El arte se viste de ganchillo en Valverde de la Vera y Oliva de Plasencia

Las intervenciones artísticas en espacios públicos son parte imprescindible del discurso contemporáneo porque invitan el debate y hacen que el espectador reflexione a través de la mano del artista. Para que esto se produzca y sea eficaz es importante que la intervención sea efímera, ya que si el ojo se acostumbra y acepta la presencia de la obra como algo cotidiano pierde su eficacia en el debate. Además en esas intervenciones artísticas de las que hablamos aumenta su interés, en mi opinión, que sean colaborativas y que beban de las tradiciones.

¿Conocerán en Oliva de Plasencia a Joana Vasconcelos?

Hace tiempo, una artista portuguesa Joana Vasconcelos http://www.joanavasconcelos.com/index.aspx  comenzó a utilizar el ganchillo de su abuela como material para forrar objetos cotidianos dándoles una lectura subjetiva y una plasticidad cercana al arte pop. Se multiplican por los pueblos de Extremadura acciones curiosas para el visitante, como es el caso de las figuras que decoran la plaza de Oliva de Plasencia  ¿conocerán sus habitantes a Joana Vasconcelos?

Intervenciones artísticas reconocidas, los parasoles de Valverde de la Vera

Una de las propuestas más interesantes en torno al ganchillo es la que encontramos en  Valverde de la Vera “Tejiendo la calle”. Un proyecto laboriosamente pensado por Marina Fernández Ramos que tiene  los tres componentes del éxito: es fruto de la colaboración ciudadana, es efímero y se basa en la tradición ancestral de tejer y bordar. Y que ha merecido, además, un importante  reconocimiento a nivel internacional en la Bienal Iberoamericana de Diseño . En palabras de Marina La instalación que se realiza ayuda a expresar la propia identidad del lugar, y se convierte en soporte de las intenciones y deseos de los participantes en el proyecto. Acoge a los visitantes y colabora en la elaboración de un ambiente con espíritu de celebración. https://submarina.info/tejiendo-la-calle/

Este año han repensado la intervención de los parasoles de ganchillo con telas de colores donde plasman dibujos del bordado tradicional. Elementos como pájaras, claveles, corazones o rosetas los podemos encontrar en faltriqueras o manteos que engalanan los trajes tradicionales. Imágenes pertenecientes al imaginario colectivo que sacadas de contexto nos lo muestran para que otras generaciones no olviden de dónde vienen. Claro, que para verlo hay que levantar los ojos y escuchar el sonido del agua correr.

El ganchillo que inspira a María Lemus

El ganchillo también es fuente de inspiración para la marca de moda María Ke Fisherman  iniciativa de la pareja de diseñadores formada por María Lemus y Víctor Alonso. La diseñadora extremeña encarga sus trabajos de ganchillo a unas monjas de clausura de Huelva, y el resultado se puede ver en las mejores pasarelas. De nuevo la combinación perfecta de conjugar la tradición, el trabajo colaborativo y la personalidad del artista para  romper, cortar, tejer, crear.

Os invito a pasear bajo los parasoles de Valverde de la Vera y también a investigar en todas las propuestas que se están haciendo a nivel mundial sobre el arte textil, también en Extremadura tenemos ejemplos a tener en cuenta.

Parasoles de Valverde de la Vera. María Jesús Manzanares

Publicado el 26 de julio de 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 thoughts on “El arte se viste de ganchillo en Valverde de la Vera y Oliva de Plasencia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.