Search

De Rebus Naturae

Antes de ser escritor y profesor de escritura creativa, Javier Morales ya era periodista y un amante apasionado de la naturaleza, y aún antes fue lector empedernido e hijo de mediero, de uno de aquellos hombres que cultivaban tierra de otros en régimen de aparcería. Pues bien, todos esos javieres que Javier Morales es y ha venido siendo, desde el adolescente que ayudaba en las labores del tabaco hasta el último, el escritor con un buen número de libros entre novelas, cuentos y ensayos, parecen darse cita en su más reciente libro, Las letras del bosque, publicado por Sílex ediciones con magníficas ilustraciones de Leticia Ruifernández. Organizado en torno a cuatro textos eminentemente literarios que dan cuenta de su calidad como escritor (“Continuidad de los libros y los bosques”, “Elogio del caracol”, “Mensaje desde el Planeta de los Simios” y “Hay otros mundos, pero están en este”), Las letras del bosque recoge una amplia de colección de artículos y reportajes de Morales, muchos ellos aparecidos en “El asombrario” y en “El caballo de Nietzsche”, secciones de los periódicos digitales Público y El Diario con las que colabora. Son textos que tratan, como señala en la portada, “sobre naturaleza, animales y libros”, y esa tal vez sea la más acertada catalogación que se pueda hacer de esos textos, no solo porque etiquetas como ecología, vegetarianismo o cambio climático se quedan cortas –pues el libro trata sobre esos temas, pero también sobre otros muchos más–, sino porque si algo aprende uno leyéndolo es que el ámbito de lo verde es mucho más complejo de lo que parece a simple vista, y que la protección de los animales, por poner un ejemplo, no encaja al cien por cien con los planteamientos ecologistas –o con los de un cierto ecologismo–, o que el antiespecismo va mucho más allá del simple respeto a las otras especies que pueblan nuestro planeta, y que, por todo ello, porque las cosas son más complicadas de lo que uno podía suponer, no es conveniente hablar a la ligera. Al tratar con rigor sobre ese tipo de asuntos, Las letras del bosque es un libro con el que se aprende mucho, pero también es un libro con el que entran muchísimas ganas de aprender más, de seguir leyendo libros, desde Walden, de Henry David Thoreau, hasta El fin del fin de la tierra, de Jonathan Frazen, pasando por títulos de autores como Dian Fossey, J. M. Coetzee, Joaquín Araújo o Jorge Riechmann, pues mucho de lo que contiene son reseñas o notas de lectura de obras que tratan, desde los más diversos planteamientos, sobre un ámbito, el de los animales, el de la naturaleza, el de la protección del medioambiente, absolutamente fundamental, al que, dotados como estamos de anteojeras para no ver, preferimos no asomarnos, pues nos produce vértigo, y es que sabemos que, aunque prefiramos, irresponsablemente, no tomárnoslo en serio, en ese terreno se está jugando, no la supervivencia del planeta –como advierte más de una vez Javier Morales–, sino la nuestra propia como especie, por no hablar de la del resto de seres vivos, animales y vegetales, que ninguna culpa tienen de haberse echado un compañero de viaje tan estúpido como el hombre. De estas cosas, y supongo que de algunas más, charlaremos cuando el viernes 10 de diciembre, a las 19:30 horas, en La Puerta de Tannhäuser, la ilustradora Leticia Ruifernández, el autor del libro y este que escribe presentemos Las letras del bosque. Si les apetece, están todos invitados.

Las letras del bosque

Javier Morales

Sílex editores

16 euros

Texto de Juan Ramón Santos para su columna Con VE de Libro

Publicado el 26 de octubre de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Actividades por el Día del Libro en Plasencia

Como cada año Plasencia se llenará de rosas, porque 250 de estas…

Disfruta los planazos F-Steam Plasencia, la gran fiesta de la ciencia

F-Steam Plasencia es la feria de ciencia, tecnología, arte y matemáticas

Gala de música y danza en Plasencia

Música y danza para rendir homenaje a las mujeres. El cantautor placentino…

Catarsis para encarar el 2015 tras “la Carvochá” en Las Hurdes

Si para la cultura céltica el nuevo año se iniciaba cuando se…