Erri de Luca escritor

A golpe de cincel

Cada frase del escritor italiano Erri De Luca, poeta y autor de novelas como Aquí no, ahora no, Los peces no cierran los ojos o Historia de Irene, pero también de traducciones de diversos libros del Antiguo Testamento, es como un golpe de cincel sobre el granito, como el mordisco del formón sobre la madera, frases ásperas, certeras y llenas de aristas con las que el autor va tallando golpe a golpe piezas aparentemente toscas, sin debastar, pero de una indudable belleza.

Si empleo este símil, digamos, escultórico para presentar a Erri De Luca es porque en torno a ese arte gira su última novela, La natura expuesta, cuyo protagonista es un escultor que vive en una aldea, que elabora sus obras a partir de piedras, ramas y raíces y que, buen conocedor de la montaña, ayuda a inmigrantes a cruzar de manera ilegal la frontera. Debido a esto último se ve obligado a trasladarse a la ciudad, donde le ofrecen restaurar un singular cristo de mármol, un cristo de extraordinaria perfección que su autor talló completamente desnudo, con el pene –la natura– al descubierto, pero al que acabaron por añadir unos pudorosos paños de piedra. Un obispo menos melindroso y más amante del arte decide devolver a la imagen su aspecto original y, después de entrevistar a diversos candidatos, acaba por encomendarle el trabajo al protagonista, que, concienzudo en su trabajo, para encontrar el modo adecuado de completar de nuevo la figura, echa mano de un sacerdote, de un rabino y de un obrero argelino (representantes de las tres religiones del Libro), que le ayudarán, cada uno a su manera, a comprender el significado teológico, pero también profundamente humano, de la escultura, de la cruz, pero también de esa natura que le ha tocado restaurar y que representa, por un sutil mecanismo fisiológico, la dimensión más terrenal del sacrificio, que es también la más próxima a nosotros, la que más lo dota, quizá, de significado para los hombres, una labor y una búsqueda que se entrelazan con la relación súbita, inesperada, con una mujer joven que se interesa de repente por su trabajo.

Pese a lo que pueda parecer, por las referencias a Cristo y a la Teología, La natura expuesta es una novela muy pegada a la tierra, a los pies, a las manos, a lo artesanal más que a lo artístico, al trabajo en su dimensión más física, un trabajo que el escritor, que ha ejercido, entre otros oficios, los de albañil y camionero, conoce de sobra, y quizá por eso es capaz de contarlo de manera tan clara y tan desnuda y, a la vez, tan cargada de emoción, haciéndonos sentir el tacto de la piedra, la tensión de los músculos, las esquirlas que saltan mientras van dando forma a la figura, pero también la paradójica reverencia ante el misterio de un escritor, Erri de Luca, que se declara ateo pero con el que a ratos, leyendo esta hermosa novela, te entran ganas de creer.

 

La natura expuesta

Erri De Luca

Seix Barral

16 euros

(Disponible en la Biblioteca Municipal de Plasencia)

 

Imagen superior: una fotografía de Erri De Luca publicada en su perfil de Facebook

Texto de Juan Ramón Santos para su columna Con VE de libro

Publicado el 13 de septiembre de 2019

Body Art PLasencia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.