Santibáñez el Bajo saborea el primer premio de Belenes

La Mancomunidad de Trasierra-Tierras de Granadilla, integrada por 15 municipios, se lanzó este año al ruedo y convocó un concurso de belenes realizados al aire libre y vertebrado con materiales reciclados.  Diferentes pueblos de la comarca se pusieron manos a la obra y recrearon auténticas estampas navideñas, que, en estas fechas tan entrañables, pueden ser visitadas por todo el que lo desee, ya que se encuentran a vista de todos, en espacios abiertos y circunvalados de bonitos entornos.

Cuidando de los “guarrapínuh” (Foto: María Jesús García)

Cuando ha habido que seleccionar a los ganadores, el jurado lo ha tenido algo difícil, pero, tras las oportunas deliberaciones, decidió otorgar el primer premio a la localidad de Santibáñez el Bajo, la que de “Bajo” no tiene nada, ya que se fundó originariamente sobre un cerro, donde se encuentra el barrio de “La Cuesta”, el más antiguo, flanqueado por los arroyos de “El Pizarrosu” y el de “La Juenti” o de “Lah Clavellínah” (otros también le dicen el de “Lah Juntaníllah”). -En segundo lugar ha quedado la localidad de Cerezo y en el tercero la de Cabezabellosa.

Isa haciendo las presentaciones (Foto: Carmen Azabal)

Isabel Gutiérrez Retortillo, la entrevistada (Foto: Angelita Gutiérrez)

Isabel Gutiérrez Retortillo, hija de Santibáñez y que ha trabajado a conciencia en la vertebración del belén y el árbol navideño erigidos en su pueblo, refiere que han sido muchas las personas que, desde el pasado octubre, han colaborado en esta actividad, con los ojos puestos en subirse al pódium más alto.   Alrededor de una docena de ellas no han faltado un solo día a la cita, reciclando botellas de plástico, sacos, tapones y otros materiales.

Este magno belén, con multitud de figuras de regular tamaño, se ha levantado en el recinto de la ermita del Cristo de la Paz.  Aparte del típico portal donde se representa el nacimiento del niño “Manolo” (así es conocido por estos pueblos el recién nacido, del que dicen que nació por obra y gracia del Espíritu Santo), también se pueden ver las figuras de los Reyes Magos, diversos pastores y animales variados.  Toda la recreación responde a la más genuina tradición belenística del mundo hispánico.

La estampa navideña al completo y al estilo santibañejo (Foto: Pedro Martín)

Árbol navideño de Santibáñez el Bajo

Aparte del nacimiento, se ha colocado en el centro de la plaza mayor de la población un gigantesco árbol de Navidad, que ya responde a otras tradiciones no tan hispánicas. Mide unos 12 metros y, al decir de Isa, está realizado con recortes de botellas de plástico y completamente adornado con multitud de flores confeccionadas también con el mismo material.  El Ayuntamiento de la localidad ha contribuido económicamente para que el proyecto llegara a buen puerto.

El árbol que nos vino de la Europa nórdica bajo la azabache capa de la noche (Foto: Carmen Azabal)

No solo han sido mujeres las que se han echado el kilo para que las cosas se hicieran a su tiempo y con armonioso ritmo, sino que también han participado varios hombres.  Isa nos comenta que para próximas ediciones es preciso que se involucren aún más ciertas instituciones locales y que se note mayor participación de los vecinos.

Hay que sembrar entusiasmo e ilusión, pues, como coinciden todos los participantes, es un orgullo para Santibáñez el Bajo el haber conseguido el primer premio, al igual que se pueden conseguir otros galardones en otros concursos y certámenes si la solidaridad y el apoyo mutuo de los convecinos van de la mano del buen hacer y del virtuoso afán de superación para alcanzar otras metas y objetivos.  Del mismo modo, loable y plausible tarea sería el rescatar del olvido antiguas tradiciones navideñas del lugar, que duermen bajo las cenizas y es preciso reavivar sus rescoldos antes que acaben apagándose por consunción.

El árbol de los 12 metros bajo ese sol que ya nos tiene hartos de tanto calentar a destiempo (Foto: José Luis Casas)

Vaya también nuestra mayor enhorabuena para ese coro formado en torno a la asociación de mujeres “Las Candelas”, de Santibáñez el Bajo, que ha participado en el Certamen de Villancicos de la Mancomunidad de Trasierra-Tierras de Granadilla.  Sus ecoicas y bien moduladas voces han arrancado numerosos aplausos y la admiración del público asistente.

Componentes del coro santibañejo que ha participado en el Certamen de Villancicos organizado por la Mancomunidad de Tierras de Granadilla” (Foto: María Jesús García

Foto de cabecera: el Nacimiento en el recinto de la ermita del Cristo de la Paz (Foto: Carmen Azabal)

Publicado el 23 de diciembre de 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.