Impresiones de un foráneo

Hedonismo en Plasencia

Me dicen y cuentan con alegría que la hostelería de esta ciudad ha superado, no si esfuerzo, un sobrado éxito por atender a todos sus visitantes complaciéndolos con otra Semana Santa que aquí se celebró y que fue centro de atención de toda Extremadura. Cada año vienen a esta ciudad más visitantes que hace tres años, casi el tiempo que este foráneo lleva aquí. Uno no dispone de cifras y porcentajes pero no hacen falta. He visto Plasencia colmada de gentes con interés y fervor por conocer, sentir y saborear esta ciudad. Los buenos y santos días ya terminaron a satisfacción de todos, es decir, a voluntad de Cofradías, procesiones del público atento y fervoroso ante los pasos con tallas de reclinatorio, y cómo no del gremio hostelero. Luego, se aminora aquello que nos hizo algo mejores por sentirnos antes más pecadores. Luce el sol y con las perrinas (euracos ahora) que quedan nos vamos de tiendas que tientan los bolsillos con géneros primaverales. Y es que llegó el tiempo de desvestir el cuerpo para mostrarlo más generoso y colorido al encuentro de la frescura bien entendida. En esta primavera desigual que a veces ventea la ciudad, el personal pasea las calles mediada la tarde, y lo hace en esa hora que la ciudad estrecha más sus calles para sumirlas en una penumbra que guarda siglos de historia en sus sombras. Se encienden los luminosos de la tiendas de ropa y complementos que se alinean en la calle Sol, en Zapatería, en la de Trujillo, en Talavera y algo más en la calle del Rey. Parece que ya es época y fecha de cambiar y renovar el look personal. A Plasencia le sobran actos, sitios y situaciones para ejercitar la piedad al mismo tiempo que la cultura, y entremedias satisfacer el propio hedonismo. Que todo place, que a todos nos gusta mucho.

Publicado el 24 de abril de 2017

Texto ©Alfonso Trulls para su columna Impresiones de un Foráneo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.