Planes para completar una escapada al Festival de Teatro de Mérida

Mérida es un museo al aire libre, muy vivo, como cada verano demuestra el Festival Internacional de Teatro Clásico, que alcanza su 63 edición en 2017. Asistir a las representaciones es en sí mismo todo un aliciente, pero para sacar el mayor partido a una escapada al festival emeritense, lo ideal es completarlas practicando   gastroturismo y enoturismo,  paseando por su legado romano, árabe y cristiano o sumergiéndose en las históricas aguas de Proserpina.

Son algunas propuestas para disfrutar de uno de los destinos imprescindibles de Extremadura en cualquier momento del año, que en verano suma el atractivo del Festival Internacional de Teatro Clásico, excusa perfecta para planificar una escapada a tierras extremeñas.

Darse un baño de historia en Proserpina

Merece la pena este baño de cultura en una Mérida viva, que también brinda a los visitantes opciones como aliviar el calor en la playa de Proserpina, a solo cinco kilómetros de la ciudad, en un embalse del siglo I antes de Cristo, incluido en el conjunto arqueológico de Mérida. Es una de las 53 zonas de baño de Extremadura, que se reparten por sus 1.500 kilómetros de costa interior.

Practicar gastroturismo  y enoturismo

Mérida cuida la mesa a la que se sientan los viajeros para reponer fuerzas. De hecho, tuvo el honor de ser la Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica en 2016, en una Extremadura, donde comer en un placer que alimenta.

A pocos kilómetros de la ciudad, la dehesa es el gran escenario en el que se alimenta de bellotas el cerdo ibérico, en destinos famosos por su buen jamón como el cacereño Montánchez, a 45 kilómetros por la A-66. Una escapada recomendada desde Mérida, para comer buen jamón, disfrutar las vistas desde su castillo y descubrir su cementerio, considerado uno de los más bonitos de Extremadura.

vinos de extremadura

A una distancia similar de Mérida se encuentra la comarca de La Serena, en la que hacer una de las Rutas del Queso de Extremadura, para deleitarse con la Torta de La Serena, de oveja merina, cuajada con flor de cardo.

A tan solo 30 kilómetros se puede practicar enoturismo, en la zona de producción de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana, vino bandera de Extremadura. Un caldo con el que entregarse a la experiencia de tapear en Extremadura, donde los pinchos son gratis con la consumición.

Pasear por Mérida romana, árabe y cristiana

Recorrer en Mérida la huella de Roma en Extremadura, es indispensable para conocer a fondo la riqueza histórica de la capital, que es Conjunto Arqueológico Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Su Museo Nacional de Arte Romano, considerado entre los principales del mundo en su especialidad, es uno de los lugares en el que perderse.

museo-romano-mérida

Más allá de ese legado romano que la convierte en referencia mundial, Mérida es resumen de culturas, con como su Alcazaba árabe que es la más antigua de esta época en el mapa peninsular  o la basílica de Santa Eulalia, primer templo cristiano de la península ibérica.

Las otras sedes del Festival de Teatro Clásico de Mérida

La programación del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida se extiende más allá de la capital extremeña, hasta los yacimientos romanos de Medellín y Regina en Casas de Reina, destinos en los que se conserva el pasado romano de la región y en los que es posible disfrutar el Festival de Teatro Clásico de Mérida, que no para de crecer y en su 63 edición estrena Cáparra como sede del Festival de Mérida 2017.

Publicado en junio de 2017

Plans to complement an escapade to Merida’s Theater Festival

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.