La escapada más romántica es a Extremadura

Extremadura es uno de los lugares de España más susceptible de acoger una escapada romántica, bien sea un viaje de luna de miel o simplemente un fin de semana en pareja. Así, esta comunidad ofrece un sinfín de rincones románticos en los que vivir el amor con los cinco sentidos.

En cualquier caso, si deseamos reservar un hotel previamente, podemos hacerlo a través de Booking, uno de los mejores sitios para reservar de una forma rápida y sencilla. Con todo, antes de elegir el hospedaje, deberemos escoger el rincón de Extremadura que descubriremos durante esos días con nuestra pareja. A continuación, presentamos algunos destinos que no dejarán indiferente a nadie.

Robledillo de Gata

PICOTE PlasenciaLas personas que visitan esta localidad situada en la Sierra de Gata desearían no marcharse nunca. Considerado uno de los conjuntos histórico-artísticos más importantes de Extremadura, este pueblo es un lugar mágico en el que pasar un fin de semana romántico descubriendo su naturaleza y su gastronomía. Además, sus entramados de madera, sus estrechas calles, sus balcones voladizos en sus casas de piedra encandilan a todo el mundo que lo visita.

Los Barruecos

Los Barruecos es un paraje natural impresionante, seguramente único en el mundo. Con el paso de los años, el agua, junto con diferentes fenómenos geológicos, ha dado lugar a un sorprendente paisaje repleto de rocas y peñas. En él, si miras al aire descubrirás multitud de colonias de cigüeña y si te fijas debajo del suelo encontrarás pinturas y grabados rupestres. Un lugar de embrujo, ideal para hacer una escapada en pareja.

Mérida

Las propuestas de escapadas románticas que se pueden realizar en Extremadura no son solo rurales, sino que también hay muchas que se pueden hacer en entornos urbanos. En este sentido, Mérida es una ciudad perfecta para pasar un fin de semana de amor. Repleta de patrimonio histórico-artístico, es un lugar ideal para pasear y explorar tanto de noche como de día.

Plasencia

Al igual que Mérida, Plasencia también es un destino extraordinario para hacer una escapada romántica. En ella, los monumentos más emblemáticos son su Catedral y el Acueducto, aunque en realidad Plasencia es una ciudad perfecta para perderse entre sus calles y descubrir cada uno de sus rincones. Además, su proximidad al Valle del Jerte la hace especialmente atractiva para los visitantes.

La Sierra de Montánchez

cartel palacio carvajal girón plasenciaLa comarca de Montánchez es uno de los lugares más especiales de Extremadura. En esta sierra, una de las rutas más románticas que se pueden encontrar es la conocida como “Ruta de los Molinos”, puesto que discurre a lo largo de un trayecto repleto de estas edificaciones. Asimismo, esta zona está especializada en la elaboración de mermeladas, sobre todo de higo, además de caracterizarse por contar con los mejores ibéricos de Extremadura. Por este motivo, no debes irte sin probar alguno de sus afamados productos.

Granadilla

Por último, uno de los lugares más románticos de Extremadura es el pueblo abandonado de Granadilla. Localizado al norte de la provincia de Cáceres, el hecho de que cuente con una muralla y de que esté deshabitado lo convierten en un destino inevitable para muchas parejas. En él se puede pasear tranquilamente, descubriendo el pueblo y disfrutando de las vistas sobre el embalse de Gabriel y Galán.

Publicado el 27 de abril de 2021

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.