Las Ánimas Benditas

Con la que está cayendo este final de octubre: la pandemia aún del brazo, la angustiosa erupción del volcán en la Palma,fatigas y vaivenes políticos y pare usted de contar, me dirán a qué viene tratar un tema algo trasnochado como el de las Animas Benditas. Pero esta vez toca algo de tradiciones en nuestra comarca entre el frío que se adivina en noviembre y el recuerdo del más allá, algo que nos tocará a todos antes o después. Una de esas tradiciones recordadas y arraigadas es la de las Ánimas Benditas, nombre por el que se conoce genéricamente esta celebración en La Vera, fiel reflejo del culto y devoción a las almas benditas del purgatorio y los difuntos.

Aún recordamos que según la tradición por estas fechas y otras a lo largo del año solía recorrer las calles la conocida “mujer de ánima” que mediante la esquila rogaba la oración por ellas.

Ánimas Benditas,

que en el Purgatorio estáis,

por la misericordia de Dios,

alivio y descanso tengáis.

Su celebración abarcaba a casi todas las poblaciones, aunque en la mayoría de ellas ya se ha perdido. Entre las poblaciones donde se conservan ciertas connotaciones figuran Aldeanueva y Madrigal, que traemos a colación, como ejemplo.

PICOTE PlasenciaLas Ánimas Benditas de Aldeanueva se celebran el domingo anterior al Domingo Gordo de Carnaval, aunque no con tanto auge como en la antigüedad. Al anochecer, un grupo de mujeres, acompañadas por el sonido seco y lento del tambor, recorre las calles mientras entonan los rezos típicos de esta celebración, al mismo tiempo de pedir limosnas para las ánimas benditas, que antaño se materializaba con productos de la tierra que después eran subastados, y en la actualidad se reducen a dinero que los cofrades van guardando en una faltriquera negra.

Relacionada con esta tradición, añadimos otra no menos curiosa, referida a los fieles que hacían promesas. El penitente salía con una esquila al anochecer y en las esquinas, con una voz lúgubre recitaba: “¡Ánimas Benditas!”, alentando a los fieles para que rezasen en sus hogares un Padre Nuestro por las ánimas, al mismo tiempo que los chiquillos se acercaban a besar la esquila que portaba el penitente.

Por otra parte, en Madrigal, todos los días del año, al caer el sol, solía salir la “Moza de Ánimas”, una mujer que antiguamente vestía de negro y recorría las calles al son de una esquila alentando al pueblo para rezar por el alma de los fieles difuntos fallecidos, recitando frases como la siguiente que aún perdura en Madrigal, tras el dolón, dolón… de la esquila:

Desde el día que nacemos

a la muerte caminamos,

no hay cosa más olvidada

y que más cierta tengamos.

Vinculado con el “Día de las Ánimas Benditas”, se encuentra el “Día de los Difuntos”, que a su vez está relacionado al “Día de Todos los Santos”, aunque ambas celebraciones tienen raíces celtas y pertenecen a tradiciones paganas.

Los celtas celebraban el 1 de noviembre la festividad del Samaín, y con ella daba comienzo de manera oficial la estación invernal, en que los terrenos de labranza se aletargaban y los pastores trasladaban los rebaños desde las montañas a las aldeas o terrenos llanos, como se continúa practicando ya que las inclemencias del invierno ayer como hoy obligan a personas y a animales a buscar el calor del llano, del establo, de la casa urbana.

La historia cuenta que los celtas comían y bebían hasta el hartazgo y esa noche del 1 de noviembre se abría la frontera que comunicaba la vida de los vivos con la de los muertos, en una espectral comunidad de intereses, y en esa mágica noche se franqueaban las puertas entre los dos mundos, el de los vivos, el terrenal, y el de los muertos, cuyas almas marchaban en busca del calor del hogar. Y por eso también se comen los buñuelos de viento, los huesillos -huesos de santos-, y la variedad de frutos secos, entre los que destacan las meriendas y calvotadas, se arreglan las sepulturas del Campo Santo y el alma de los vivos se une con el espíritu de los fieles difuntos.

Hotel Alcor del Roble

Publicado el 22 de octubre de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

Guadalupe es el Pueblo más Bello y Bueno de España 2017

Guadalupe es el Pueblo más Bello y Bueno de España 2017,

El Mes de la Reserva de la Biosfera llena de planes Monfragüe y Tajo Internacional

El Mes de la Reserva de la Biosfera

Jarandilla se suma a la fiesta del teatro con un taller para jóvenes y adultos

En la Casa de la Cultura de Jarandilla se la Vera se…

Los Barruecos libran la batalla de Juego de Tronos

El Monumento Natural de Los Barruecos es protagonista indiscutible de la tan…