Las Fiestas de la Milagrosa en La Sauceda, a punto de caramelo

Romualdo Martín Santibáñez, que en realidad se llamaba Romualdo Martín Matías (tempranamente sustituyó su segundo apellido por el de su padre), era hijo de la localidad jurdana de Pinofranqueado, donde nació un 25 de febrero de 1824. Fue hasta su muerte (1895) notario en la villa de El Casar de Palomero.

José Luis Sánchez Martín, maestro, historiador e hijo de La Sauceda (Foto: “El Retratista”)

Personaje conservador y ultracatólico, estuvo metido hasta las cachas en aquella política caciquil del último tercio del siglo XIX.  Primero, sirvió los intereses, como agente electoral en Las Hurdes, de Joaquín González Fiori, oriundo de Hervás, Subsecretario del Ministerio de Gobernación y diputado a Cortes por el partido judicial de Hoyos.  Pero más tarde abandonaría el partido Liberal-Fusionista (monárquico y tímidamente reformista y fundado por Práxedes Mateo Sagasta) y se pasaría al partido Conservador (las derechas, que diríamos hoy en día), el que lideraba Antonio Cánovas del Castillo.  Romualdo se partió el pecho en la comarca jurdana para que, a través del clientelismo y sectarias maniobras, los jurdanos votasen en masa al político y escritor extremeño Vicente Barrantes Moreno, el cual consiguió el acta de senador.  Pero González Fiori se la guardó bien guardada y obstaculizó que un hijo de Romualdo fuese nombrado secretario tanto del Ayuntamiento de Casar de Palomero como de Caminomorisco.

Procesión de la Virgen Milagrosa, en una edición anterior (Foto: JOSÉ LUIS SÁNCHEZ MARTÍN)

Aparte de todos estos tejemanejes propios de las redes caciquiles y la sucia política, Romualdo dio a la prensa diversos escritos sobre el territorio jurdano, como aquel que fue publicando por entregas en la revista “La Defensa de la Sociedad”, de carácter rotundamente reaccionario, ultraconservador y “carca” (como se decía en aquellos años).  El frontispicio de su portada la definía: “Religión-Familia-Patria-Trabajo-Propiedad”.  En tal revista publicaría “Un mundo desconocido en la provincia de Extremadura: Las Hurdes”.  Da un repaso a todos y cada uno de los pueblos de la comarca y, al llegar a La Sauceda, nos comenta:

“Está situada en un altozano, a la falda de la sierra Ramajar y al Poniente de su matriz (El Pino). Sus campos buenos y sus alrededores bien cultivados.  Tiene una hermosa vega, aunque de corta extensión. La Saoceda es una de las alquerías más ricas del Pino, y lo fue más hasta principios de este siglo (XIX). Hay personas que saben leer y escribir. Tiene un molino harinero que solo muele en invierno, y otro de aceite.  Hay bastante ganadería cabrial y colmenar”.

Anochece en La Sauceda (Foto: JOSÉ LUIS SÁNCHEZ MARTÍN)

La Milagrosa y sus Milagros

No sabemos si en realidad la Virgen de la Milagrosa ha hecho algunos milagros por estos montes tan agrios pero que esconden liliputienses y fructíferos huertecillos y también huellas del remoto pasado en insculturas realizadas sobre los paneles pizarrosos, tan magníficamente estudiadadas por el hijo de “La Socea” (en habla jurdana) José Luis Sánchez Martín, aplicado historiador y excelente profesor.  Pero si no ha hecho milagros, seguro que los hará ahora, al propiciar unas sustanciosas y divertidas fiestas en su honor, que darán comienzo el próximo jueves, día 28, con castillos y murallas para la chiquillería y los correspondientes pasacalles tradicionales. El viernes se iniciarán las comidas de hermandad, que suelen ser muy enjundiosas y que necesitan el desengrase correspondiente, como así se hará en la verbena popular, a cargo de la orquesta “D,Shalom”.  También habrá sesión de teatro en “El Volveeru”.

Un recorrido por la alquería de La Sauceda (Foto: JOSÉ LUIS SÁNCHEZ MARTÍN)

El 30, sábado, llegarán, a media mañana, los actos religiosos: la solemne misa, la procesión encabezada por el tamborilero de turno y otras rogativas y peticiones.  Cuando suenen las tripas, volverán a hermanarse todos los vecinos y forasteros en torno a los excelentes pinchos que servirán en “El Albergui”, acompañados por los sones de la charanga.  Para seguir bajando tripa, nueva verbene, amenizada por la misma orquesta del día anterior.  Se rematarán las fiestas el domingo, 1 de julio, cuando los asistentes vuelvan a coger el tenedor y se reúnan al olor de una bien aderezada paella popular, servida también en “El Albergui” y sin que falten los acordes charangueros.  ¡Y hasta el año que viene por estas fechas!

 

Una de las escasas vivienda que mantiene la característica y singular arquitectura jurdana en La Sauceda (Foto: JOSÉ LUIS SÁNCHEZ MARTÍN)
Antiguo horno (“jornu” en habla jurdana) en una vivienda de La Sauceda (Foto: JOSÉ LUIS S. MARTÍN)

Publicado el 26 de junio de 2018

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar

La casa rural El Pilar, de Acebo, estrena parque de mascotas

Hay algunas comodidades básicas que los turistas exigen a la hora de…

Las murgas de Badajoz dan el pistoletazo de salida al Carnaval 2017

En Badajoz ya es Carnaval con el concurso de Murgas que arranca…

Cuca Roseta sustituirá a Dulce Pontes el Martes Mayor 2015

Dulce Pontes no podrá cantar finalmente el Martes Mayor 2015 de Plasencia…

Aprende a hacer fotos nocturnas en Hervás

Los aficionados a la fotografía tienen una cita el sábado 9 de…