Rutas mágicas, fantasmales y de leyenda en la provincia de Badajoz

Rutas Mágicas por la provincia de Badajoz es una guía editada por  el patronato de Turismo y Tauromaquia de la Diputación de Badajoz que recoge cinco propuestas de Israel Espino, periodista especializada en antropología, para recorrer la provincia a través de sus fuentes mágicas, sus rutas de agua encantada, de castillos legendarios, cruces sobrenaturales y enclaves fantasmales. Se trata de un bonito libro ilustrado con historias de 25 lugares diferentes y de lectura muy amena, ideal para el verano.

En planVE  hemos mezclado fuentes, castillos, lugares y cruces y las hemos dispuesto en el mapa de la provincia para que nuestros lectores organicen su tiempo libre y disfruten al máximo esta provincia extremeña llena de magia. Para ello hemos recopilado de la guía los mismos 25 lugares extraordinarios y sus historias y proponemos un recorrido por las poblaciones que la componen en virtud de su cercanía. Este es el resultado y esperamos que lo disfruten.

Las Encantás en Montijo. Foto de A. Briz vía Extremadura Secreta

Ruta 1: Cruces y agua encantada, al noroeste de la provincia

Esta ruta nos lleva desde la Casa del Miedo en La Codosera, una casa abandonada de la que se cuentan sucesos paranormales no solo en su interior sino también en sus inmediaciones hasta Calamonte, donde Doña Juana, cada Día de los Difuntos y desde hace muchos siglos, aparece buscando desesperadamente a su amante muerto y enterrado en Camino de la Calavera.

La ruta incluye también la fuente del Caballo o Fuente Vieja de Talavera la Real para que intenten escuchar los cantos de la sirena que regaba los campos. También del agua y cada noche de San Juan salen en Montijo Las Encantás, para que algunos vecinos puedan cumplir tres deseos.

La Zaragutía Mora, la leyenda del Castillo de Alconchel. Foto Andy Solé/planVE

Ruta 2: Amor con finales trágicos y lugares aterradores, en el centro de la provincia

Las leyendas cuentan historias de amor entre cristianos y árabes, muchas de ellas con trágicos finales, como la de los enamorados de Almendralejo. En el sitio donde fueron asesinados manó tanta sangre que tuvieron que hacer una fuente en la que ahora corre agua limpia y que se llama el Caño de la Negra. O la de la Zaragutía Mora, a quien su esposo dejó encerrada en un sótano cuidando su tesoro. La mujer nunca pudo ser rescatada y aún hoy se escuchan sus gritos cundo cae el sol en las cercanías del castillo de Alconchel.

También es trágica la historia de amor entre un caballero y una pastora en Villalba de los Barros, las fuerzas de la naturaleza y el destino fraguaron un trágico final, especialmente para la dama que fue encontrada muerta en el Charco de Aldonza. En Táliga, una mujer despechada se apartó del mundo en un molino del que aún se mantienen en pie algunos restos. Es la tía Cabalganta, a quien se la acusó de bruja y asesina, los espíritus de los hombres a los que ella degolló siguen persiguiendo a la mujer ya muerta.

Nuestro recorrido termina el Convento San Juan de Dios, actual sede de la Escuela de Teatro y Danza de Extremadura en Olivenza, antiguo convento y luego hospital, que parece haber dejado para siempre en el recinto los espíritus de los fallecidos entres sus paredes.

Convento San Juan de Dios, en Olivenza. Foto A. Briz /Extremadura Secreta

Ruta 3: De sirenas, extrañas luces y sitios que dan miedo, al noreste

El agua tiene mucho que ver en este tercer recorrido, pero por circunstancias muy diversas, en Villanueva de la Serena, por la sirena que encantó al conde del castillo y que dejó escuchar su canto en tantos lugares que toda una comarca lleva su nombre. En Magacela, sobre la laguna de Los Santitos, aparecen extrañas luces desde hace miles de años de las que no se tiene explicación y en Villarta de los Montes hay algunos que dicen que aún se ve pasar el espíritu de una bella mora en busca de su amante, Juan Palomo, quien se ahogó en el charcón que lleva su nombre.

