Tajo, Salor, Almonte un destino para recorrer, saborear y divertirse

Tajo Salor Almonte lo cruzan caminos cargados de historia. La Vía de la Plata adentra en la comarca a los peregrinos del Camino de Santiago por los 10 kilómetros que ambas rutas comparten entre Cáceres y Casar de Cáceres, donde se puede hacer parada en el albergue municipal.

El Camino sigue hacia Cañaveral, que pertenece a la Reserva de la Biosfera de Monfragüe, por 32 kilómetros de la N-630 y si se quiere acortar el trayecto, en el kilómetro 51 se accede al albergue turístico Vía de la Plata, al pie del embalse de Alcántara, en el término municipal de Garrovillas de Alconétar.

Sello de los peregrinos de Casar de Cáceres. Foto: Andy Solé

 

Si el Camino se hace en meses de calor, hay que ponerse en marcha temprano para evitar las horas centrales del día y llevar suficiente bebida.

 

 

¡Buen camino, peregrinos!

Tras los pasos de los pastores

Las vías pecuarias son otro atractivo senderista, con rutas de la trashumancia en las que seguir los pasos de los pastores que movían el ganado. El catálogo es amplio y entre las más sencillas está la de Brozas a Navas del Madroño (13 kilómetros). Para caminantes con ganas de más, la ruta de la lana desde el Lavadero de Lanas de Los Barruecos a Alcántara (69 Kilómetros), que puede alargarse hasta Covilha en Portugal (178 kilómetros).

En octubre, durante la Semana de la Torta del Casar, se organizan caminatas acompañando a rebaños.

Miliario en Casar de Cáceres. Foto: Andy Solé

Sobre ellas se informa en los centros de interpretación de la Cultura Pastoril y la Cañada Soriana Occidental de Casar de Cáceres y en el de Vías Pecuarias de Malpartida de Cáceres. También en  Turismo Tajo Salor

La herencia pastoril es además patente en los  bujíos circulares de Mata de Alcántara y Villa del Rey en los que descansaban los pastores.

Monumento Natural de Los Barruecos

La comarca de Tajo Salor Almonte comparte Alcántara, Brozas y Zarza la Mayor con la Reserva de la Biosfera del Tajo Internacional y Aliseda con Sierra de San Pedro por lo que el disfrute de dehesa, llanuras y montaña está asegurado. Son parajes sobrevolados por aves que los convierten en paraíso ornitológico.

Monumento Natural de Los Barruecos donde las cigüeñas anidan sobre sus moles graníticas. Foto: Andy Solé

La cigüeña blanca es un icono y el Monumento Natural de Los Barruecos, donde anidan sobre sus enormes rocas graníticas, es excepcional para verlas. Malpartida de Cáceres es su municipio de referencia y único Pueblo Europeo de la Cigüeña de España.

Imprescindible en Los Barruecos visitar el Museo Vostell que fundó el artista hispanoalemán Wolf Vostell en 1976 y es uno de los principales centros de vanguardia de Extremadura. Está en el Lavadero de Lanas del siglo XVIII, Bien de Interés Cultural y Sitio Histórico.

Los seguidores de Juego de Tronos tienen en Los Barruecos una ruta por los escenarios del rodaje de la séptima temporada de la popular serie. Otro recorrido interesante es la ruta de los sentidos, con paneles en Braille y rocas con figuras de animales.

Joyas del patrimonio

Una visita completa a Tajo Salor Almonte pasa por su patrimonio, con obras excepcionales como el puente romano de Alcántara, obra de ingeniería del siglo II. O el retablo del Divino Morales en Nuestra Señora de la Asunción de Arroyo de la Luz, con 20 tablas consideradas la obra cumbre del pintor extremeño y que junto a la iglesia son Bien de Interés Cultural.

Retablo del Divino Morales en Arroyo de la Luz, considerado la obra cumbre del pintor extremeño. Foto: Andy Solé

Un placer es pasear por la señorial Brozas, con su castillo, casas solariegas y la catedralina, que es como llaman a Santa María la Mayor de la Asunción que mandaron construir los Reyes Católicos. También por Garrovillas de Alconétar y su plaza porticada, Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional, en la que se encuentran el bonito Corral de Comedias y la Hospedería en el Palacio de los Condes de Alba de Aliste.

¡Hora de comer!

Imposible no rendirse a los encantos gastronómicos de este destino en el que reina la Torta del Casar con Denominación de Origen Protegida. Elaborada con leche cruda de oveja merina cuajada con cardo silvestre,  es una de las delicias de la Ruta del queso de Extremadura.

Único es también el sabor de las tencas que se pescan en las bonitas charcas y embalses de la comarca. La Fiesta de la Tenca de Interés Gastronómico de Extremadura que cada agosto se celebra en una localidad, ha puesto en valor esta pieza que tradicionalmente se sirve frita.

Tajo Salor Almonte Arroyo de la Luz

Charca grande de Arroyo de la Luz. Foto: Daniel Salceda

Morcilla patatera en Malpartida de Cáceres (el martes de carnaval tiene su Fiesta de Interés Turístico de Extremadura con la Pedida de la Patatera) y ventera en Navas del Madroño o la dulce mormentera que tiene en junio su día en Alcántara, son otras delicias.

Un verano de fiesta

Castillo de los Herrera, que acoge cada verano un festival de cine de terror. Foto: Andy Solé

A la Fiesta de la Tenca se le suman en agosto citas como el Festival de Teatro Clásico de Alcántara en el conventual de San Benito, que se completa con talleres y rutas guiadas. Su bonita playa de la cantera es perfecta para refrescarse.

La plaza porticada de Garrovillas de Alconétar se convierte en escenario de capeas que se celebran desde el siglo XVII y el castillo de los Herrera de Arroyo de la Luz, que fue cementerio, acoge un festival de cine de terror que cada vez cuenta con más adeptos.

La recreación histórica del Tesoro de Aliseda es otro evento de agosto y recuerda el hallazgo en 1920 de más de 300 piezas, cuya réplica puede verse en el centro de interpretación de la localidad.

Publicado en junio de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.