofranqueado

Antes de llamarse Pinofranqueado, era El Pino, a secas.  Todo apunta, según…