Visita la Alcazaba de Badajoz, la más grande de Europa

La Alcazaba de Badajoz es la más grande de Europa, se puede visitar y se debe si se quieren disfrutar atardeceres inolvidables. Recorrer su recinto, de 1.200 metros de lienzo de muralla y unas ocho hectáreas de superficie, es un viaje al pasado musulmán de la ciudad de Badajoz que fundó en el año 875 Ibn Marwan. Aunque la Alcazaba que hoy conocemos es el resultado de su evolución en la época almohade entre los siglos XII y XIII.

En todo caso es la mayor de las alcazabas construidas por los árabes en el pasado y testigo fiel de la evolución de la ciudad, que ha llevado a Turismo de Badajoz a presentarla como la Alcazaba más grande de Europa y visita obligada en una de las ciudades imprescindibles de Extremadura.

Situada en lo alto del Cerro de la Muela, domina la ciudad y el río y la vista llega hasta Portugal. De hecho llegó a ser un punto clave para controlar la frontera con el país vecino en los avatares de la Historia aprovechando que se construyó a conciencia para ser impenetrable en el desnivel provocado por el Guadiana y el arroyo Rivillas.

La Alcazaba de Badajoz cobra protagonismo en Fitur 2020

Es desde 1931 Monumento Histórico-Artístico y las obras de rehabilitación han ido descubriendo nuevos detalles arquitectónicos que la dan aún más valor. En Fitur 2020 de Madrid va a cobrar un protagonismo especial porque el Ayuntamiento de Badajoz ha hecho una gran apuesta por la #BadajozMonumental.

Múltiópticas Plasencia

Para entrar al recinto hay hasta cinco puertas: las del Capitel y del Alpéndiz, ambas de época almohade; la de la Coracha, la del Metido y la Puerta de Carros o de Yelves, que debe su denominación al antiguo nombre de la ciudad portuguesa de Elvas, y que permite el acceso a vehículos al interior de la Alcazaba.

Destacan también los espléndidos jardines árabes del siglo X, el Jardín de la Galera, y especialmente en épocas de floración. Allí se encuentran interesantes piezas arqueológicas como la puerta del Antiguo Seminario de San Atón, el Edificio de la Galera (en fase de restauración) La Torre Vieja o las columnas visigodas.

 

Ya en el interior, se puede recorrer a pie el amplio recinto amurallado que atesora yacimientos arqueológicos y elementos defensivos propios de la arquitectura militar almohade como la doble cerca y las torres albarranas. La más espectacular de estas torres es la Torre de Espantaperros, de planta octogonal y formada por tres cuerpos. Otras torres destacadas son la de la Horca, la de Los Acevedo o del Alpéndiz y la Torre del Pendón.

También se puede visitar la recién restaurada Torre de Santa María, la primera Catedral de Badajoz, desde cuya terraza más alta se tiene una vista de la ciudad en toda su dimensión, el Palacio de los Condes de la Roca con su patio porticado que es hoy el Museo Arqueológico Provincial, los jardines de la Alcazaba y la Biblioteca de Extremadura.

Con todo, más allá de la Alcazaba queda mucho Badajoz por descubrir. La muralla más larga de España, de hecho, con más de seis kilómetros de fortificación y un rico patrimonio cultural y arquitectónico, museos, parques y jardines por donde perderse después de tomar un reparador desayuno. No hay que olvidar que Badajoz es la capital de los desayunos, como también se va a promocionar la ciudad en Fitur 2020.

Cámara de Comercio de Cáceres

 

Publicado el 21 de enero de 2020

©Planveando Comunicaciones

3 thoughts on “Visita la Alcazaba de Badajoz, la más grande de Europa”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.