Cruces de caminos, la conexión con el otro lado

Todas las culturas coinciden en señalar las encrucijadas, los cruces de caminos, como espacios conectados con el más allá, enclaves en los que poder contactar con otros mundos, especialmente con el maligno. En Extremadura también pervive esta creencia con raíces ancestrales.

Estos días veía en Netflix La encrucijada del diablo, un documental centrado en el mejor artista de blues de toda la historia. Me interesaba la cinta porque la vida del músico Robert Johnson, el protagonista, está llena de misterios. Sin ir más lejos, pertenece al siniestro “club de los 27”, pues murió a los 27 años, al igual que otros grandes de la música como Jimi Hendrix, Kurt Cobain o Amy Winehouse. Aunque el detalle más interesante es que la leyenda afirma que Johnson vendió su alma al diablo para ser el bluesman más prodigioso que haya existido.

Apartamentos A FalaRobert Johnson, según se afirma, habría realizado ese pacto en un lugar propicio para el contacto con el diablo: un cruce de caminos, el de la autopista 61 con la 49, en Clarksdale (Misisipi). Cuento o realidad, artistas contemporáneos al músico afirman que antes de aquel supuesto encuentro diabólico, Johnson era un guitarrista mediocre; tras pasar un tiempo desaparecido, sin embargo, volvió siendo un as en lo suyo. Hay un dato innegable: seis de las canciones de Robert Johnson hablan del diablo e, incluso, una de ellas se titula Crossroad blues -El blues de la encrucijada-. Dice así: “fui a la encrucijada y caí de rodillas, pedí al Señor ten piedad, salva, por favor, al pobre Bob”. Por si esto fuera poco, Robert Johnson falleció en un cruce de caminos en agosto de 1938.

Acericos Plasencia ExtremaduraPero, ¿De dónde surge este interés y el misterio que rodea a las encrucijadas? Cabe señalar que los cruces de caminos son considerados enclaves mágicos en muchas culturas del mundo, pues se tiene la creencia de que, en estos espacios, uno puede conectar con otras realidades. Por ejemplo, en la Grecia clásica incluso deidades como Hermes o Hécate tenían la función de cuidar las encrucijadas. Si nos trasladamos al pasado romano, por otro lado, encontramos que estos construían altares protectores en dichos puntos; además, celebraban las fiestas compitales; compitum significa encrucijada y estas celebraciones tenían lugar, cómo no, en cruces de calles y caminos.

En la Edad Media, algunos ajusticiamientos se llevaban a cabo en las encrucijadas. Se perpetuaba esta macabra costumbre por la creencia de que, si los condenados morían en estos enclaves, no encontrarían el camino a la otra vida. Ya en aquellos tiempos, la Iglesia Católica consideraba que en los cruces de caminos habitaba el demonio, de ahí que una de las decisiones del Concilio de Trento fuera construir cruceros en las encrucijadas de caminos y en las entradas de los pueblos, como forma de santificar estos espacios infernales.

Lourdes Gómez en la Cruz de Santa Ana, en Abertura

Lourdes Gómez en una Capilla de San Antonio construida junto a un cruce de caminos en Hecho, Huesca

A fecha de hoy, en muchos pueblos de Extremadura sobreviven esos cruceros, aunque pocos saben el auténtico significado de los mismos. Algunas de estas cruces pertenecen a las estaciones del viacrucis de Semana Santa, mientras que otras fueron, en el pasado, picotas en las que se exponía públicamente a los ajusticiados; cuando desapareció esta función penal, dichas picotas se reconvirtieron en cruceros. Y también tenemos en nuestra región los denominados rollos, columnas rematadas en cruz que delimitaban el límite y el régimen de los pueblos. Por ejemplo, en Abertura, en la provincia de Cáceres, he tenido la oportunidad de estudiar algunos de sus diversos cruceros. Allí encontramos la Cruz de San Marcos, la Cruz del Pilar, la Cruz de Santa Ana, la Cruz de la Calle Alcollarín, la Cruz del Cordel o la Cruz de las Cañadillas, esta última esculpida sobre piedra. Aunque no está claro el origen de estas cruces, se piensa que pertenecen a la época de la Reconquista. Según me contaba María del Carmen Gil Durán, autora de la obra “Abertura, nuestra historia”, servían “para señalizar que era un territorio ya cristiano y que los caminantes, desde lejos, al ver la cruz, supieran que se trataba de un enclave cristiano”. Con el paso del tiempo, estas cruces de Abertura han adquirido una función importante en el pueblo: marcar el recorrido de las rogativas del Cristo, con las que se pedía la llegada de la lluvia en épocas de sequía.

Por su parte, Encarna, una de mis oyentes en el Serano, la sección de misterio que realizo cada viernes en el programa La Tarde Contigo de Canal Extremadura Radio, junto a los presentadores Esther Sánchez Lázaro y José María Da Silva, nos contó que, en su pueblo, Valverde del Fresno (Cáceres), existe un paraje conocido como “Las encrucillás”. Cuenta le leyenda que si se pronuncia una determinada oración en este lugar, “se levanta tal aire que es imposible aguantarlo”. Como vemos, los cruceros de nuestra región guardan secretos anclados en creencias ancestrales y los cruces de caminos siguen siendo, a día de hoy y pese a nuestra racionalidad, espacios en los que uno puede conectar con lo desconocido.

En la imagen superior, una fotografía de Robert Johnson

Texto y fotos de Lourdes Gómez para su columna Extremadura DesVElada. Las opiniones e imágenes publicadas en esta columna son responsabilidad de su autora

 

 

 

 

 

 

Publicado el 26 de junio de 2019

Colaborador de planVE

2 thoughts on “Cruces de caminos, la conexión con el otro lado”

  1. Qué interesante esta información que compartes Lourdes me hace recordar la zona de Macahui allá en Mexicali donde existen líneas que se cruzan entre sí sin ningún sentido!!!!!
    Recuerdas que lo comentamos lo extraño qué parecían esos trazos sobre el terreno y además de qué nosotros creíamos que se trataba de un portal energético por todos los fenómenos extraños que se presentaban en el lugar !!!!!!

    Mira qué me has dado una pista!!!!!
    Saludos cordiales 🤗🤗🤗

  2. Que buen articolo Lourdes! Habia escuchado lo extraño que resultaban las muertes de famosos a Los 27 años…el cruce de caminos,misteriosa creencia que pueda ser un portale a lo desconocido.
    Gracias,voy enlazando y aprendiendo cada dìa mas de Los enigmas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.