Cervantes revive en Alcántara

Con el verano, además de la playa, el calor y las vacaciones, llegan los festivales de teatro al aire libre. Las más bellas edificaciones acogen versiones contemporáneas de los grandes clásicos de la dramaturgia. Mérida, Almagro, Castillo de Niebla, Olite, Peñíscola, Olmedo y, por supuesto, Alcántara, son algunos de los certámenes que pueblan la geografía española de textos de alcance universal procedentes tanto del ámbito nacional como del internacional. En su trigésimo tercera edición, dirigida por Montaña Granados y con Miguel de Cervantes como hilo conductor de la programación, el Festival de Teatro Clásico de Alcántara ofrece en esta ocasión una oferta variada, que comienza con la versión de “Hamlet” de la compañía de Teatro Clásico de Sevilla, dirigida por Alfonso Zurro, y que recibió el Max al Diseño Escénico en la pasada edición de estos famosos galardones de las artes escénicas. Serán los encargados de dar el pistoletazo de salida el 2 de agosto al certamen, que comenzó su andadura en 1984, y que desde entonces lleva celebrándose los primeros días del mes de agosto  concentrando, en cada edición, más público y mayor reconocimiento como cita cultural inexcusable del panorama extremeño. Así, su importancia ha ido creciendo con los años, y, además del Conventual de San Benito, escenario principal del Festival, las actividades paralelas inundan la localidad: pasacalles, visitas y exposiciones entre otras actividades hacen de esta cita anual no solo un referente para los amantes del teatro, sino para el público en general que quiera acercarse a este municipio cacereño.

El 3 de agosto le toca el turno a El Brujo y sus Misterios del Quijote, que supone uno de los atractivos principales del cartel. La obra surge de un profundo análisis de la novela de Cervantes, en la que habla de la autoría, de la relación de Don Quijote con las mujeres, de la misericordia, de los molinos de viento… El actor cordobés continúa en una forma excelente, que parece confirmar las sospechas de aquellos que aseguran que ha hecho un pacto con Mefistófeles a la altura del mito de François Blanc y su ruleta. Al día siguiente, el 4 de agosto, llega a Alcántara otro de los grandes clásicos de nuestra dramaturgia, el “Don Juan Tenorio”, de José Zorrilla, que sube a las tablas de Alcántara de la mano de De Amarillo Producciones con dirección de Pedro A. Penco y versión de Miguel Murillo. El 5 de agosto es el turno de Calderón de la Barca, que a partir de un mito de la obra culmen de Ovidio, nos deja “Eco y Narciso”, uno de sus dramas más sugestivos, en esta ocasión, bajo la dirección de David Martínez.

Uno de los grandes títulos del Siglo de Oro español, “Fuenteovejuna”, de Lope de Vega, y dirigida por Pepa Gamboa, ocupa el cartel el 6 de agosto, mientras que el 7 lo hace “El hermano de Sancho” una fantasía teatral que, además, ofrece un divertimento de carácter pedagógico. Se trata de una comedia que combina situaciones y personajes de dos de los grandes dramaturgos del siglo XVI, Shakespeare y Cervantes, con las delirantes propuestas de la compañía Laurentzi. Cierra el cartel el 8 de agosto “Cervantina”, una aproximación al universo del manco de Lepanto de la peculiar compañía Ron Lalá, que se hizo merecedora del premio MAX de las Artes Escénicas al mejor espectáculo musical de 2017. Para todas las obras, que se representarán a las 23:00 horas, pueden adquirirse las entradas por 8 euros en grada y 12 en butaca. Además de en escenario teatral, Alcántara se convertirá en un hervidero medieval: bufones, caballeros y mendigos llenan unas calles ocupadas por el tradicional mercado medieval. No hay excusa para no disfrutar de las noches cacereñas en Alcántara.

Publicado el 25 de julio de 2017

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.