La ruta sigue con un paseo por Orellana La Vieja, famosa por su playa con bandera azul, que fue el hogar de una bruja llamada La Búha de la que dicen que aún se escuchan sus conjuros. Lo que sí evitan escuchar los vecinos de Garbayuela es el canto fúnebre de un árbol muy particular y desconocido que crece en uno de sus huertos, porque se afirma que quien lo escucha muere. Algunos logran acostumbrarse a situaciones de terror, como los trabajadores del Museo Etnográfico de Don Benito, que ya no se asustan al ver pasar figuras por los pasillos o encenderse las luces y subir el ascensor sin que nadie con vida lo esté utilizando.

Ruta 4:  Fuentes mágicas y visitas extraordinarias

Ermita del Ara Extremadura

El Rey Jayón y su hija representados en la Ermita del Ara. Foto Andy Solé /planVE

De la Ruta de las Fuentes Mágicas tomamos tres lugares para este recorrido, las fuentes de la Velasca de Cabeza del Buey, donde vive una joven mora condenada a bordar unas babuchas para Mahoma, pero que es tal su deseo de salir de allí que ahoga a los hombres que se atreven a escucharla. Otro tanto pasa con La Encantamenta del Valle de la Serena, que atrae con sus cantos y espera que algún caballero la rescate y en Usagre, una bella árabe se lanzó al agua de la Fuente de La Luná, allí quedó convertida en una sirena que emerge cada noche de San Blas.

En Zafra, hace cientos de años, se recibió una visita muy especial, una aparición que salvó a la mujer del artesano Don Blas Rodríguez de Arenzana, al parecer San José tuvo mucho que ver en esto. Y en Fuente del Arco la bella Ermita del Ara guarda un misterio, muy cerca de allí el rey Jayón debió esconder un gran tesoro, el agua del arroyo La Palma en ocasiones ha arrastrado algunas monedas, quizás como prueba de lo que esconde.

Torre Sangrienta en Jerez de los Caballeros. Foto Andy Solé/planVE

Ruta 5: De visita en castillos y cruces sobrenaturales al sur de Badajoz

Tres castillos al sur de la provincia esperan nuestra visita en esta ruta, comenzando por Jerez de los Caballeros, donde murieron los últimos templarios. Dicen que en las noches sin luna se les escucha silbar llamando a sus caballos para dirigirse a los lugares sagrados, pero los caballos no acuden y los caballeros templarios regresan a refugiarse en la Torre Sangrienta. El castillo de Burguillos del Cerro lo que alberga es un tesoro, un becerro de oro que durante siglos buscaron vecinos y visitantes. El tesoro debe seguir allí oculto porque nadie ha dado con él, aunque no está solo, allí también habitan espíritus, apariciones y hasta brujas.

La contadora de estrellas aparece cada noche de San Juan en el castillo de Segura de León, así durante la noche más corta del año, la contadora intenta infructuosamente contar todas las estrellas del firmamento, pero siempre la sorprende el día sin terminar y su espíritu debe volver a la misma tarea al año siguiente.

Exvoto en la Ermita de la Virgen de los Remedios de Fregenal de la Sierra. Foto Andy Solé/planVE

En Fregenal de la Sierra, la historia de una muñeca que apareció en un pozo da origen al lugar donde se construyó la Ermita de la Virgen de los Remedios de esta localidad, en la guía a la que nos referimos la autora va más allá y analiza el origen de estos lugares precristianos y su asociación con la Madre Tierra. Y en el Monasterio de Tentudía encontramos a un “Cid de la Baja Extremadura” que obró un día sin noche, al pedirle a la Virgen a voz en cuello “Santa María detén tu día”.

 

 

Publicado en julio de 2018

©Planveando Comunicaciones

Agradecemos la colaboración de Israel Espino (Extremadura Secreta) en la realización de este reportaje

Lee también:

Las playas de Badajoz refrescan el verano

Recorre paisajes literarios variopintos en la provincia de Badajoz

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.