Date un paseo por las murallas de Extremadura (texto del audio)

Transcripción del audio “Date un paseo por las murallas de Extremadura”, dirigido a estudiantes de español.

Los avatares históricos han dejado huella en Extremadura desde que las primeras civilizaciones se asentaron en nuestro territorio. El discurrir de los tiempos se palpa en las murallas que formaban líneas de defensivas en torno a un castillo y en muchos casos protegían una ciudad.

Una de las murallas más famosas de los últimos meses está en Trujillo. Se ha lucido por todo el mundo gracias a la serie Juego de Tronos. La muralla de Trujillo tiene un origen musulmán del que se conserva el trazado original. Data del siglo XI aunque existió un recinto fortificado más antiguo. La mayor parte de la muralla conservada actualmente es herencia cristiana de los siglos XII al XV. El material constructivo es el granito con fábrica de mampostería y al pasear por el casco histórico de Trujillo podemos seguir el discurrir de la muralla de forma serpenteante con 22 torres y cuatro de las siete puertas que poseía originalmente.

La muralla de Badajoz es uno de los elementos que se integran en la fortificación militar y comparte protagonismo con torres, fosos, fuertes o puertas.

Las primeras fortificaciones son de origen almohade y las ordenó el fundador de la ciudad Ibn Marwan. Tras ser reconstruida en el reino de Taifa, se construyó la Alcazaba en 1169 y la muralla tuvo sucesivas ampliaciones. Para disfrutar de la alcazaba es tan sencillo como seguir el adarve de la muralla.

La fundación de Plasencia en el siglo XII requería una muralla defensiva y aquí está el origen de la fortificación. Los muros estaban reforzados por unos torreones de planta semicircular de los que se conservan 26 cubos. Para visitar la muralla de Plasencia basta con pasear por el centro de la ciudad y entrar y salir por las ocho puertas y postigos que aún se conservan.

En Mérida su fortaleza tiene forma de alcazaba y es la más antigua fortificación musulmana de la península del siglo IX. Sus muros son sillares de granito reaprovechados de obras romanas y visigodas. El origen de la muralla emeritense está en la época romana y se encargaba de la defensa del puente desde el interior de la ciudad.

El recinto amurallado de Cáceres fue levantado por los romanos y reconstruido posteriormente por visigodos, musulmanes y cristianos. Hoy en día se conserva gran parte de la muralla aunque es difícil ver algunos tramos ya que se encuentran integrados en edificaciones adosadas a ellas. Destaca la puerta del río, conocida como Arco del Cristo y se pueden observar varias torres a lo largo del trazado.

La muralla de Alcántara presenta una situación estratégica y en ella se distinguen dos fortificaciones: la alcazaba árabe y el recinto amurallado de época moderna. Tras la Reconquista, en el siglo XV, el recinto amurallado se amplió y dio origen a la segunda fortificación.

La muralla de Jerez de los Caballeros tiene su origen en la antigua alcazaba árabe que fue consolidada por los templarios. A lo largo de su perímetro se pueden encontrar torres semicirculares, muchas de ellas integradas en la actual disposición urbanística de la ciudad. La muralla disponía de seis puertas, aunque en la actualidad sólo se conservan dos.

En Galisteo merece la pena recorrer su muralla elaborada con cantos rodados del río Jerte. El origen de la construcción es almohade, a comienzos del siglo XIII. Sufrió reconstrucciones posteriores, pero se respetó el trazado primitivo y en algunos tramos conserva el remate almenado.

El recinto amurallado medieval de Olivenza fue levantado en el siglo XIV por el rey de Portugal Don Dinis, que restauró las murallas de la antigua fortaleza templaria. Su emblemática Torre del Homenaje de 37 metros de altura es la más alta de las torres de fortaleza en la frontera hispanoportuguesa.

En el norte de Cáceres merece la pena visitar la villa de Granadilla y pasear por lo alto de su muralla para así disfrutar de vistas inigualables del embalse de Gabriel y Galán. El pueblo que fue abandonado en los años 60 del siglo pasado por la construcción del pantano presume de una muralla de origen almohade y en buen estado de conservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.