La Escuela de Danza de Plasencia vuela alto

La Escuela de Danza de la Diputación de Cáceres en Plasencia es mucho más que ese ventanal por donde todas las tardes sale música haciendo tan placentero el paseo por la Plaza de la Catedral vieja. Es el hogar de los cientos y cientos de alumnas, en su mayoría, y cada vez más alumnos que han pasado por sus aulas desde los años 80.

Para no pocos el inicio de un sueño cumplido. Es el caso de Ana Sánchez, la placentina que ha bailado en el English National Ballet, o las gemelas de oro, Paula y Noelia Pizarro de la Nava, que con 17 años dieron el salto a Madrid becadas por la fundación de Víctor Ullate.

Ellas, como todo el alumnado que se esfuerza cada día en una disciplina tan sacrificada, tienen la suerte de tener una escuela pública en casa y una profesora a la que adoran, Victoria López Talaván ‘Vicky’, que les motiva como nadie. “Gracias a ella estamos donde estamos” aseguran las hermanas Paula y Noelia, cinco años después de volar solas en Madrid. Con ella se habían iniciado a los doce años, como en muchos casos, por el empeño familiar. “Yo veía que mis hijas tenían talento – cuenta Loli de la Nava – les entró el gusanillo con cinco años en las extraescolares del colegio Alfonso VIII con Trini y en casa me tenían haciendo coreografías”. En la escuela de danza de la diputación encontraron su sitio, como muchas familias de Plasencia y los pueblos de todo el norte de Extremadura.

Las gemelas Paula y Noelia Pizarro de la Nava ante la fachada de la Escuela de Danza de Plasencia

Las gemelas Paula y Noelia Pizarro de la Nava ante la fachada de la Escuela de Danza de la Diputación de Cáceres en Plasencia

Las gemelas bailarinas de Plasencia

En casa de Paula y Noelia no lo dudan. Vicky fue providencial. “Es una profesional como la copa de un pino que sabe transmitir su pasión por la danza y se preocupa mucho por sus alumnos”. Ella fue la que les propuso y preparó para las becas de Víctor Ullate. La que les educó además en la humildad y el sacrificio, conscientes también del esfuerzo que tuvieron que hacer en casa para mantener a dos hijas viviendo en Madrid desde los quince años. Ahora, con 22, se han graduado aunque siguen formándose con José Antonio Checa y van a todas las audiciones posibles. Paula, que participó en un videoclip de Pablo Alborán, está en pleno rodaje de una serie de Netflix y Noelia es su mejor apoyo porque son dos almas gemelas mientras imparten clases de baile para soportar la travesía cultural impuesta por la pandemia.

Las gemelas y Ana Sánchez en el centro.

Ana Sánchez, bailarina placentina por el mundo

Como Ana Sánchez, más veterana y bailarina profesional desde hace años, que ha bailado ya por escenarios del mundo y que ha optado por esperar nuevos proyectos en Plasencia. Ella representa al alumnado que llega a la danza por casualidad o por hobby. En su caso por terapia. Con ocho años el médico le recomendó nadar o bailar por su escoliosis y probó, de tal manera que la danza fue decisiva en su vida. A los catorce se cruzó en su camino María de Ávila, la conocida directora del Ballet Nacional de España, en un cursillo de verano en Zaragoza donde le cautivó. “Yo era muy joven y recuerdo que Vicky me dijo pero que doña María de Ávila te quiere y te lo estás pensando”. Ya nunca ha dejado de bailar.

Ejemplazos de la Escuela de Danza de Plasencia, joya de la Diputación de Cáceres

En ambos casos la Escuela de Danza de la Diputación de Cáceres en Plasencia, en Cáceres hay otra, fue determinante. “Para eso estamos -explica la profesora- cuando hay gente con nivel, tenemos que motivarlos para que salgan adelante”. Lo dice toda una Licenciada en Danza Clásica con master en Artes Escénicas y postgrado en psicología de la interpretación, que además es artista de la Fundación Yehudi Mehuhim y cofundadora de Paspiedanza. Es la mitad del Centro de Artes Taktá en Navalmoral de la Mata, referente en la red de teatros alternativos en Extremadura.

Para ella y la escuela estos ejemplos son un orgullo, pero como toda la cantera de jovencísimos alumnos con inquietudes a los que les abren un mundo de expresión artística sea cual sea su futuro. El 29 de abril es su día, el Día Internacional de la Danza, que todos los años celebran con talleres creativos donde el alumnado se ocupa absolutamente de todo, viene a ser una práctica escénica con la que enseñan al público el tesoro que tiene Plasencia. Este año el Covid limitará el acceso, pero con las Nuevas Tecnologías como aliadas

Publicado en abril de 2021

@Planveando Comunicaciones S L

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.