Monasterio de Guadalupe Unesco

Ruta por el patrimonio UNESCO de Extremadura

Destinos patrimoniales y de naturaleza lucen el sello UNESCO en Extremadura. Un distintivo concedido a joyas como las impresionantes construcciones del Imperio Romano en la región, pero también a enclaves medioambientales excepcionales. Unos y otros son un regalo para el deleite de autóctonos y visitantes, por lo que proponemos una ruta por el patrimonio UNESCO en Extremadura.

Cáceres Conjunto Histórico Patrimonio de la Humanidad

Cáceres y Mérida son los dos únicos municipios de Extremadura que pertenecen al Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad. La ciudad medieval de Cáceres es uno de los conjuntos monumentales más importantes del mundo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Su casco histórico despliega una treintena de edificio declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en el trazado casi laberíntico de sus calles medievales. Las grandes edificaciones de Cáceres, sus monumentales casas y palacios se construyeron gracias especialmente a los bienes generados con la conquista de América, pero su grandeza arquitectónica muestra también la importancia de la cutura almohade, en sus murallas del Siglo XIII y el aljube hispano árabe que además está ubicado en un lugar emblemático de la ciudad, el Palacio de las Veletas que alberga el Museo Arqueológico de Cáceres.

Un casco histórico que impresiona por sus múltiples palacios renacentistas, la concatedral de Santa María, sus dos barrios judíos e iglesias y conventos tan bien conservados que han atraído entre otras producciones los rodajes de series como “Juego de tronos” y “La catedral del mar”. El Arco del Cristo (de origen romano), la Torre de Bujaco (la más simbólica) y la popular Plaza de San Jorge también subrayan la belleza de Cáceres.

Romanos, árabes, judíos y cristianos vivieron en la ciudad, y fruto de ese crisol de culturas surge la riqueza patrimonial de Cáceres, desde la primigenia Norba Caesarina. Toda esa historia reside en el Palacio de Mayoralgo, donde desde el verano de 2017 se puede visitar el yacimiento hallado en 2001, que certifica el origen romano del municipio y permite observar las capas arqueológicas de las diferentes etapas históricas, que transcurren a lo largo de 2000 años.

Mérida Conjunto Histórico Arqueológico

La capital de Extremadura está salpicada de historia por todos sus rincones, desde que el emperador Octavio Augusto la fundara como retiro de los veteranos soldados que lucharon en las legiones romanas. Mérida es un tesoro romano al descubierto. Y por eso es la única ciudad de España que ostenta la denominación de Conjunto Histórico Arqueológico, además de ser Patrimonio de la Humanidad desde 1993.

El Teatro Romano de Mérida es uno de los monumentos extremeños con mayor proyección internacional, sobre todo gracias a su Festival Internacional de Teatro Clásico, cuya promoción salta nuestras fronteras y atrae a miles de visitantes cada verano.

Mérida Unesco

Durante los últimos 63 años, el teatro sigue dejando boquiabiertos a quienes se adentran en este espacio de piedras ancestrales, que alberga un escenario construido entre los años 15 y 16 a.C. Solo el hecho de pensar que hace más de 2000 años ya había espectadores que disfrutaban de obras de teatro que en la actualidad se siguen representado provoca una sensación de vértigo histórico inigualable.

De Emérita Augusta también hay que destacar el anfiteatro, la Casa del Mitreo (descubierta en 1960 y con su célebre mosaico cosmogónico), el arco de Trajano, el Acueducto de los Milagros y el Templo de Diana. Este último, sometido a un proceso de reconstrucción arqueológica en 2016, que permite visitar el renacentista Palacio de los Corbos, que se construyó adosándolo a las columnas del Templo de Diana. Hasta hace unos meses, el palacio no era accesible al público por su estado ruinoso.

Junto con Mérida, las Termas Romanas de Alange, declaradas también Patrimonio de la Humanidad, destacan  por la convivencia de termas romanas, restos de edificaciones árabes y cristaleras del siglo XIX que lo convierten en un lugar único, a poco más de 20 kilómetros de la antigua Emérita Augusta.

Monfragüe Reserva de la Biosfera y Parque Nacional

Monfragüe es uno de los paisajes imprescindibles de Extremadura, que ocupa casi 1950 km2 de superficie de la comarca Riberos del Tajo en el norte de la región. Un mosaico de naturaleza que regala estampas espectaculares como el Salto del Gitano: un lugar que regala vistas espectaculares en cualquier época del año. En el reino de los buitres negros, a orillas del Tajo, se pueden contemplar las puestas de sol más singulares.

El Parque Nacional de Monfragüe (patrimonio UNESCO desde 2003) es un enclave cuya popularidad ha crecido internacionalmente por ser un paraíso para la observación de aves. Ornitólogos de todo el mundo se dan cita para recorrer los diversos puntos de observación que tiene el parque. Su Feria Internacional de la Ornitología (FIO) que crece cada año, así lo atestigua.

También destaca por el astroturismo. Desde 2014, Monfragüe cuenta con un nuevo observatorio astronómico (con una cúpula giratoria de más de 4 metros de diámetro y 3,5 de altura, desde donde se pueden realizar las observaciones con telescopio.

Disfrutar del Universo contemplando las estrellas bajo el cielo único que ofrece Monfragüe es una experiencia enriquecedora. No en vano, el parque fue distinguido en 2016 como Destino Turístico Starlight de Extremadura, que certifica la calidad de su cielo sin contaminación lumínica.

