Es tiempo de descubrir o redescubrir Extremadura

Tocan tiempos para descubrir Extremadura. Aunque vivamos en la propia Extremadura o la visitemos a menudo, en cuyo caso es momento de redescubrirla. Lo que vale tanto para conocer algo nuevo como para mirarlo con otros ojos. Es cuestión de adaptarse y de saber apreciar la suerte de tener al alcance una naturaleza tan inmensa como reconfortante.

En planVE lo hemos sabido siempre, de ahí la propia existencia de la primera guía de ocio de Extremadura. Pero en tiempos del coronavirus conviene recordarlo porque podemos darnos una escapada al aire libre, sin aglomeraciones y con todas las precauciones volver a casa con las pilas cargadas.

¿Acaso se puede pedir más en plena pandemia? No podremos viajar al confín del mundo o participar en grandes eventos, pero solo salir al campo es un privilegio. A dónde dependerá de la situación sanitaria de cada sitio en cada momento. La responsabilidad individual es primordial, pero en Extremadura siempre hay un plan b para desconectar.

Descubrir Extremadura con planes seguros y descuentos

Por si fueran poco por sí solos los paisajes, los rincones por descubrir, buena prueba de ello es el esfuerzo que el propio sector del turismo y la administración están haciendo con descuentos o planes gratuitos para el público.

Cuando escucho decir a alguien que ya conoce el Parque Nacional de Monfragüe porque ha ido al Salto del Gitano yal castillo, no sé si me da más pena o rabia que no conozca, por ejemplo, el Salto del Corzo. Un mirador excepcional del Monfragüe más escondido a donde lleva este otoño una de las más de 50 actividades del Mes de la Reserva de la Biosfera de la Diputación de Cáceres. Solo 20 personas, 20, podrán disfrutar de este planazo, gratis total y con los mejores guías el 6 de diciembre.

castillo Monfragüe

Vistas desde el Castillo de Monfragüe

Pero es que Extremadura, como Monfragüe, es mucho más y aunque ya hayamos subido al castillo, volver a disfrutarlo dependerá solo de los ojos con los que miremos sus impresionantes vistas. Vayamos las veces que vayamos.

Como la ruta senderista del Salto del Corzo hay un montón de planes más aquí o en La Siberia extremeña. Desde una punta a otra de Extremadura con aforos tan reducidos, en pleno aire libre y con tanto control por los organizadores, que es toda una oportunidad para disfrutar de la vida. Sin frivolidades, que los tiempos no están para frivolidades.

Respirar aire puro con las debidas distancias de seguridad es posible también por cuenta propia. Como yendo a andar o a montar en bici por la vía verde del Valle del Ambroz, donde tiene lugar uno de los otoños más bonitos de España, o yendo a ver pájaros a Puebla de Alcocer para acabar rodeando la rotonda más bonita de España. Si ya queremos mirar estrellas y pedirles el deseo de que pase pronto la pesadilla del Covid, podemos alargar la escapada y aprovechar los bonos descuentos de La Siberia extremeña que ofrecen los empresarios de turismo y la administración de la mano.

También hay bonos descuentos en el norte de Extremadura por iniciativa de la Asociación de Turismo Aturnex, pionera además en una estela que luego han seguido la Diputación Provincial de Cáceres con una campaña que se llama, de hecho, Descubrir Cáceres mientras la Junta de Extremadura ha lanzado el programa Gastroexperiencias con más de 300 planes a elegir así como la misma Diputación de Cáceres ha programado planes para los fines de semana de otoño en la provincia de Cáceres.

Cámara de Comercio de Cáceres

Descubrir o redescubrir Extremadura, he aquí la cuestión, es una oportunidad en tiempos del Covid que da oxígeno al público, pero también a la economía porque dinamiza un sector clave en condiciones de seguridad.

Todo es cuestión de adaptación. Como la decisión de adelantar la cena o la copa para apoyar a la hostelería y siempre con cabeza, administrando los tiempos conforme a la evolución sanitaria. El ocio controlado, como la cultura y el turismo seguro, son una bocanada de aire fresco mientras la situación lo permita. Y si hubiera que volver a quedarse en casa, todo se puede aplazar, menos la vida.

Fotografía de Vicente Pozas, de Andando Extremadura y Gente Viajera Extremadura

Publicado en octubre de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.