Bitacora verata

Estamos de publicaciones

A pesar de los calores o con los calores, como las plantaciones de esta temporada de estío, el esfuerzo y el sudor redunda en la producción. En este sentido acabamos de presentar en la sede de la Fundación Europea de Yuste otro de mis engendros históricos referidos al Emperador: “El primer amor del joven Carlos V, su abuelastra Germana de Foix”, que incluye una veintena de fotos a color de los principales protagonistas de la novela.

Aparte de los amores de los protagonistas he hecho hincapié en la imagen de Germana exhibida por los medios como una mujer hierática, cuando las crónicas dicen de ella que era una mujer “alegre, jovial y lúdica”, amiga de fiestas y de la buena mesa, del “bon vivere”, que abarcaba las licencias amorosas con relación al joven Carlos V, y que dieron como resultado una hija a la que llamaron Infanta Isabel de Castilla, en honor de su abuela sabel la Católica. Al mismo tiempo de descubrir la figura real de Germana de Foix la narración e investigación de los hechos nos llevan a sumergirnos en aquel mundo glamuroso en el que se desarrollan los turbulentos amores del joven Carlos.

La presentación corrió a cargo de mi paisano y amigo Ángel Cepeda Hernández, doctor en Antropología por la Universidad de Extremadura, y profesor en Cáceres.

No es mi intención hacer escaparate de cuanto allí se dijo sino, a modo de conclusión, aportar un grano de arena más al bagaje cultural de nuestra tierra, referido al personaje de Carlos V, que este año cumple el V Aniversario de la llegada del monarca a sus reinos hispanos (1517), siguiendo la línea de su cronista Laurent Vital.

Igualmente agonizando este mismo mes, exactamente el 29 de julio, presentamos en el inicio de las fiestas patronales de Collado de la Vera, otro de mis libros, en esta ocasión dentro del marco de la tradición etnográfica: “Tradiciones, ritos y leyendas de la Vera”, que patrocina el Ayuntamiento, en su X Semana Cultural, de la mano de su alcaldesa Montserrat Castillo Fernández, por su sensibilidad cultural al patrocinar este volumen así como otras muchas actividades socio culturales y de ocio en la población.

El volumen con cerca de 400 páginas, como su mismo título preconiza, contiene los secretos y relatos sorprendentes de la comarca. La Vera, aparte de su belleza natural, ofrece al viajero, turista o visitante todo un conjunto patrimonial desconocido y en cierta forma mágico: personajes cautivadores, conventos y monasterios en ruinas, ermitas y oratorios abandonados, castillos y palacios desmochados, casonas encantadas y olvidadas, bosques misteriosos, valles embrujados… en medio de la abundancia del agua, cargada de embrujo, encantamientos y romances que el hombre de esta tierra ha sabido conservar y conforma sus tradiciones, ritos y leyendas. Un mundo de sensaciones y sentimientos inéditos, que nos brinda una tierra cargada de sorpresas.

Este caudal mágico de naturaleza, historia y arquitectura se enriquece con la presencia del hombre, que porta en su interior su bagaje de tradiciones, algunas populares y otras descubiertas en el curso de una investigación concienzuda. Es por tanto esta simbiosis de naturaleza y paisaje, de imaginación y creatividad, de secretos y vivencias, en sus manifestaciones (monumentales, religiosas, sociales, o culturales) la que nos ofrece el copioso abanico de ritos y tradiciones, de hábitos y de costumbres, de historias y de leyendas.

A todo esto se unen mis amigas directoras y redactoras de Plan Ve, que en estos momentos se encuentran en pleno proceso de producción de una nueva revista realizada en Plasencia y a la que auguramos los mejores éxitos.

En fin, que vean, amigos de este norte extremeño, que estamos en marcha, y eso, a pesar de los calores. Buen verano.

Publicado el 20 de julio de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *