Brindis por la vida

Quedamos un viernes cualquiera. Podía haber sido otro día de la semana, pero es un día especial, antesala de un sábado y un domingo que se esperan con ganas. Tres mujeres, tres copas, tres estilos, tres vidas, distintas generaciones y un solo propósito: compartir minutos en torno a una copa de vino.

El sol de primavera ponía luz al momento, pero si hubiera lluvia tras los cristales, a la cita le habríamos sacado el mismo jugo. Porque el vino, néctar universal, llena las copas de mujeres y hombres que las alzan para brindar por la vida.

Y eso hicimos, brindar, con una botella llena de flores, alegre y chispeante como el vino que vestía. Irresistible por naturaleza, como la primavera en Extremadura. Cargada de energía, como las miles de madres que en la estación  de las miles de flores tienen su propio día.

Un envase pensado para despertar sensaciones, creado con el mismo detalle y mimo con el que los expertos escogen y mezclan las uvas, para que luego nos deleiten el paladar.

La conversación fue surgiendo espontánea entre sorbo y sorbo. Hablamos de lo bonito de la primavera, de los planes del fin de semana, de los padres, de los hijos y de los nietos, de cómo está el mundo. De la vida, a fin de cuentas, que con una copa de vino entre las manos se saborea mucho mejor.

Publicado en mayo de 2017

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

“No somos flores”, La Noche Abierta en La Puerta de Tannhäuser

No somos flores, pero sí seremos muchos los que salgamos por las…

Galisteo, capital nacional del encaje de bolillos en abril

Galisteo se convierte en capital nacional del encaje de bolillos el sábado 29…

Recorre los tres reinos mágicos de Jarandilla en Navidad

Jarandilla recrea tres reinos mágicos en Navidad, con luces y decoración de Alfonso Pizarro,…

Zona Centro coloca huchas para ayudar a Valeria

Los establecimientos de la Zona Centro de Plasencia se suman a la…