Impresiones de un foráneo

El silencio de los calores

En esta estación del año cuando el calor dilata los cuerpos y también encoge la mente y el recuerdo, todo humano centra su sentir en el horizonte de un mar o en la hondura de un valle entre montes, o como menos en el aire cerrado acondicionadamente fresco de cualquier lugar público o privado. Es el verano, esa larga temporada que se inicia con el nacimiento helíaco de la estrella Sirio. Clarificando concepto: cuando suele hacer un calor que te derrites y el ánimo se queda absorto imaginando un frío sorbete.

Suele ocurrir que el estío invade a los cuerpos de una pertinente galbana; una pereza que no se puede administrar, que se desmadra. Durante una par de meses  (menos que más a ser posible con permiso del cáncer climático) las personas y los gobiernos se olvidan de sí mismos y de otros para recoger a los más cercanos y pasearlos en busca de algo fresco, de unas condiciones climáticas que les favorezca y disipe sus rutinas e inquietudes invernales. Es decir, se lanzan a la búsqueda de un clima, un ambiente y un paisaje que los aleje de aquello que es lo rutinario.

Plasencia se recalienta en sus viejas e históricas piedras a las cruciales horas en las que sol atiza sin caridad pieles y cabezas. Recién iniciada la tarde la gente desaparece –de calles, parques y terrazas- haciendo visible la soledad del entorno, la ausencia total de paseantes, algunos visitantes y otros oriundos. Enmudece el Divino Morales, la Catedral cierra.

ilustra el texto el silencio de los calores

Fotografía: Alfonso Trulls

Es entonces cuando el silencio anega entre muros. El personal se desmemoria en un modorro resistero que nubla pensamientos, que aviva el olvido. Es un silencio de mentes y recuerdos que sube con el calor pero que quizá rebrote con el afecto otoñal. Ahora es la callada total del calor con su imponente mutismo.

Publicado el 28 de julio de 2019

Café Torero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.