Cuidados aplastantes

Recuerdo que con Chelo Sierra casi inauguré este rincón mío en la web de PlanVE hace cinco años, pues si la primera nota de lectura que publicamos fue la de Los extraños, un libro del escritor Vicente Valero, la de la colección de relatos Desencuentos, de Chelo Sierra, tuvo que ser, si no la segunda, la tercera. Ya contaba yo entonces que la autora había sido publicista, que a ella se debían algunos de los eslóganes más conocidos de la década de los noventa y que esa experiencia se hacía notar, quizá, en su narrativa. Pues bien, desde entonces no ha hecho más que crecer como escritora, porque a aquellos desencuentos han seguido los libros Los collares azules de bluebaie (2015), De nada (2017), La mirada del orangután (2018) o El efecto avispa (2018), además de premios tan relevantes como el Ana María Matute, el Ciudad de Coria o el de Poesía Experimental de Badajoz –por nombrar solo tres de entre más de una veintena–, a los que habría que añadir su condición de finalista en el Premio de Novela Corta “Encina de Plata” de Navalmoral de la Mata con Bonsáis, libro que acaba de publicar y en el que, más que en ningún otro, encuentra reflejo esa rica experiencia como publicista de la que hablaba.

Lo hace sobre todo a través de Elvira Mancebo, uno de los personajes secundarios, que, como Chelo, tiene en su haber una largo y exitoso bagaje en el mundo de la publicidad pero que, a diferencia de la autora, luce un orgullo y una superioridad que no le hacen ningún bien a su hija Karmen, publicitaria también, pero que no ha logrado hasta el momento mejor empleo que el que tiene en el departamento de publicidad de una fábrica de galletas en una ciudad de provincias donde la tratan como a una simple recadera, deprimentes circunstancias estas que se empeña a ocultar a toda costa a su exigente y célebre madre.

No mucho mejores son las condiciones de trabajo de sus dos compañeros de piso, Ismael y Mery, jóvenes –también– sobradamente perparados a los que explotan sin consideración en la misma fábrica, en el departamento de informática y en la cadena de montaje respectivamente, y que, hartos del humillante trato que les ofrecen sus resentidos superiores, acaban por urdir, con Karmen, una malévola y divertida venganza.

Ese sería, en pocas palabras, el argumento de esta novela corta, escrita con agilidad, frescura y frecuentes toques de ironía, en la que Chelo Sierra retrata a la así llamada “generación bonsái”, la de chicos con una excelente formación pero que, quizá por los aplastantes cuidados de sus progenitores, por el mimo y el esmero con el que han sido criados, no acaban de coger velocidad en su carrera por la vida, que es lo que, al final, nos cuenta este libro, de agradable lectura, sobre el que podrán saber más –si estas pocas líneas no han sido suficientes para convencerles de que lo lean– si nos acompañan el miércoles 1 de mayo, a las 20 horas, en la presentación que haremos en la carpa de la Feria del Libro de Plasencia. Allí los esperamos.

 

Bonsáis

Chelo Sierra

Ediciones Premium

10 euros

Publicado el 26 de abril de 2019

Texto de Juan Ramón Santos para su columna Con VE de libro

Con VE de libro columna de Juan RAmón Santos en planVE

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.