Casares de Las Hurdes rinde pleitesía el día 14 a su Cristo Bendito

Describía por los años treinta del siglo XVIII el Lizenciado Ortiz Jarero de la siguiente manera al concejo de Los Casares de Las Hurdes (en habla dialectal, “Luh Casárih de Lah Júrdih”): “Entre oriente y norte de Nuñomoral, a distanzia de dos leguas de camino mui malo y peligroso, que se lleva río arriba, está la parrochial y concejo de los Casares, compuesta por diez alquerías, que todas están zercanas unas a otras, distantes las que más cosa de media legua con poca diferencia, situadas unas y otras a la falda y ladera de una sierra muy encumbrada, en diferentes zerros y quebradas que haze dicha sierra, quedando en sitios mui pendientes las más de dichas alquerías, y los arroios que hai entre ellas se cruzan por pontonzillos de pizarras, que los puede cruzar la gente de a pie, pero para que le que fuere en cavallerías, son muy peligrosos”.

Hermoso, singular y pizarroso campanario de la iglesia de Casares

Procesión del Cristo Bendito (Foto: “Las Heras”)

En aquellos años de 1734, solo quedaban dos vecinos en la alquería de El Cardadal; cuatro en El Castañar; otros cuatro en Casajurdi y cinco en Arropascual.  Todas estas aldeas, junto con La Huetre y Casarrubia, formaban lo que denominaban “Júrdih Chícah”.  Solo estas dos últimas aparecen actualmente habitadas.

De las otras, solo algunas paredes que hoy cierran pequeños huertecillos denotan que allí hubo en tiempos población.  Concejo este de Casares que lo integran, además, las alquerías de Las Heras, El Carabusino y El Robledo, y cuyo pasado histórico se remonta a épocas prehistóricas, como lo demuestran las estaciones rupestres de “El Regatu del Valli de lah Morálih”, “La Sepoltura de la Mora”, “La Paliciá” y “La Peña Rayá”.  Después llegaron romanos, posiblemente en busca de oro, como lo demuestran esas excavaciones llamadas corrientemente como “cueva del moro” (o de la mora).  Huellas de estas gentes las hay por los parajes de “El Gavilán” y “El Rizosu”.

Ofertorio el Día del Cristo (Foto: M. M. M.)

La fiesta

Misa solemne en una edición pasada, oficiada por el ex-clérigo Santiago Jiménez Barroso (Foto: F.B.G.)

Seguro que, en aquellos años del XVIII, ya conmemorarían los vecinos de tal concejo a su Cristo Bendito, si nos atenemos a la implantación y expansión de las imágenes del Cristo a lo largo del siglo XVII, aunque, ciertamente, la fiesta de la Exaltación de la Cruz es mucho más antigua.  Algunos documentos antiguos, anteriores al XVII, señalan la existencia de una ermita en Casares, donde se guardaban las tallas de San Antonio y del Cristo Bendito. Hoy en día, los festejos continúan con cierta pujanza, regresando muchos devotos a los que les arrancaron de sus cunas pizarrosas el oleaje de la emigración.   Mañana, viernes, día 8 de septiembre, se da el pistoletazo de salida a las fiestas, con diferentes juegos y actividades dirigidas a los más pequeños, mientras que la charanga “Al Rojo” dejará oír sus compases musicales por calles y plazuelas.   Al atardecer, teatro a cargo de la compañía “DeLaburla”, con la obra “Acabare”.  A continuación, actuación del acordeonista Raúl Díaz de Dios.  Entrada la noche,  disco-móvil “Dj David”. Al día siguiente, sábado, apenas nacer el día, un nutrido grupo de vecinos recorrerá las calles del lugar entonando las preciosas estrofas de “La Arborá”, con acompañamiento del tamborilero de turno.  A media mañana, misa y procesión.  Al finalizar, las mujeres de la asociación “El Canchal” homenajearán al Cristo Bendito con toda una gavilla de bailes tradicionales.  A la hora del yantar, paella para todos los asistentes.  Por la tarde, continuarán las actividades, talleres y campeonatos varios.  A las 19,00 horas, magia por “Magorila”, y a las 20,00 horas, canciones populares a cargo de la citada asociación de mujeres.  Por la noche, verbena bajo los acordes de la orquesta “Pulsaciones”.

Tamborilero de Casares, con danzarines y castañueleros del concejo (Foto: F.B.G.)

En lo que atañe al domingo, día 10, aparte de los actos religiosos, el Ayuntamiento ofrecerá una parrillada al mediodía.  A eso de las 16,30 horas, certamen de tamborileros y, finalmente, cerrará las fiestas la disco-móvil “Dj David”.   En suma, alegres y divertidas fiestas en el que algunos llaman “El Balcón de Extremadura”, debido al mirador natural donde se halla enclavada la localidad.  Los vecinos del concejo, gente abierta, dicharachera y hospitalaria, abren sus puertas de par en par en estos días, haciendo una llamada a todos los jurdanos y a quienes deseen divertirse a lo grande, de modo especial a los habitantes de esos pueblos salmantinos limítrofes con el concejo y con los que siempre mantuvo buenas relaciones.-  No hay que olvidar que Casares de Las Hurdes hace frontera con la provincia de Salamanca.  ¡Felices fiestas, pues, a todos los casareños y a todos los vecinos de sus alquerías!

Mujeres de la asociación casareña de “El Canchal” (Foto: “Milésima”)

Programa de Fiestas del Cristo en Casares de Las Hurdes

Publicado el 7 de septiembre de 2017

2 thoughts on “Casares de Las Hurdes rinde pleitesía el día 14 a su Cristo Bendito”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.