Por qué Rodrigo Sorogoyen viene y vendrá a Extremadura

El director de cine más buscado en estos momentos en España es el ganador de 7 Goyas por “El Reino”, se llama Rodrigo Sorogoyen y aún no puede creer el éxito que le ha sobrevenido con sus películas. Tal vez consiga un Óscar este 2019 por su cortometraje “Madre” que también ganó un Goya y (¿casualidad o causalidad?) el premio al Mejor Corto de Ficción en el Certamen “El Pecao” de Llerena hace dos años.

¿Rodrigo Sorogoyen en Llerena?

Pero ¿qué es lo que trae a Rodrigo Sorogoyen a Extremadura cuando consigue encontrar un hueco en su apretadísima agenda? Por raro que te parezca viene a ver a su madre que se ha jubilado hace poco y también por casualidad (o ¿causalidad?) se ha instalado aquí en Llerena, en la Campiña Sur de Badajoz, Extremadura.

Una casa junto al mar

María Jesús del Amo (Masú), fotógrafa y archivera del Museo Nacional de Artes Decorativas, quería pasear a diario junto al mar cuando se jubilara, vivir cerca de un puerto, pero una casa decimonónica encontrada también por casualidad después de visitar muchos pueblos del sur, la trajo hasta Extremadura. Llerena y su gente la han acogido tan bien, a ella y a su pareja, que están encantados de haber elegido el interior y se confiesan enamorados de la dehesa extremeña.

Una casa enorme para recorrer sus rincones

Masú cuenta que Ruy, (así es como se refiere siempre a su único hijo) está feliz y encantado con una casa tan grande –“…cuando viene no puede evitar hacer fotos para mandárselas a su chica (Marta Nieto, actriz de “Madre”), acostumbrados a los diminutos pisos de Madrid esto le parece todo un privilegio y no para de recorrer sus rincones”.

“No me emocioné en la Gala de los Goya”

Masú le acompañó a la 33 Gala de los Goya y confiesa que no se emocionó porque no veía nada. Cuando le dieron el Goya por “Madre” lo vio en la tele y sí logró emocionarse. Sospecha que en realidad lo único que le importa es que Ruy siga con los pies en la tierra, que no se lo cambien porque es un “tío estupendo desde pequeñito, muy fiel a sus amigos, dócil y tranquilo y obsesionado por jugar a ser escritor y cineasta desde niño, ni siquiera quería dormir, sólo inventar películas”.

Rodrigo Sorogoyen “Sólo jugaba a hacer películas”

Cuenta Masú que Rodrigo Sorogoyen con cuatro o cinco años, cuando aún no sabía leer, se enfadaba porque ya quería empezar a hacer cómics y ser escritor como idea fija y le pedía que le leyera todo lo que veía.  Acabó estudiando Historia antes de entrar en la ECAM (Escuela de Cinematografía de Madrid) y mucho antes durante el Bachillerato ya se había matriculado en un curso de guionista.

“Mamá tengo que ser director”

En la ECAM comprobó que los alumnos de dirección querían cambiar su guión y le dijo “mamá tengo que ser director porque si no, me van a tocar el guion constantemente”. Le salió trabajo como guionista de la comedia “Ocho citas” y dejó la escuela para volver más tarde. Por eso le recibieron como un auténtico héroe.

La crisis le obligó a escribir muchos guiones

Trabajó mucho en televisión haciendo guiones de series pero su obsesión era hacer cine y aprovechó una etapa en la que no encontraba trabajo al principio de la crisis para escribir todos los guiones que ahora está realizando. También en eso tuvo mucho que ver su madre porque le pidió dinero para seguir en su piso y Masú le dijo “no hijo no, no empieces tu carrera de director endeudado, vuelve a casa y dedícate a ahorrar y a escribir.”

Un ‘doblao’ que pudo ser cine

Volviendo al presente y a las causalidades (¿o fue casualidad?), la casa de Masú y su pareja, tiene un ‘doblao’ enorme. Cuando se mudaron, pensaron que ahí podían montar un cine- club. Dicho y hecho, hablaron con el Ayuntamiento de Llerena y la Diputación de Badajoz que les cedieron una sala, con Morrimer Producciones y otros amantes del cine de la localidad y en dos meses ya habían conseguido organizarlo todo y poner en marcha la programación semanal. Hace poco vino Sorogoyen a presentar una de sus películas y aprovechó para hacer un poco de turismo por la comarca.

Rodrigo Sorogoyen. Cine Club Llerena.

“Llerena tiene muy buenas localizaciones”

Cuando Rodrigo vino a ver a la familia la primera vez a Llerena era de noche y las calles estaban solas. Rápidamente le dijo a su madre que veía “muy buenas localizaciones”, el ambiente le recordó al de algunos thrillers históricos y pensó que tal vez Llerena podría ser también en el futuro escenario de algún thriller creado por él.

Humanidad y realismo

¿Quién sabe? Gane o no el Óscar por su cortometraje “Madre”, Sorogoyen está destinado a pasar a la historia del cine y seguramente le espera una carrera global sin límites geográficos. Masú ve mucha conciencia, mucho trabajo y mucho amor en el cine de Ruy, le encanta que deje las historias abiertas para que el espectador decida cómo continúan. La misma humanidad y realismo que destilan sus películas, emanan de Masú, probablemente la libertad y la dedicación que le ha dado a su hijo, tienen mucho que ver con su éxito actual y con los universos que crea.

Cine-Club Llerena amplía los espacios culturales del sur

Los domingos a media tarde el Cine-Club Llerena abre sus puertas a todas aquellas personas amantes del buen cine. Recuperar y ampliar espacios culturales es siempre una alegría para esta tierra.

Publicado en febrero de 2019

Banca Pueyo Extremadura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.