La berrea del ciervo es otra de las propuestas que ofrece esta reserva de la biosfera, donde presenciar el espectacular bramido de los ciervos, como preludio de la otoñada extremeña, entre septiembre y octubre.

Monasterio Real de Santa María de Guadalupe

Antes de desembocar en uno de los pueblos más bonitos de Extremadura, merece la pena contemplar su imponente monasterio desde el cerro de las Altamiras, a unos cuatro kilómetros de Guadalupe. Allí se ubica la ermita del Humilladero: un excelente mirador de la zona de los Ibores. Desde este espacio del siglo XV el peregrino avistaba por primera vez el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe (Patrimonio de la Humanidad desde 1993). Aquí se encuentra la Virgen de Guadalupe, patrona de Extremadura y de la Hispanidad, epicentro de la devoción que atrae a miles de peregrinos de todo el mundo.

Un crisol de estilos conforma este bello monasterio: gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico; una simbiosis espectacular en medio de un entorno natural único.

Su pintoresca fachada mudéjar llama la atención del visitante que atraviesa su Plaza Mayor para adentrarse en un edificio rodeado de historia. Aquí, Colón se encomendó a la Virgen, Patrona de Extremadura y Reina de la Hispanidad. Y el mismo Colón bautizó a dos indígenas del Nuevo Mundo en la histórica fuente de piedra que sigue en pie en la citada plaza.

Del Real Monasterio hay que resaltar el retablo del altar mayor, el sagrario (originalmente, un escritorio de Felipe II del siglo XVI), la sillería del coro (siglo XVIII) y la sacristía. Además, en la capilla de San Jerónimo está una de las obras clave del trabajo de Zurbarán: “La Apoteosis de San Jerónimo”.

El monasterio guadalupense es además Monumento Nacional, y se encuentra al lado de nuestra próxima parada.

Geoparque Mundial Villuercas-Ibores-Jara

geoparque villuercas unesco

Desde 2015, Extremadura cuenta con una nueva denominación UNESCO, ya que el Geoparque Villuercas Ibores Jara consiguió revalidación de este reconocimiento en noviembre de ese año. Previamente, en septiembre de 2011, había entrado a formar parte de la exclusiva red mundial de Geoparques y obtenido así el reconocimiento de esta figura a nivel internacional.

Aquí el ecoturismo se hace arte, con una gran diversidad de rutas que ofrecen vistas sin parangón: como el sendero que conduce al vértice geodésico de Berzocana, a más de 1000 metros de altura.

El geoturismo es el gran reclamo del Geoparque y desde la Administración se trabaja en ya en la puesta a punto de dos itinerarios geológicos nuevos: entre Berzocana y Navezuela y el que transcurre entre Castañar de Ibor y Navatrasierra. Iniciativas que se suman a los 43 geositios con los que cuenta el Geoparque Mundial Villuercas-Ibores-Jara y a sus centros de interpretación.

El Geoparque Villuercas Ibores Jara conserva un patrimonio geológico excepcional, que se refleja en un impresionante paisaje modelado, donde rocas, pinturas rupestres y fósiles, cuentan al visitante la historia de la Tierra y la interacción entre el hombre y la naturaleza.

Parque Natural Tajo Internacional Reserva de la Biosfera Transfronteriza 

El último de los títulos conseguidos en tierras extremeñas es un título conjunto. En 2016, el Parque Natural del Tajo Internacional fue designado Reserva de la Biosfera. Un reconocimiento que incide en el carácter transfronterizo de Extremadura, ya que es compartido por España y Portugal (el Parque Tajo-Tejo ocupa ambos territorios).

Este reconocimiento ha supuesto la consolidación del parque como destino turístico, que tiene uno de los atractivos más destacados de toda la región; un centro de interpretación flotante denominado ‘Balcón del Tajo’. Una embarcación que no se limita a ofrecer un paseo fluvial, sino que invita a descubrir la curiosa fauna y flora que reside en este paraje natural, haciendo visitas desde Cedillo a Herrera de Alcántara y Santiago de Alcántara.

Tajo Internacional Unesco

Desde el águila imperial y el buitre negro, hasta el lirio portugués y el lirio lusitano, auténtico emblema botánico del Tajo Internacional, ya que las mejores poblaciones de este endemismo luso-extremadurense se encuentran aquí.

Ammaia, la ciudad romana del Tajo Internacional; el castillo de Marvão, una pequeña aldea de cuento; el barrio judío-gótico de Valencia de Alcántara, y su sinagoga del siglo XV; la piscina natural de Portagem; una ruta por los dólmenes de Valencia de Alcántara o una escapada fluvial a Castelo Branco son solo algunos de los alicientes que ofrece el parque. Además, la zona del parque combina lo mejor de la gastronomía de dos países: desde las carnes y pucheros españoles, hasta los pescados y postres lusos.

En territorio extremeño las rutas por el parque nos llevan a sitios tan distintos como el Mirador de las Viñas, la Ruta a la Fuente de la Geregosa que enlaza con la Zona de Interés Regional Sierra de San Pedro, la cueva del Buraco y su yacimiento de arte rupestre. Así como a los conjuntos históricos de Brozas y Alcántara donde no podemos dejar de visitar su magnífico puente romano sobre el Tajo.

Fotografías Andy Solé, Eduardo Villanueva y planVE

A path thorugh UNESCO heritage sites of Extremadura

走览联合国教科文组织(UNESCO)评定为世界遗产: 西班牙 艾克斯崔瑞马度拉(Extremadura)路线

Publicado en agosto de 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.